scorecardresearch

El Gobierno prevé eliminar 21 paradas de autobús en Segovia

DS
-

El nuevo mapa concesional del Ministerio de Transportes excluye las paradas de 21 pueblos y tampoco contempla la ruta entre El Espinar y Segovia. El Gobierno de la Diputación lo considera una "vergüenza" y presentará una moción en contra

El Gobierno prevé eliminar 21 paradas de autobús en Segovia

El nuevo mapa concesional de servicios regulares de transporte por carretera, elaborado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, elimina 21 paradas en la provincia de Segovia. Están repartidas por otros tantos municipios de la provincia que suman 7.445 habitantes, sin contar los de pueblos de alrededor que también se puedan ver afectados, y que en 2019 (último año prepandemia) facilitaron 14.823 desplazamientos. Se trata concretamente de Abades, Bernardos, Carabias, Castillejo de Mesleón, Cerezo de Arriba, Fresno de Cantespino, Fresno de la Fuente, Garcillán, Honrubia de la Cuesta, Ituero y Lama, Labajos, La Losa, Martín Miguel, Migueláñez, Navas de Oro, Navas de Riofrío, Navas de San Antonio, Ortigosa de Pestaño, Samboal, Santa María la Real de Nieva y Tolocirio.

Según el documento del Ministerio, del que ya informaba Ical el lunes, se trata de municipios "con muy poca población o que presentan una demanda de viajeros entre comunidades autónomas muy exigua". Asimismo, esta eliminación de paradas tiene que ver con los nuevos criterios que establece para la reestructuración del transporte, como son incluir exclusivamente los tráficos interautonómicos (ahora alguna de estas rutas se utilizaban para unir localidades cercanas de la Comunidad), así como las paradas con una demanda superior a 500 viajeros anuales (2.000 en el caso de las áreas metropolitanas); y establecer como paradas a demanda aquellas que tengan entre 500 y 1.000 viajeros anuales. En el contrato de la concesión se procura también que las cabeceras estén también en las capitales de provincia o principales ciudades.

Además, dado que únicamente se van a prestar servicios de carácter interautonómico y que hasta ahora en estas concesiones se recogían también tráficos entre localidades de Castilla y León, el nuevo mapa supone también perder un total de 3.357 relaciones entre pueblos de la Comunidad, que supusieron en 2019 un total de 349.359 viajeros. Y entre ellas, rutas significativas como las que unen El Espinar y Segovia, según Ical.

Frente a tal reestructuración, el presidente accidental de la Diputación de Segovia, José María Bravo, calificaba este martes de "vergüenza" y "agravio" la eliminación de 21 paradas en esta provincia. "No podemos estar a favor", sostuvo Bravo, que anunció que el equipo de Gobierno planteará este asunto en una moción en el próximo pleno para exigir a Transportes la retirada de este mapa que demuestra "una intención" y que aparte de los más de 7.000 habitantes de esos 21 pueblos, considera que afecta a otros 10.000 en un área de 15 kilómetros alrededor.

"Lo mentiroso que puede llegar a ser un Gobierno para conseguir fotos", afirmó, "cuando se le llena la boca sobre el medio rural", pero luego el Ministerio de Transportes "hace todo lo contrario al desarrollo del medio rural". Además, lamentó que se dedique a "poner apellidos a la España Vaciada cuando no estamos vacíos", a lo cual suma esta reestructuración del mapa del transporte por autobús.

El presidente accidental de la Diputación de Segovia afirmó por ello que no entiende la exclusión de ninguno de estos municipios. "Estamos hablando de una población de más de 7.000 habitantes, más otros 10.000 en los municipios en 15 kilómetros alrededor", insistió en su valoración sobre este listado en el que figuran localidades que están paralelas a la N-I o en las inmediaciones de la AP-6. 

"Es una vergüenza y no podemos estar a favor de esta mapa de transportes", sentenció, para pedir a los parlamentarios nacionales del PSOE y a los diputados provinciales de este partido, "que siempre se jactan de pedir a otras administraciones", que ahora pidan explicaciones al Gobierno de España por este "agravio", ya que el mapa está ahí y existe una intención por parte del Ministerio de Transportes. "Estamos ante un nuevo ejemplo que demuestra que el Gobierno de España tira la piedra y luego esconde la mano".