scorecardresearch

Turismo de belenes

Cristina Sancho
-

Cuéllar se prepara para el Congreso Nacional de Belenistas de 2022 con una ruta de belenes que se ampliará el próximo año

Una de las escenas del belén la Capilla de la Magdalena. - Foto: C. S.

Son muchas las formas que existen de poner un belén y muchas las de hacerle. Pasado ya el puente de la Constitución y la Inmaculada muchas son las casas que han cumplido esta tradición y fieles a la cita desde hace nueve años, la Asociación Cultural de Belenistas de Cuéllar ha hecho lo propio creando una ruta más amplia que en años anteriores gracias a la colaboración del Ayuntamiento. Recientemente quedaban inaugurados el belén monumental que se ubica en la iglesia de San Miguel y la nueva creación de la Capilla de la Magdalena, pero a estos se sumarán otros muchos durante los próximos días, para atracción de vecinos y visitantes. La intención del colectivo es hacer de Cuéllar la villa del belén ya que, del 14 al 16 de octubre de 2022, la localidad acogerá el 60 Congreso Nacional de Belenistas que coincide además con el décimo aniversario de la Asociación.

La preparación de los belenes en esta edición ha resultado más complicado que el pasado año ya que no son muchos los socios que se pueden reunir para construir las creaciones y a esto ha habido que sumar bajas de última hora. No obstante con mucho esfuerzo han creado todas las escenografías del belén monumental que ya se puede ver en la capilla de Ayala de la iglesia de San Miguel. Allí han creado un belén hebreo, con grandes montañas y en su entorno un poblado que representa el Jerusalén de la época con sus construcciones. En primer plano se encuentra un zoco árabe y no faltan por su puesto las principales escenas como la Natividad, los pastores o la adoración de Sus Majestades y detalles que hacen las escenas más reales como la intención de dialogar entre las figuras, el agua o el humo de un caldero. Todo ello compuesto con la colección de figuras de los hermanos Cerrada de un gran realismo.

Al salir de la iglesia de San Miguel, en la propia Plaza Mayor, se puede contemplar el belén municipal con figuras de unos 80 centímetros de alto. Justo al lado del templo, bajo un cartel luminoso que dice 'Belén' se encuentra la amplia colección del miembro de la asociación, Jesús García. En ese local se pueden descubrir dioramas de distintos tipos que se ven desde el escaparate, pero en el interior, los más mayores volverán a sus años jóvenes con los belenes denominados de 'cacharrería'. «Merece la pena entrar a verlos porque hay una cantidad importante de belenes de cacharrería que ponían nuestros abuelos y bisabuelos antiguamente. Encontramos al niño Jesús en su cunita de huevo frito que llamaba así porque detrás había una estrella o sol. También tiene piezas muy interesantes de Ángela Tripi o de Enrique Villagrasa" detalla la presidenta de la Asociación, Sonia Martín.

El Misterio en la Capilla de Ayala de la iglesia de San Miguel.El Misterio en la Capilla de Ayala de la iglesia de San Miguel. - Foto: C. S.

En sentido ascendente callejeando por Cuéllar, nos trasladamos hasta la capilla de la Magdalena. Allí la Asociación ha batido su propio record montando un belén en poco más de 24 horas. Se trata de un gran montaje en el que han aprovechado construcciones de años anteriores y donde llama especialmente la atención ante el altar, la muralla de Jerusalén. En la construcción también se encuentran otras escenas como el misterio, la anunciación a los pastores y el ángel, los reyes magos, buscando posada, la anunciación a María y como escena principal la Natividad rodeada de ángeles. La mayoría de las piezas que componen esta representación son de la escultora Montserrat Ribes. «En el mundo del belén hemos aprendido a mostrar que el belén tiene vida, que las figuras de miran, hablan y si cierras los ojos cobran vida», comenta Martín. La intención del colectivo es que este montaje permanezca durante todo el año en la Capilla de la Magdalena porque aunque van a retirar las piezas, seguirán trabajando sobre él para conseguir que sea uno de los principales atractivos del Congreso.

La ruta de belenes continúa en la cercana iglesia de San Esteban recuperando las iglesias que la Asociación realizó en 2017 para montar un belén cuellarano con motivo de las Edades del Hombre. Allí además se podrá contemplar una colección de belenes del mundo. Si el visitante se dirige hacia el castillo o llega a él la carta de presentación de Cuéllar estas fechas también será un belén en esta ocasión un diorama que representa la anunciación.
El recorrido por los belenes de la villa continúa hasta la sala de Tenerías donde gracias a la donación del municipio de Marugán se puede contemplar un belén pintado y realizado a base de calabazas. Para terminar el recorrido en la fachada de la iglesia de Santo Tomé, no faltará en una pequeña hornacina, un belén napolitano.

A todos estos belenes se suman otros que se pueden encontrar en distintos rincones, creaciones de cuellaranos como el que existe en una fachada de la propia Plaza Mayor, donde un vecino aficionado a la carpintería, Juan José Ferreiro, ha realizado un belén con casas de Cuéllar donde también se muestran algunas fuentes o el propio castillo.

Nacimiento en la Capilla de la Magdalena. Nacimiento en la Capilla de la Magdalena. - Foto: C. S.

Con la Navidad ya inaugurada gracias a los belenes, desde la Asociación ya llevan tiempo pesando en lo que será su gran año: 2022, bajo el lema 'Nació en un mar de pinares'. «En verano empezado a hacer el belén del Congreso con la primera escenografía para uno de los montajes. Cada vez rizamos más el rizo, queremos mejorar, sabemos hacer más cosas y somos más exquisitos en las construcciones», comenta Martín que este año ha trabajado con unas 15 personas en el taller de las cerca de 90 con socios de distintos puntos de España que tiene la asociación. Por ello invita a participar a aquellos que quieran de cara a hacer grandes cosas en 2022.
RUTA.  «Lo interesante es que la gente haga la ruta de belenes y pueda quedarse. El municipio ya se está preparando para el año que viene y tenemos que acostumbrar a los vecinos. Queremos ampliar aún más la ruta, llenar Cuéllar de belenes y nos gustaría que vecinos y comercios se implicaran con el belén en sus establecimientos. Aunque en octubre no es época navideña, intentaremos que en esas fechas en Cuéllar se sienta la Navidad», apunta. A los espacios de este año, esperan sumar otras iglesias como la de San Martín con un montaje acorde que juegue con la luz el sonido y las sensaciones. Para ello cuentan con el apoyo de la Asociación de Belenistas de Alcalá de Henares y con la colaboración de belenistas internacionales que podrán realizar algunos montajes.

La apuesta para esas fechas es alta. Calculan que podrían llegar a Cuéllar unas 250 personas de toda la geografía española y de otros países por ello ya está reservada al 100% la ocupación hotelera de Cuéllar y comarca . Consideran que puede reportar aspectos positivos a la zona, porque en un congreso de belenes no solo se habla de ellos sino que también se tiene en cuenta la cultura, la gastronomía, el patrimonio, las tradiciones…

Por ello ya están preparando distintas acciones con la Diputación Provincial, en el Real Sitio de San Ildefonso y en la capital segoviana. Mientras Cuéllar demuestra un año más su potencial belenístico que se suma al de otros muchos vecinos en sus casas y en muchos municipios de la provincia.