scorecardresearch

Mañueco pide a los suyos alejarse de la «confusión y el ruido»

SPC
-

El presidente del PP regional se marca el reto de presentar candidatos en todos los municipios

Javier Carrera (i) y Alfonso Fernández Mañueco preparan la paella para la comida del PP de León celebrada en La Bañeza. - Foto: Ical

«El ruido no os pueden desviar del objetivo de servir de la forma más eficaz». El presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, espoleó ayer a los suyos para que se alejen de la «confusión y el ruido» con el objetivo de ser el partido de referencia en las próximas elecciones municipales del 28 de mayo, porque remarcó «esperan un cambio de rumbo en el país». Un mensaje con el que el líder regional popular quiere seguir afinando la maquinaria interna del partido de cara a la cita municipal con las urnas en mayo del próximo año, para la que se retó a que su formación presente candidaturas en la totalidad de municipios y juntas vecinales de Castilla y León.

 Así lo aseguró en un acto en La Bañeza, con motivo del inicio del curso político y ante medio millar de afiliados de la provincia, donde Mañueco les agradeció que sientan «la camiseta del PP» y la defiendan en sus ayuntamientos. Por ello, y con la vista puesta en las elecciones del próximo 28 de mayo, pidió a los presentes «tener un partido amplio, grande, y abierto a todos, que crea en sí mismo y en lo que hemos sido y somos capaces de hacer en el futuro». No obstante, también les puso como 'deberes' que  «no le lleguen a la gente mensajes confusos sobre lo que somos y representamos, nuestros principios y los valores que defendemos».

«No puede llegar tanto ruido porque hablamos demasiado de nosotros mismos y menos de las propuestas para mejorar la vida de la gente», dijo el también presidente de la Junta, que insistió en que el reto de cara a las municipales es «presentar el 100 por 100 de candidaturas en ayuntamientos y juntas vecinales con el objetivo de que cualquier persona, viva donde viva, tenga la oportunidad de coger la papeleta con las siglas del PP».

En este punto de su intervención quiso referirse a la elección de candidatos, para garantizar que «van a ser los mejores». «Serán aquellos que sean capaces de conectar con la gente, que den la batalla en campaña, ellos van a el apoyo de todos sin ningún tipo de excepción».

Voy a seguir gobernando

«Tengo las ideas claras, voy a seguir gobernando con tranquilidad y nada ni nadie me va a desviar de este objetivo porque sé lo que hay que hacer para apoyar a empresas, familias y el medio rural, fortalecer la economía y mejorar los servicios públicos», afirmó Mañueco ya en clave autonómica y lejos del mensaje del partido. Aprovechó su presencia en León para asegurar que el Gobierno autonómico «es la administración que más invierte en la provincia», así como que el PP «es el partido que cree más y mejor en la provincia». «Todos tenemos claro que vamos por la buena senda, lo dicen encuestas y, algo más importante, el pálpito, el olfato, cuando paseamos por la calle», celebró el líder popular, algo que contrapuso con las «incertidumbres y mentiras» de Sánchez.

«Tras la victoria de Madrid, Castilla y León y Andalucía ha quedado claro que sólo hay un partido político capaz de desalojar a Sánchez de La Moncloa y ese partido se llama PP», concluyó.

«Hay dos opciones, los hachazos de Sánchez o nuestra revolución fiscal»

El presidente autonómico también aprovechó el inicio del curso político del PP de León para hacer un repaso a las medias puestas en marcha por la Junta, entre las que recordó la ampliación de la educación gratuita de dos a tres años y la dotación de más becas. En el ámbito sanitario, señaló que se trabaja para que «haya profesionales de medicina y enfermería en todos lugares» y rebajar las listas de espera. Más se prodigó Fernández Mañueco en el apartado económico, donde reiteró su intención de acometer una auténtica «revolución fiscal» para lograr desde el Gobierno que preside «los impuestos más bajos de la historia de la Comunidad» frente a la política de «hachazos fiscales» que, según dijo, ejerce el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

«En Castilla y León lo tenemos claro, bajar impuestos es crear empleo y proteger a las familias», explicó el presidente, que quiso recordar la eliminación en la Comunidad de un impuesto «injusto» como el de Sucesiones. Aseguró que ésta será la senda en la que trabaje su Gobierno para impulsar «una revolución fiscal» que beneficie a las «rentas medias y bajas», un punto en el que reseñó la bajada del tramo más bajo del IRPF ya en 2022, avances fiscales en el medio rural y medidas de apoyo a la natalidad. «Ante la subida de la cesta compra y del combustible hay dos opciones, quedarse de brazos cruzados como Sánchez o tomar las riendas, como hace el PP, bajar impuestos», zanjó.