scorecardresearch

CEOE usa el 'efecto Moreno' y reclama suprimir Patrimonio

SPC
-

La patronal autonómica sale al paso de la decisión de Andalucía e insta a la Junta a «seguir su ejemplo» en Castilla y León para «reactivar la economía»

El presidente de la patronal regional, Santiago Aparicio, durante un acto el pasado mes de julio. - Foto: Ical

Veinticuatro horas después de que el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, anunciase la supresión en esa región del Impuesto de Patrimonio, la patronal de Castilla y León exige a Alfonso Fernández Mañueco que «siga su ejemplo» en la Comunidad. Aprovechando el viento del cola de la decisión tomada por el dirigente popular en Andalucía, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León recuperó ayer una de sus viejas exigencias fiscales y reclamó a la Junta que también suprima este gravamen en la Comunidad para «reactivar la economía y potenciar la inversión empresarial». A través de un comunicado de prensa, CEOE Castilla y León animó al Gobierno regional a que «continúe el positivo camino en su política de reducción impositiva y siga el ejemplo de Andalucía», cuyo presidente autonómico, Juan Manuel Moreno, anunció la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio, y que se suma a la Comunidad de Madrid, donde lleva ya varios años bonificado al 100%.

Y es que, según los empresarios, la eliminación de este impuesto, «ya prometida por el PP nacional y tan demandada por los empresarios de la Comunidad», más en un momento de ciclo económico en fase de desaceleración, favorecería «a toda la sociedad». Además, según CEOE, la medida «contribuiría a reactivar la economía, potenciando la inversión empresarial».

La institución que preside Santiago Aparicio sostiene que «es una realidad que un sistema impositivo favorable ayuda a la creación de riqueza, de empleo y, en consecuencia, a la generación de mayores ingresos públicos». De hecho, insisten en que «cualquier medida de estímulo a la inversión, como sería la eliminación del Impuesto de Patrimonio, que no existe en los países de nuestro entorno, es decisiva para lograr una mayor competitividad de nuestra Comunidad frente a otras, como es el caso de la limítrofe Madrid o ahora Andalucía».  

Por todo ello, señalaron que en un «complejo contexto», marcado por la crisis de precios y agravada con la guerra en Ucrania, existen retos que «no son ya optativos: lo que eran objetivos en el medio o largo plazo, son ahora una prioridad y una urgencia a corto plazo, de la que depende la supervivencia de muchas empresas». De esta forma, la patronal apresura al Gobierno regional a que se siga trabajando en el camino iniciado de la bajada y la eliminación de impuestos, como el de Sucesiones y Donaciones o del IRPF, y dando seguridad jurídica y fiabilidad a las empresas y a los inversores. 

«No tienen razón»

Una política de bajadas fiscales que ayer defendió el presidente del PP nacional, Alberto Núñez Feijóo, durante un acto en Roa (Burgos), donde sostuvo que si los presidentes de autonomías gobernadas por el PP acreditan que bajando algunos impuestos se consigue mayor recaudación fiscal, como sucede con el impuesto de sucesiones y donaciones en Castilla y León, en Galicia o en Madrid, «no tienen razón quienes critican esas rebajas fiscales».