scorecardresearch

La Diócesis inaugura la nueva sede de Cáritas

DS
-

El director de Cáritas Diocesana de Segovia, Ángel Anaya, ha sido el encargado de inaugurar la nueva sede de la entidad junto al vicario general de la Diócesis de Segovia, Ángel Galindo, en nombre del Obispo, César Franco, positivo en Covid.

Desde la izquierda, Ángel Anaya, la hermana María Soledad y vicario general de la Diócesis, Ángel Galindo - Foto: DS

El acto se ha desarrollado en el antiguo convento de las hermanas de la Tercera Orden (conocidas como las Juaninas), lugar donde Cáritas ha centralizado todos sus servicios asistenciales.

Durante su intervención, el director de Cáritas Diocesana de Segovia ha subrayado que la razón de ser de la entidad es el servicio a los demás. Por ello, esta «nueva andadura que comienza con la nueva sede no es casualidad, sino que permitirá mantener vivo el espíritu del servicio a los más necesitados». Este cambio va a permitir congregar más servicios y mejorar los existentes, así como atender a un mayor número de personas. «Todos, empleados y voluntarios, entendemos este edificio como un instrumento para poder atender más y mejor a todos los que lo necesitan», ha destacado Anaya.

El director de Cáritas ha dado paso a la hermana María Soledad, de las juaninas, presente en la inauguración. Una intervención emocionada en la que ha agradecido que el convento siga vivo, y siga siendo «casa de Dios para los más necesitados».

Por su parte, el vicario general de la Diócesis, Ángel Galindo, ha recordado que fue al principio de la pandemia cuando, tras el anuncio de la marcha de las juaninas y, con el deseo de mantener este convento, se propuso a Cáritas su uso como sede, entendiendo que el lugar donde se encontraban no permitía atender tanta demanda de asistencia. Asimismo, ha destacado que Cáritas representa la «función solidaria de la Iglesia abierta a todos, creyentes y no creyentes», para concluir deseando que la entidad, desde su nueva sede, siga haciendo «mucho bien a esta ciudad y esta provincia con ese espíritu gratuito, solidario y fraternal» que le caracteriza.

Tras las intervenciones y la bendición, trabajadores, voluntarios y representantes institucionales han acompañado a Ángel Anaya en el recorrido por las instalaciones para conocer, de primera mano, la sede con la que Cáritas ha logrado subsanar la dispersión y los problemas de espacio, lo que se traduce en una mejora sustancial en la atención que presta a los usuarios.