scorecardresearch

Concentración en Segovia por la 'Pobreza cero'

D.S.
-

La Plaza Mayor de Segovia ha sido escenario de una concentración con el lema 'Sostenibilidad y derechos', organizado por la coordinadora de ONGDs de Segovia.

Concentración en Segovia por la 'Pobreza cero'

Sgún los organizadores,  2este año se ha querido resaltar la importancia de que desde nuestro entorno podamos realizar pequeñas acciones que contribuyan al cambio a la construcción de un mundo más justo, solidario y sostenible".

Por este motivo se ha puesto el foco de atención en los barrios de nuestra ciudad, que se han ido incorporando a la concentración, con diferentes puntos de entrada a la Plaza Mayor. Desde cada zona se han incorporado personas representantes de diferentes barrios de Segovia, portando los ODS, hasta completar el conjunto de objetivos propuestos para 2030, con la esperanza de que este gesto, que recuerda la importancia de los mismos para todas las personas, en todos los lugares del mundo, sirva de recordatorio que impulse a su cumplimiento, informa el Foro Social de Segovia.

Al acto se han unido el alcalde accidental, Andrés Torquemada, y la concejala de Agenda Urbana y Fondos Europeos, Fuencisla Yagüe. 

Se ha dado lectura al manifiesto para reivindicar que las personas y el medio ambiente deben ser el foco de todas las políticas que favorezcan el fin de la pobreza y la sostenibilidad de nuestro planeta.

La lectura la han llevado a cabo por personas que representan a diferentes barrios de Segovia y de la Asamblea Segoviana por el Clima. El mensaje es para todos, cada uno desde nuestra posición podemos contribuir al cambio, y al colectivo de ONGDs de Segovia nos gustaría que nuestra ciudad desde las diferentes instituciones, se comprometiesen de manera firme a luchar para que el lema de este año 'Sostenibilidad y derechos' sea realidad.

 

Manifiesto leído por las Ongs Segovianas:

Seis años después de la aprobación de la Agenda 2030 vivimos en un contexto marcado por la pandemia de la COVID-19. Una emergencia sanitaria global, con desafíos locales sin precedentes, que ha causado una elevada pérdida de vidas humanas y que está derivando en una crisis social y económica inédita. Además, las consecuencias de la enfermedad global son más evidentes en los países empobrecidos y en los colectivos vulnerados.

Una crisis cuyo origen no podemos desvincular de la degradación que afecta al planeta y sus ecosistemas, viviendo en unescenario de emergencia climática.

La pandemia ha tensado las costuras de un mundo que previamente se agrietaba por la pobreza, las desigualdades, el drama humanitario y las violencias contra las mujeres. En tan solo nueve meses, las mil mayores fortunas del mundo habían recuperado las pérdidas económicas originadas por la pandemia de la COVID-19, mientras que las personas más empobrecidas del planeta necesitarán más de una década para recuperarse de los impactos económicos de la crisis. La pandemia ha desencadenado la peor crisis laboral en más de 90 años, y cientos de millones de personas se encuentran subempleadas o sin trabajo.

Por desgracia, nuevamente las mujeres son las más afectadas. A nivel mundial están sobrerrepresentadas en trabajos mal remunerados y precarios, que han sido los que más se han visto afectados por la COVID-19.

Un momento como el actual necesita hacer una revisión profunda de lo que necesitamos para prepararnos mejor para el

mañana. Si algo nos está enseñando la pandemia es que la cooperación y el estrechamiento de los lazos de solidaridad de

la comunidad internacional son el mejor camino posible para superar los desafíos globales.

Tenemos que responder con suficiente rapidez y contundencia.

Quienes impulsamos la campaña Pobreza Cero en Castilla y León consideramos que para la reconstrucción tras la pandemia hay

que apostar por la transformación sistémica propuesta por la Agenda 2030 en la dirección de una sociedad resiliente, justa,

igualitaria y sostenible, que cuente con mayores garantías de derechos sociales a través del fortalecimiento de servicios públicos,

transitando hacia un nuevo modelo energético, productivo y de consumo, nuevas relaciones campo-ciudad, relaciones de género

igualitarias y una gobernanza global fortalecida.

Las medidas de salida post-crisis deben poner el foco en todas las personas y en el medio ambiente, formulando políticas

públicas con financiación suficiente de ámbito nacional e internacional, coherentes entre sí y con los principios del desarrollo

sostenible, asegurando que en ningún caso la inversión pública vaya en detrimento de estos principios o los derechos

humanos. En este sentido, proponemos seis pilares para la re-construcción:

1.- Caminar hacia un modelo económico que se centre en el desarrollo integral humano y sostenible.

2.- Garantizar un sistema de derechos sociales y de protección social sólido y eficiente.

3.- Una fiscalidad justa como motor del cambio.

4.- Garantizar una sociedad libre de violencias e integradora.

5.- Avanzar hacia una sociedad plenamente democrática.

6.- Ejercer un liderazgo internacional desde el compromiso con una Agenda 2030 transformadora.

Las personas y el planeta deben de estar por delante de los intereses económicos y estratégicos. Si no se toman decisiones

con una perspectiva de sostenibilidad y derechos, el planeta y la humanidad estaremos en grave peligro.

¡¡Nos va el futuro en ello!!