scorecardresearch

Vázquez apuesta por colaborar ante enfermedades infecciosas

SPC
-

El consejero de Sanidad reconoce que la capacidad de respuesta contra la covid ha supuesto una "cura de humildad" para las sociedades desarrolladas y mostrar las debilidades del sistema sanitario

Vázquez apuesta por colaborar ante enfermedades infecciosas - Foto: Miriam Chacón (Ical)

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, apostó hoy en Valladolid por reforzar la investigación y la colaboración interprofesional para luchar contra las enfermedades infecciosas, además con contar con una sanidad de calidad, para dar respuesta a este tipo de contingencias, tanto en la vertiente asistencial como en lo que compete a la salud pública. "El COVID ha demostrado la importancia de contar con servicios sanitarios modernos, eficientes y suficientemente dotados para afrontar con éxito los retos que depara el futuro", aseguró.

Vázquez aprovechó la inauguración la Jornada One Healt 'Salud en todas las políticas', organizado por los Colegios de Médicos y Veterinarios de Valladolid, para manifestar que los cambios ambientales pueden favorecer el paso de patógenos de los animales a los humanos. Además, subrayó que los objetivos de salud no se obtienen solo desde el campo de la medicina sino que es "imprescindible" abordarlo desde un enfoque holístico.

Eso significa que cualquier problema sanitario requiere de una perspectiva transversal ya que requiere de las respuestas coordinadas desde una colaboración multidisciplinar e intersectorial si se quiere proteger, "de una manera efectiva", la salud pública.

El consejero destacó, por ejemplo, el papel de los dispositivos de vigilancia epidemiológica para identificar la magnitud de la nueva enfermedad del COVID, su evolución y tendencia como la identificación de los contactos, estudios de los contactos, y las cuarentenas y los aislamientos. Y es que alertó que la pandemia ha abierto un nuevo panorama, donde las enfermedades infecciosas han vuelto a cobrar protagonismo cuando el cambio de patrón epidemiológico ponía la atención en las enfermedades crónicas y degenerativas, en una sociedad cada vez más longeva y con mayor carga de cronicidad. 

En este sentido, Vázquez precisó que hay un escenario donde confluyen las enfermedades infecciosas y personas con sistemas inmunológicos bajos, lo que lleva aparejado la autorización de tratamiento antibiótico cuyo uso correcto reduce la mortalidad pero, sin embargo, su utilización inadecuada conlleva la generación de resistencias, que al carecer de alternativa terapéutica resultan "letales".

Tras recordar el "limitado" alcance que tuvo en Europa el SARS, la gripe aviar, la gripe A, el ébola o el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), que eran potenciales amenazas para las que no se cumplieron los peores pronósticos y vaticinios, por lo que no se elevaron a alertas sanitarias, se refirió a la "generalización" del COVID, sin distinguir fronteras o clases y sus graves consecuencias sanitarias. Destacó las "devastadoras" consecuencias sociales y económicas que han traído las "penurias" propias de acontecimientos semejantes a los vividos en siglos pasados. 

No en vano, recordó que la pandemia del COVID-19 ha supuesto una crisis sanitaria global, "sin precedentes". Tanto que significó que la capacidad de respuesta ha supuesto una "cura de humildad" para las sociedades desarrolladas. "La pandemia ha puesto ante nosotros las debilidades que nuestro sistema sanitario ya poseía y tiene que suponer una oportunidad para mejorarlas", añadió.

Alejandro Vázquez apostó por trabajar en la prevención y lo justificó al recordar que el tratamiento más avanzado es el que no se aplica, la mejor medicina es la que no hay que prescribir y la enfermedad más leve es la que no llega a producirse. Además, reclamó que los profesionales deben tener actualizados sus conocimientos en cada una de sus áreas y que trabajen coordinadamente a las nuevas y cambiantes necesidades.