scorecardresearch

Segunda investidura y segundo acuerdo de coalición

SPC
-

Alfonso Fernández Mañueco, el candidato de los populares a la reelección, será elegido en la primera votación con la mayoría absoluta que suman PP y Vox

Alfonso Fernández Mañueco se dirige a uno de los últimos plenos celebrados en las Cortes de Castilla y León. - Foto: Ical

Alfonso Fernández Mañueco (Salamanca, 1965) afronta mañana su segunda investidura como presidente de la Junta de Castilla y León que le permitirá la formación de su segundo gobierno, por segunda vez de coalición. Vox se convierte en el nuevo socio de los populares, después de dos años y medio en alianza con Ciudadanos.

El acuerdo de PP y Vox garantiza que el candidato popular sea investido en la primera votación al contar con la mayoría absoluta de 44 escaños (31 del PP y 13 de Vox), de los 81 procuradores de las nueve provincias que forman las Cortes de Castilla y León. Sin embargo, recibirá el «no» de los grupos y partidos de la oposición.

La sesión de investidura, prevista a partir de las 12 horas, comienza con la propuesta de candidato por parte de uno de los secretarios de la Mesa. Fernández Mañueco fue propuesto por el presidente de las Cortes, Carlos Pollán, el pasado 18 de marzo una vez cerrada la ronda con los portavoces y al contar con «la mayoría suficiente».

Desde la constitución de las Cortes (10 de marzo) hasta la fecha de la investidura ha transcurrido un mes y un día, mientras que desde que fuera propuesto hasta la sesión de este lunes han sido 24 días de espera por parte del presidente en funciones y aspirante a la reelección.

El candidato expondrá ante 'sus señorías', sin límite de tiempo, el programa de Gobierno que pretende formar y solicitará la confianza de las Cortes de Castilla y León, como recoge el Reglamento de la Cámara. Se suspenderá a continuación la sesión en un plazo no superior a veinticuatro horas.

Será por la tarde cuando intervengan los portavoces de los grupos o representantes de cada partido político por un tiempo de treinta minutos. El candidato podrá intervenir cuantas veces lo solicite y responder de manera individual o de forma global. Cada portavoz tiene diez minutos de réplica pero el candidato no tiene un tiempo tasado.

De esa manera, el primero en tomar la palabra por la tarde será el portavoz socialista, Luis Tudanca; seguirán los portavoces del nuevo grupo UPL-Soria Ya, Luis Mariano Santos y Ángel Ceña, y continuarán los miembros del Mixto, Pablo Fernández (Unidas Podemos), Francisco Igea (Ciudadanos) y Pedro Pascual (Por Ávila). Después, Vox y PP, que sustentan al Gobierno, con Juan García-Gallardo y Raúl de la Hoz, respectivamente. Está previsto que la votación se produzca entre las 21 y 22 horas.

El hemiciclo de esta XI legislatura es más plural que el de la anterior etapa, disuelta por el adelanto electoral de febrero. A PP, PSOE, Vox, Ciudadanos, Unidas Podemos, UPL y Por Ávila se suma ahora la plataforma Soria Ya. Son cinco grupos parlamentarios: Popular, Socialista, Vox, UPL-Soria Ya y Mixto (Unidas Podemos, Ciudadanos y Por Ávila).

Una vez obtenida la confianza de la Cámara, el presidente de las Cortes se lo comunicará al Rey, a los efectos de su nombramiento como presidente de la Junta de Castilla y León, y al Gobierno de la Nación. La toma de posesión de Fernández Mañueco será el 19 de abril, al día siguiente lo harán los miembros de su Ejecutivo y el 21 se celebrará el primer Consejo de Gobierno.

Anterior investidura

Las Cortes iniciaron la sesión de investidura en julio de 2019 con un minuto de silencio por el asesinato de una mujer de 28 años a manos de su pareja en Salas de los Infantes (Burgos). El candidato también recordó a las víctimas de la violencia de género y exigió «tolerancia cero» contra esta lacra.

Durante una intervención de 69 minutos, desgranó las líneas de su Gobierno con Ciudadanos y ofreció diálogo sincero y abierto a todos en el marco de un Ejecutivo. «Quiero ser el presidente del diálogo, el presidente de la transformación que garantice el impulso definitivo que nuestra región necesita después de esta larga y dura crisis», proclamó entonces.

Fernández Mañueco llegó a la investidura con un programa de cien medidas pactadas con Ciudadanos, entre ellas las de regeneración, crecimiento económico, empleo, calidad de los servicios públicos, plan de apoyo a las familias, lucha contra la despoblación o impulso del mundo rural.

El adelanto electoral, el pasado 20 de diciembre, ha dejado sin aprobar casi todos los proyectos de ley comprometidos, como el de derechos y garantías de las personas al final de su vida; para la eliminación de las sujeciones mecánicas y químicas en los centros de mayores y discapacidad; de igualdad de trato y de no discriminación por razón de orientación sexual o la mejora de la ley contra la violencia de género. También quedaron en el aire normas de regeneración y de ordenación del territorio.

A esta segunda investidura, acude con el acuerdo con Vox, detallado en once ejes y 32 acciones y en el que se pone fechas a dos de los proyectos estrella del partido de Santiago Abascal, como la tramitación antes del mes de agosto de la ley de violencia intrafamiliar y de la norma de «concordia» antes del 30 de junio.

Por primera vez, la persona que ejercerá la vicepresidencia de la Junta no tendrá una cartera asociada ni será portavoz del Ejecutivo. Juan García-Gallardo (Vox) asume una serie de funciones, pero no competencias en una consejería. El Ejecutivo de coalición mantiene las diez consejerías, siete serán gestionadas por el PP y tres (Agricultura, Empleo y Cultura) por Vox.