scorecardresearch

El botellón se cronifica

SPC
-

Uno de cada cuatro adolescentes admite participar en botellones, la segunda tasa más alta de España, cuya media está en el 19,4%

El botellón se cronifica - Foto: Ical

Uno de cada cuatro jóvenes de entre 14 y 18 años de Castilla y León admitió participar en botellones en el último mes, concretamente el 26,1 por ciento de los alumnos en esta franja de edad, lo que supone la segunda tasa más alta de España, cuya media está en el 19,4 por ciento. Solo se encuentra por encima Navarra, con el 28,7 por ciento de los estudiantes, tal y como pone de relieve la XIV encuesta sobre uso de drogas en enseñanzas Secundarias en España (Estudes) 2021, que además ratifica un incremento del consumo de alcohol en este tipo de fiestas juveniles. En este sentido, el documento constata un aumento de casi cuatro puntos porcentuales respecto al anterior informe, que data de 2018, cuando la cifra alcanzaba el 22,7 por ciento en la Comunidad. Además, uno de cada dos estudiantes manifiesta haber participado en un botellón en el último año. 

El botellón es un fenómeno que tiene una mayor prevalencia entre las estudiantes de 14 a 18 años en prácticamente todas las comunidades. No obstante, en la Comunidad se aprecian diferencias entre géneros, y es que frente al 48,5 por ciento de chicos que admiten haber participado en ellos, la cifra entre las mujeres asciende hasta el 52,4 por ciento.

En general, los jóvenes de la Comunidad salen mal parados en el contexto del consumo de bebidas alcohólicas, toda vez que el 61,5 por ciento de los adolescentes reconocen que han bebido en el último mes, ocho puntos más que la media. De nuevo, Navarra (62,1%), además de Extremadura (62,5%) son las únicas que superan la media castellana y leonesa. 

El dato ha experimentado un crecimiento de 1,5 puntos en los últimos tres años. Es decir, que más jóvenes de entre 14 y 18 años admiten probar el alcohol. El porcentaje se eleva sustancialmente si se pregunta si lo han tomado alguna vez en la vida (77,6%) o en el último año (75,2). En este caso, las diferencias de género son menores, pues ambos sexos rondan el 60 por ciento.

Respecto a la prevalencia de las borracheras, se observa que Navarra es la autonomía que alcanza el máximo nacional, seguida de nuevo por Extremadura y Castilla y León. La Comunidad también ha sufrido un empeoramiento de este porcentaje. Si en 2018 el 25,1 por ciento de los jóvenes en esta franja reconocían haberse emborrachado en los últimos 30 días, en 2021 son cuatro puntos más, lejos del 23,2 por ciento de media nacional. Al igual que en los botellones, las mujeres destacan también en este criterio, con el 32 por ciento de ellas que afirman haber bebido hasta emborracharse, frente al 26,4 de ellos. De hecho, el consumo de todas las drogas ilegales está más extendido entre los chicos que entre las chicas, si bien con las drogas de comercio lícito (alcohol, tabaco o hipnosedantes) sucede lo contrario, las consumen más ellas.

Si en los índices de prevalencia de consumo de alcohol, Castilla y León presenta algunas de las cifras más altas de España entre los jóvenes, también lo es en consumo de tabaco, donde el porcentaje de alumnos que reconoce haber fumado en el último mes es del 28%, solo superado por Navarra.