scorecardresearch

Aprobada la moción por el atasco de licencias de Urbanismo

DS
-

La concejala del área, Clara Martín, que achaca los retrasos a la pandemia y el déficit de personal por la marcha de técnicos por jubilación o a otras instituciones, expone las medidas que se han tomado para recuperar plazos ordinarios de tramitación

Clara Martín, en un pleno reciente.

La concejala de Urbanismo y Patrimonio Histórico, Clara Martín, ha detallado este viernes en la sesión de pleno ordinario del mes de abril las medidas adoptadas por el departamento que dirige para recuperar los tiempos ordinarios en el procedimiento de concesión de licencias, unas tramitaciones que, según ha afirmado ante la cámara municipal, se han visto lastradas por las paralizaciones de plazos provocadas por la pandemia y por el déficit de personal asignado al área debido a la marcha de técnicos a otras administraciones, lo cual será "aliviado con la incorporación de cuatro técnicos (dos arquitectos y dos TAG)". 

La Asociación Provincial de Industrias de la Construcción (APIC) viene denunciando que el "atasco" está siendo tal que hay licencias de obras que tardan "ocho y diez meses" en concederse, y el PP llevó al pleno de este viernes una moción para solicitar más agilidad para cumplir el plazo máximo legal, que con carácter general es de tres meses. Así, ante tal moción, Martín ha planteado una enmienda, finalmente aceptada por unanimidad, según la cual, por mandato del Pleno de la Corporación, el área de Urbanismo asume el compromiso de que se tramiten en el menor plazo posible aquellos expedientes en los que se ha superado el plazo legal establecido, según el orden de entrada en registro.

En su intervención, Martín ha recordado que a finales de 2019 se presentó la auditoría operativa del servicio de Urbanismo que analizaba los diferentes procedimientos y funcionamiento del área entre los años 2013 y 2016 con el fin de detectar deficiencias y proponer mejoras para la agilización de trámites. En este sentido, el documento, entre otras conclusiones y según reseña el Ayuntamiento en un comunicado, destacó que el área de licencias y autorizaciones presentaba tiempos bajos, tiempos de trámite razonable y cuentas de ingresos y gasto estable; que el área de planeamiento contaba con tiempos largos y con trámites excesivamente complejos y que el área de disciplina, de mayor complejidad que las meras licencias, contaba con una tramitación correcta, y que únicamente había que ponerse especial atención a los impagos de las sanciones.

"Además, aquel informe recomendó la toma de ciertas medidas para corregir los defectos identificados y mejorar la operatividad del servicio", continúa el gabinete de comunicación del Ayuntamiento en su comunicado. "En este sentido, ya en 2020 se tomaron diferentes medidas. En materia de personal se dividió el servicio y se crearon dos jefaturas (urbanismo y vías y obras y medio ambiente). En el área de urbanismo se dispusieron tres jefaturas de sección: planeamiento y gestión, intervención en el uso del suelo y el área técnica. Esta organización ha permitido un cuadro técnico con un responsable definido en cada una de las áreas. Se incorporaron dos plazas de Técnico de Administración General, una en la sección de planeamiento y otra en el área de Intervención en el uso del suelo compartida con el servicio de Vías y Obras".

"Por otra parte, en materia procedimental se han mejorado los modelos de procedimientos administrativos creando nuevos y adaptando algunos a nuevas normativas sectoriales; mientras que con la implantación de la administración electrónica ya todos los expedientes se tramitan en formato digital, de manera que únicamente los antecedentes o documentos de archivo anteriores a 2020 se emplea el papel", prosiguen las mismas fuentes. "Esto facilita la consulta de los documentos por parte de todos los técnicos que intervienen en la tramitación de un expediente sin necesidad de mover el documento de mesa en mesa".

