La Escuela de Enfermería, una asignatura pendiente

A.M.
-

Después de desaparecer en 1985, Segovia carece de un grado en esta especialidad, pese a que están agotadas las bolsas de empleo y faltan profesionales

Última promoción, curso 1985-1986 - Foto: D.S.

La primera directora de Enfermería de Hospital ‘18 de Julio’, Victoria Martín Pesquera, contaba a sus más próximos que, cuando ella quiso elegir esta profesión, en 1932, tras aprobarse el programa para la carrera de Enfermería, en 1915, en Segovia apenas se conocía la existencia de ésta, por lo que se vio obligada a estudiar en la Escuela de Enfermeras de Santa Isabel de Hungría, en Madrid, la primera laica en España, fundada en 1896.  
Desde entonces llovió mucho hasta que Segovia, por fin, consiguió contar con los estudios para acceder a esta profesión sanitaria, en 1973, cuando se creó en el ‘18 de julio’ la Escuela de Ayudantes Técnicos Sanitarios (ATS), dependiente del hospital madrileño ‘Puerta de Hierro’, donde las alumnas estaban en régimen de semi-internado. En su momento se concibió como un gran logro para esta provincia ya que era la segunda pública universitaria que permitió realizar estudios de grado medio en Segovia, lo que fue posible al esfuerzo de los responsables sanitarios de ese momento, los doctores Montoya y Perteguer, al Gobierno municipal y a los profesionales sanitarios que apoyaron el proyecto.
La noticia trascendió a la revista ‘Tribuna Médica’ que aplaudió en su editorial su puesta en marcha  en un momento en que existía una grave carencia de enfermeras que padecía la Sanidad, confiando en que, más que un hecho aislado, fuera la manifestación de una política de la Seguridad Social de creación urgente de centros de esta índole. 
Alumnos y profesores del curso 1982-1983Alumnos y profesores del curso 1982-1983 - Foto: D.S.Pero apenas duró 12 años, cuando se llevaron a cabo las transferencias en educación superior a la Universidad de Valladolid (UVa), en el momento en que la desaparecida Caja Segovia, de la mano de los directivos Julio Tomás y Juan Antonio Folgado, presentó al entonces director provincial del Insalud, José García Velázquez, el proyecto para llevar a cabo una Escuela de Enfermería y de Fisioterapia. Pese a las constantes reivindicaciones de numerosos colectivos y organizaciones,  sigue siendo la asignatura pendiente,  aprobada ya en el resto de las provincias de Castilla y León, bien de titularidad pública o privada. 
El que fuera responsable del Insalud entre 1996 y 2002 recuerda que Caja Segovia aportaba la infraestructura y el Hospital General autorizaba las prácticas en el hospital y daba el visto bueno al proyecto, pero aquello se quedó parado, aunque él lo siguió demandando, también ahora desde la Asociación ‘Andrés Laguna’. En su opinión, hay grados de Enfermería en todas las ciudades de España, en algunas dos, menos en Segovia, lo que supone un  agravio comparativo importante.
En 1996, el exconsejero de Educación, entonces rector de la UVa, Francisco Javier Álvarez Guisasola dio esperanzas de recuperar la Escuela, incluso para el curso 1998-99, tras un encuentro con García Velázquez,  y quienes eran entonces director de la Escuela de Magisterio, Santiago Hidalgo, y la presidenta del Colegio de Enfermería, Pilar Martín.  Aquello cayó en saco roto nuevamente.  
Primera promoción de la Escuela de Enfermería de Segovia, en 1975Primera promoción de la Escuela de Enfermería de Segovia, en 1975 - Foto: D.S.García Velázquez, pediatra y puericultor, que había sido docente para las auxiliares en la antigua Sección Femenina, ayudando a sus compañeros Pedro Cuadrado y Modesto Herrera, haciéndose cargo luego de esta formación junto a Eduardo Sierra, tras la jubilación de Carlos de la Fuente, primer director del ‘18 de julio’,  tuvo la oportunidad de formar parte de los profesores de la Escuela de Enfermería en el Hospital General.  Recuerda que para los médicos era un aliciente poder estar dando las clases, cuando las alumnas y alumnos estaban en prácticas,  que hacían sustituciones en verano con la ventaja de conocer el funcionamiento interno del centro hospitalario. 
La clave puede ser que la UVa cuenta con grados en Valladolid o Palencia, con una amplia infraestructura para prácticas, por lo que abrir en Segovia puede suponer una competencia, aparte de que, con la pandemia, el campus ‘María Zambrano’ va a tener que utilizar los espacios de forma restrictitva al  promover la educación presencial. 
Mientras UGT ha mantenido que el pase a segunda categoría del Hospital General fue en recompensa por la desaparición de la Escuela de Enfermería,  lo que estuo acompañado de proyectos de investigación,  reinvidica el grado para Segovia porque, en opinión del responsable de la Federación de Servicios Públicos, Miguel Ángel Mateo,  «es la única provincia Castilla y León que no lo tiene». También lo apoya CGT.
El sindicato de Enfermería SATSE, en opinión de su responsable Miriam Rubio, se han agotado las bolsas de empleo de enfermería y matronas, incluso desde la Oficina del Servicio Público de Empleo se han puesto en contacto con ellos para ver si conocen universidades que puedan aportar estudiantes en prácticas, porque el número de quien acaba el grado es limitado y recibe ofertas enseguida.  Aparte de ser los últimos en infraestructuras hospitalarias, según Rubio, queda pendiente una segunda cuestión y es que, cualquier ampliación, precisa que se las dote  de recursos humanos, cuando la profesión se enfrenta a muchas jubilaciones y no se puede asegurar el relevo generacional, siendo una profesión «con muchísimas salidas».
El PSOE ha presentado iniciativas en las Cortes de Castilla y León, como la que firmó Teresa Rodrigo, en 2007. Ahora, la procuradora Alicia Palomo volverá a insistir y así se lo ha propuesto a su grupo. Argumentan los socialistas que es uno de tantos pasos atrás que se han dado con respeto a la sanidad de Segovia.  
Por su parte, el delegado territorial  del Gobierno autonómico, José Mazarías, ha iniciado conversaciones para trasladar a la Consejeria de Educación la posibilidad de implantación del grado de Enfermería, teniendo en cuenta, además, las circunstancias vividas en este provincia, los últimos meses, con la Covid-19.