Latidos de vida bien afinados

Patricia Martín
-
Latidos de vida bien afinados - Foto: Rosa Blanco

'Los diez lugares' de Pablo Zamarrón, músico.

Pablo Zamarrón Yuste (Arroyo de Cuéllar, 1957) es ingeniero técnico industrial por el ICAI y licenciado en Historia y Ciencias de la Música, por la UCM. Fue empleado de Telefónica. En la actualidad su carrera está enfocada como músico tradicional. Pertenece a la primera promoción de la Escuela de Dulzainas ‘Agapito Marazuela’. En octubre de 2018 ingresó como académico de número de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce. Autor de libro ‘Iconografía musical de la Catedral de Segovia’.

1. La Tasca de Pedro. Agradece los muchos establecimientos «con buenas cocinas y buenos líquidos», que siempre encontró en la provincia y en la capital, pero se queda con la tasca La Posada, que «cerró en contra de su voluntad». La Tasca de Pedro, en la Judería, hoy al frente de El Chorrillo en Palazuelos. En la tasca, se bebía un exquisito vino de Serrada dulce, que le gustaba enormemente y lo recuerda con gran cariño. En el tiempo bueno, Pedro pasaba las bebidas a través de la reja embutida en la ventana de la calle Judería Vieja. Era un lugar muy propio para el chateo y la conversación.
2. Dulces tentaciones. Por su inclinación al dulce mencionaría todas las pastelerías y hornos de panaderías Segovia y provincia: bollos bañados de la Milagros de Vallelado; suspiros de Muñoveros; mantecadas de Chañe; tortas de anís de Garcillán; rosquillas y pajarillas de Arroyo de Cuéllar; turcos de Gomezserracín; rosquillas de Castrillo; rosquillas fritas de Riaza; magdalenas de Turégano, ciegas de Samboal, empiñonados de Coca, entre otros muchos, como ponche, petisúes y buñuelos. Mención especial para la pastelería Marcos que, para su gusto, tenía una de las mejores tortas de chicharrón, y que Charo, los viernes y los sábados, despachaba en su local de la Avenida de la Constitución. «Vaya mi recuerdo para ella porque nos ha dejado hace pocas semanas». 
3. Monasterio San Antonio el Real de Enrique IV. Una elección porque reúne un conjunto de obras de arte extraordinarias. Su portada gótica, la iglesia y las salas con los artesonados, que son espectaculares; el claustro, los trípticos flamencos y el calvario de esculturas policromadas, entre otras muchas joyas. 
4. El barrio de El Salvador. En el que vive, se casó en San Justo y Pastor. Es el barrio donde nacieron y se criaron sus hijos. El Salvador tiene muchos encantos: con el Acueducto, en su parte baja; las iglesias de El Salvador, con el atrio románico, la torre y el altar barroco, y la iglesia de San Justo y Pastor, con el Cristo de los Gascones y las pinturas románicas, y los dos Institutos de Enseñanza, especialmente el ‘Mariano Quintanilla’, porque alberga mucha historia y elementos de sumo interés científico y humanista.
5. El parque de Las Cuestas del Cementerio. Allí ha pasado muchos ratos con sus hijos. Recuerda que, en la nevada del año 2008, que cree que fue todavía mayor que la cayó el año pasado, había tanta nieve que hicieron hasta un iglú y lo disfrutaron mucho.
6. Arroyo de Cuéllar. El Carracillo y Tierra Cuéllar, son los lugares vinculados con su infancia y adolescencia. Cumplidor con sus tareas pero también sacaba tiempo para jugar en las lagunas de la Lagartera y la Adobera, al lado de las eras. Recuerda ir a pescar ranas con caña, vara con un hilo, con un trozo de lana negra como cebo. En el arroyo del Ternillo, hacían balsas y se metían en el agua en el buen tiempo, incluso algún baño furtivo en algún bodón. En las praderas, rodaban la rosquilla y el huevo en la Pascua. En los Burrajeros, saltaban desde lo alto, hacían cuevas y andaban por los ramereros o hacían chisqueretas. «¡Qué felices éramos con tan poco!».
7. La Catedral de Segovia. En la Dama de las Catedrales fueron muchas horas investigando y recorriendo cada rincón, buscando representaciones de escenas de música y danza en las pinturas, los relieves, las vidrieras, en las piedras claves, los tapices los cantorales. Un trabajo que acabó en el libro ‘Iconografía musical en la Catedral de Segovia’, que fue publicado por el Cabildo Catedralicio y el Ayuntamiento de Segovia, en el año 2016. 
8. La Villa de Sepúlveda y su Tierra. Sus parajes naturales del Duratón, la Sierra, pueblos con tanto encanto y las numerosas iglesias románicas diseminadas por toda la comarca.
9.El Temoroso del Otero. Para descubrir este rincón, una pista: está en el término de Pinarnegrillo, colindante con él de Carbonero el Mayor.
10. Los ArtesonadosMudéjares. Excelentes ejemplos en las iglesias parroquiales y ermitas del Carracillo: San Andrés (Chatún, Santa Mª Magdalena (Gomezserracín); S. Juan Bautista (Campo de Cuéllar) y en la ermita de S. Marcos (Narros de Cuéllar).