scorecardresearch
Jesús Fonseca

EL BLOC DEL GACETILLERO

Jesús Fonseca

Periodista


El joyero de la reina

27/03/2022

Las joyas reales son la otra crónica de la historia de las monarquías; el legado más hermoso que han dejado reyes y reinas tras su paso por este mundo, testigo de inimaginables peripecias humanas. A descubrir esos secretos de codicia, de amor y desamor de quienes las han lucido, incluida la reina a la que ahora pertenecen, dedica su último libro una de las periodistas más relevantes de estos oficios nuestros: Nieves Herrero. Más de tres décadas ejerciendo con sagacidad e insobornable dedicación el periodismo en prensa, radio y televisión. Nieves Herrero es una de las periodistas más respetadas y queridas, tanto por sus programas como por sus libros, escritos con una humanidad y riqueza informativa que seducen al lector. En su última obra «El joyero de la reina», nos lleva de la mano, entre perlas y diamantes, hasta esas vidas coronadas de sonrisas y lágrimas y su intimidad. Las joyas han marcado, para siempre, la historia de casi todas las dinastías. Es el año 2014, y la Reina Letizia pregunta a la Reina Sofía, mientras la esposa de Felipe VI examina las alhajas que la esposa de don Juan Carlos acababa de traspasarle: ¿Éstas son las joyas de Victoria Eugenia? Ante la respuesta afirmativa de Doña Sofía, la joven reina abre cuidadosamente aquellos estuches –uno detrás de otro–, y se queda contemplando en silencio la tiara de las flores de lis. Pues si, La Reina Victoria quería que esas joyas estuvieran siempre en manos de la reina de España y así debía ser. La esposa de Alfonso XIII se sentía tan orgullosa de ellas que, en ocasiones, estando convaleciente en la cama, hacía que le trajeran parte de su colección, para mostrarla a sus damas. Cuentan que aquello mejoraba su estado de ánimo y le resultaban más llevaderos dolores y pesadumbres. ¿Sabías, amable lector, que la piedra preciosa más valorada por la realeza ha sido, desde siempre, el rubí? Reyes y reinas creyeron ver en su brillo el refulgir de un fuego eterno. Pero el zafiro es, con seguridad, la piedra más codiciada. Nuestras reinas han considerado desde siempre que les traía el favor divino. Por algo se dice que las Tablas de la Ley, que recibió Moisés en el Sinaí, se hallaban grabadas en esta piedra. Partiendo del «Sí quiero» de Victoria Eugenia a Alfonso XIII, Nieves Herrero, va desgranando, con la amenidad y el rigor a los que nos tiene acostumbrados, el lado más oculto de las joyas en nuestra Real Casa: secretos que salen a la luz detrás de un puñado de perlas, las exigencias del exilio, los momentos de dicha y desdicha de las reales personas; los cabildeos, amarguras, encuentros y desencuentros entre reinas, y mucho más.