Una victoria solvente para cerrar el año

Nacho Sáez
-
Ivi y Mika celebran uno de los goles. - Foto: Juan Martín-Gimnástica Segoviana

La Segoviana derrota al Cristo Atlético (2-0) con un 'doblete' de Mika y cierra la primera vuelta en la tercera plaza.

El técnico gimnástico, Manu González, sorprendió con un cambio de sistema (del habitual 4-1-4-1 pasó a un 4-4-2) que buscaba dotar a su equipo de mayor presencia ofensiva, según explicó después. Sin embargo, el triunfo se cimentó en los errores del Cristo y en la pegada de Mika, que dejó casi resuelto el choque antes del descanso. Un partido que tuvo un alto coste para la Segoviana, que acabó con cuatro jugadores lesionados.

El primero en caer fue Álex Conde, cambiado pocos minutos después de que Mika hubiera autografiado el 1-0 con un disparo raso ajustado al palo desde la frontal del área. Con el gol se desperezó la Segoviana, desconfiada tras los dos últimos malos resultados cosechados contra la Arandina y el Atlético Bembibre. Rondó en varias ocasiones el segundo tanto antes de que se tuviera que retirar lesionado también Asier, sustituido por Juan de la Mata. Este último acaparó parte del protagonismo en la jugada del 2-0: robo de balón a Ivi, pase a De la Mata y regalo de este a Mika para que marcara a placer al filo del descanso.

La segunda parte amaneció con un disparo de Quino al larguero tras una estupenda jugada colectivo. El Cristo se reactivó con los cambios e inquietó a la Segoviana, algo desordenada en fases de ese segundo tiempo. Un mano a mano salvado por Facundo y la amenaza en la estrategia estuvieron cerca de permitir al Cristo meterse en el partido, pero careció del cuchillo de cara al gol que sí había mostrado Mika.

En los últimos minutos prácticamente tuvo que jugar con uno menos por la lesión de Mika, que siguió en el campo porque estaban agotados los cambios (Ivi se había marchado también con molestias un poco antes). Sin embargo, la Segoviana volvió a tomarle el pulso al juego y acabó en el área de su rival. Este triunfo le permite despedir el año con buenas sensaciones a la espera de recuperar su mejor versión. Ante el Cristo estuvo solvente pero no brillante.

Ficha técnica:

Gimnástica Segoviana: Facundo; Adrián, Charly, Javi Marcos, Rubén; Manu, Quino, Álex Conde (Domingo, m. 27), Asier (Juan de la Mata, m. 36); Mika e Ivi (Dani Arribas, m. 62).

Cristo Atlético: Adriá; Kaká, Ramón, Garci, Viti; Chuchi, Víctor Abajo (Arnaiz, m. 73), Dani Burgos (Garre, m. 62), Adri; Kike y Blanco (Herrera, m. 80).

Goles: 1-0, m. 21, Mika; 2-0, m. 43, Mika.

Árbitro: Calleja Castrillo, de la Delegación Provincial de Burgos, auxiliado en las bandas por Fernández Domínguez y De Miguel Moral.

Incidencias: 1.021 espectadores presenciaron el partido en el campo municipal de La Albuera.