Vacunación, la mejor arma contra la neumonía

Benjamín López (SPC)
-

Los expertos abogan por aumentar la cobertura inocular antigripal y antineumocócica para mejorar la protección de la población y ahorrar costes al sistema sanitario

Vacunación, la mejor arma contra la neumonía

La neumonía no es una enfermedad más. Es una enfermedad grave que causa al año unas 10.000 muertes en España, lo que la convierte en la décima causa de fallecimiento en nuestro país. Lo bueno es que es prevenible mediante vacunación; lo malo es que los colectivos más vulnerables se vacunan poco, mucho menos de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Por eso los expertos abogan por concienciar a los colectivos más vulnerables -embarazadas, mayores de 65 años y pacientes con patologías crónicas- de la necesidad de vacunarse tanto contra la gripe como contra el neumococo.

Así quedó patente en una jornada de trabajo organizada por Pfizer este miércoles en el contexto del Día Mundial de la Neumonía -que se celebra el 12 de noviembre- y en la que diversos especialistas coincidieron en señalar la vacunación, tanto angripal como antineumocócica, como la mejor herramienta para prevenir la neumonía, salvar vidas y ahorrar costes al sistema público sanitario.

“Las tasas de cobertura vacunal frente a la neumonía son bajas y, respecto a las coberturas vacunales en gripe, estamos muy por debajo de los que pide la Organización Mundial de la Salud, que demanda coberturas en torno al 75 por ciento cuando en la actualidad apenas llegamos al 60 por ciento”, señala Ángel Gil, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Vacunación, la mejor arma contra la neumoníaVacunación, la mejor arma contra la neumonía

Y es que la neumonía es una enfermedad grave, aunque prevenible. Es mucho más frecuente de lo que se pueda pensar y, sobre todo, no se tiene percepción social del riesgo que entraña y sus posibles consecuencias. “Es una enfermedad infecciosa prevenible que, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística relativos, causó 10.222 muertes en 2017 en nuestro país”, asegura la doctora Rosario Menéndez, jefa de Servicio de Neumología del Hospital La Fe de Valencia.

 

Grupos de riesgo

La vacunación a tiempo, señalan los expertos, ayudaría a prevenir el alcance de la enfermedad. Así es especialmente recomendable en varios grupos de riesgo como son los mayores de 65 años, las embarazadas y los enfermos crónicos independientemente de su edad. A partir de los 65 años el sistema inmunológico sufre un deterioro que hace que la respuesta del organismo frente a enfermedades infecciosas sea menor. De ahí que se recomiende la vacunación antigripal y antineumocócica a este colectivo. Actualmente la tasa de vacunación no llega al 55 por ciento, frente al 75 por ciento que recomienda la OMS

En lo que se refiere a las embarazadas, es muy recomendable la vacunación antigripal. Y es preocupante, dice la doctora Esther Redondo, de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), que solo el 38 por ciento se vacunen frente a la gripe. “Tenemos mucho margen de mejora”, asegura la doctora Redondo, que explica que la concienciación a través de los medios de comunicación es fundamental para seguir avanzando hacia el objetivo de cobertura que marca la OMS.

En este sentido, dice la doctora Redondo, es imprescindible hacer hincapié en el mensaje de que las vacunas “son seguras y nos tienen que acompañar durante toda la vida”. Cualquier miedo respecto a la vacunación, añade, es “infundado, un falso mito” que se combate “con información y con conocimiento”. Por eso, dice, “el mayor miedo a una vacuna es no tenerla puesta”.

Además de las ventajas para la salud de la población, la vacunación también trae beneficios para el bolsillo del contribuyente. Cada año hay más 120.000 ingresos hospitalarios a consecuencia de la neumonía y cada uno de ellos tiene un coste medio de unos 5.000 euros, según asegura el profesor Gil. Por eso, afirma, la vacunación es “efectiva” desde el punto de vista sanitario y “eficiente” desde la perspectiva económica.