scorecardresearch

El reto de sacar las industrias fuera de las capitales

SPC
-

El Gobierno regional ultima el II plan de Promoción Industrial, que pondrá la vista en la potenciación del tejido productivo como una forma de afrontar el reto demográfico

Imagen de un hombre trabajando en una empresa industrial en Burgos. - Foto: Luis López Araico

La Junta de Castilla y León aspira a superar las 2.700 empresas industriales ubicadas fuera de las capitales de provincia de la Comunidad. Este objetivo se enmarca dentro del II Plan de Promoción Industrial que elGobierno regional está terminando de elaborar, donde destaca la necesidad de apostar por potenciar el tejido industrial en el medio rural como una herramienta fundamental para hacer frente al reto demográfico. Así lo avanzó ayer el viceconsejero de Empleo y Diálogo Social, David Martín, durante su visita a la metalúrgica J. Palacios, ubicada en la localidad de Piedralaves (Ávila), donde estuvo acompañado por el director general de Industria, Alberto Burgos. Martín profundizó en la relevancia del II Plan de Promoción Industrial, que ultima el Gobierno autonómico, y que pretende aumentar el número de municipios rurales con empresas de esta tipología mediante la instalación de nuevas firmas. También defendió la necesidad de «apostar claramente» por potenciar el tejido industrial en el medio rural como una herramienta fundamental para hacer frente al reto demográfico.

Esta apuesta firme por la industria en el medio rural constituye uno de los ejes estratégicos del nuevo Plan Director de Promoción Industrial, que planteará medidas para fortalecer el crecimiento de las empresas industriales rurales con el fin de contribuir al asentamiento de población en los municipios de Castilla y León. Igualmente, Alberto Burgos apuntó que otro de los propósitos del Plan será «aumentar la dimensión del tejido industrial en el entorno rural, de forma que se incremente el peso de las empresas con más de 50 empleados en la industria manufacturera en los pueblos».

El II Plan Director de Promoción Industrial que ultima la Junta persigue «robustecer y promover» el desarrollo de esta actividad sobre la base de sus sectores y subsectores estratégicos. Según explicó Martín, permitirá apoyar el proceso de transformación en el que está inmerso, con una «nueva revolución industrial marcada por la incorporación de las tecnologías digitales y la necesidad de atender a los nuevos retos medioambientales y de desarrollo sostenible».

Esta nueva estrategia de desarrollo industrial implicará de forma transversal a todas las consejerías y perfilará las directrices a seguir para cumplir esos objetivos, con la máxima participación de los actores implicados. 

Sumado a ello, los Fondos Next Generation se configuran, según los representantes de la Junta, como una «gran oportunidad» para que Castilla y León pueda dar un impulso definitivo al sector industrial, «reforzando los sectores industriales ya consolidados, impulsando nuevas actividades productivas vinculadas a los recursos endógenos y aumentando el tamaño y la competitividad de nuestras pequeñas empresas industriales».