"Además, desde 2019 se han organizado los expedientes de licencia de obra, licencia ambiental y actuaciones de planeamiento y gestión urbanística en unos listados específicos para cada uno de estos trámites donde figura el número de expediente, promotor, redactor, fecha de entrada, encargos realizados, último trámite y trámites pendientes con los responsables de los mismos. Estos listados son revisados y actualizados semanalmente para hacer un seguimiento a cada expediente y requerir a los diferentes responsables las actuaciones pendientes para su finalización. Asimismo, se identifican los expedientes que pueden ser más complejos y aquellos que puedan tener vinculaciones jurídicas singulares para hacer un seguimiento exhaustivo. En materia de presupuesto, se han hecho unas previsiones realistas de ingresos desde el presupuesto de 2020, habiéndose cumplido la ejecución prevista en las dos anualidades anteriores a la actual".

Todas estas medidas fueron tomadas desde 2019 y fundamentalmente a partir de enero de 2020. "Pero en marzo de 2020 comienza la pandemia, nos vemos todos obligados a estar recluidos en nuestras casas durante varios meses desde el 14 de marzo hasta el 21 de junio. En ese periodo se paralizaron los plazos legales en la tramitación administrativa, aun así desde el área de urbanismo, con todos los funcionarios teletrabajando y organizando turnos presenciales cuando las circunstancias lo permitieron, se tramitaron todos los expedientes administrativos que fue posible, salvo aquellos que tenían que salir a información pública que al estar paralizados los plazos, no era posible".

Según Martín, una vez recuperada la nueva normalidad y tras las diferentes olas, que también afectaron al servicio, se volvió a tramitar todos los expedientes teniendo en cuenta que hubo un incremento considerable de las declaraciones responsables derivadas de las obras menores y el retraso que vino acarreado por los meses de paralización de plazos.

Medida para paliar el déficit de personal técnico. A esta situación sobrevino otras circunstancias, según ha añadido Martín, que ha precisado que a partir de mayo de 2021 "hemos sufrido la baja de varios técnicos, en este último año hemos tenido el 50% de arquitectos, incluso durante dos meses hemos tenido uno solamente, también una reducción de Técnicos de Administración general y de personal administrativo". Desde el momento en el que se han ido produciendo esas bajas se han ido solicitando al departamento de personal la incorporación del personal correspondiente, para lo cual se han realizado contratos de acumulación de tareas y los procesos de selección necesarios, por un lado una bolsa de empleo de arquitectos y por otro lado la convocatoria de oposición de técnicos de administración general. Además se ha procedido a la convocatoria, por promoción interna, para cubrir las plazas vacantes de administrativos.

En estas circunstancias se ha realizado un seguimiento de los expedientes de mas calado, priorizando la obra pública, como el centro de salud de Nueva Segovia o el instituto de San Lorenzo y aquellos expedientes de mayor inversión prevista sin dejar de lado las licencias de rehabilitación o de obras de menor envergadura.

A día de hoy ya se han realizado finalmente el desdoble del servicio, contando con un jefe de servicio del área de urbanismo, se han incorporado dos arquitectos a las plazas vacantes, teniendo en total cuatro, también se han incorporado los técnicos de administración general, y están pendientes de resolver las dos plazas de administrativos vacantes, una por jubilación y otra por enfermedad.

A esta situación se ha solicitado además una serie de contratos programas: dos arquitectos para el área de licencias durante un año prorrogable a otro más para regularizar el tiempo de tramitación; para la Oficina de revisión del PGOU, teniendo en cuenta que las dos personas que estaban con contrato programa para esta oficina, ya no están en estas plazas; mientras que en el caso de la Inspección Técnica de Edificios (ITE) para la convocatoria de 2022 y resolver las ITE desfavorables del pasado año se han solicitado un aparejador y un administrativo.

Por otro lado, como consecuencia de la pandemia, fue necesario reorganizar los espacios físicos de la oficina, suprimiendo la sala de reuniones y restringiendo el acceso y consultas presenciales. Para poder garantizar la distancia entre los funcionarios y proveer de espacio para los técnicos solicitados de refuerzo, se van a realizar obras a partir del 9 de mayo, con el fin de volver también de recuperar la atención presencial.

"Como verán, se han tomado las medidas que han sido necesarias para revertir la situación actual y recuperar un tiempo ordinario para la tramitación de licencias de obra mayor, que son los expedientes que se han acumulado. Quiero agradecer en todo caso el esfuerzo realizado por el personal de urbanismo, cuyo único objetivo ha sido tramitar los expedientes con la mayor agilidad", ha señalado Martín.