Segovia bate récords de empleo en hostelería y restaurantes

D. A.
-

Ya hay 529 restaurantes y los asalariados del sector han aumentado más de un 30%

Segovia bate récords de empleo en hostelería y restaurantes

Mientras el turismo bate récords por número de visitantes o pernoctaciones, la hostelería segoviana está haciendo lo propio por negocios y puestos de trabajo. Cierto es que la sangría de cierres de bares persiste desde hace tiempo, muchos de ellos clásicos que bajaron la persiana en los últimos años, o incluso meses, por falta de rentabilidad o de relevo generacional, tal y como informaba El Día en enero. Pero nunca había tenido tantos restaurantes como ahora (529) y ha vuelto a registrar un nuevo récord de asalariados: 4.157 de media en enero, máximo a estas alturas del año, después de que en agosto de 2019 elevara su techo histórico a 4.619 por el tirón de las contrataciones estivales.

La serie estadística de la Consejería de Cultura y Turismo se remonta a 2002, cuando la provincia contaba con 317 restaurantes. La oferta creció con fuerza en los años posteriores y al acabar 2002 ya superaba los 400. Con 456 llegó a 2006, el último ejercicio antes de que la crisis empezara a sacudir con fuerza a todos los sectores, y aun así el hostelero siguió creciendo en Segovia hasta sumar 504 restaurantes al término de 2011. Ahí fue cuando llegó el gran batacazo porque en 2012 alguno se atrevió a abrir, pero también cerraron más de 20 y la oferta se redujo a 481 establecimientos de restauración. 

Pero a partir de entonces el crecimiento ha sido casi constante hasta alcanzar los 494 restaurantes en 2013, 506 en 2014, 512 en 2015 y 2016, 521 en 2017, 524 en 2018 y 526 al término de 2019. Suficientes como para dar de comer o cenar en un mismo día a más población de la que vive en Segovia capital, dado que sumaban 58.719 plazas. Además, el Servicio Territorial de Turismo de la Junta ya tiene registrados 529, según cifras facilitadas esta semana; sorprendentemente, tres más de los que se contabilizaban hace apenas mes y medio.
empleo. En cuanto a los asalariados, la serie estadística que elabora el Ministerio de Empleo sobre los afiliados al Régimen General de la Seguridad Social se remonta a 2006, ya que antes no detallaba la hostelería como sector de actividad, y nunca había registrado 4.157 de media en el primer mes de un ejercicio. No en vano, son casi 178 más que en enero de 2019 (3.979) después de haber firmado el sexto año consecutivo al alza y acumular en ese periodo un crecimiento por encima del 30%, con 986 asalariados más que en enero de 2014. Aunque el máximo histórico se pulverizó ya en agosto de 2019, cuando la media del mes, impulsada por las contrataciones de verano, alcanzó los 4.693 afiliados.

No obstante, el Ministerio de Trabajo también refleja el bajón de los establecimientos hosteleros más pequeños, generalmente bares, por el modo en que sigue cayendo la cifra de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) un año tras otro. La serie estadística arranca en 2009 y en Segovia casi siempre ha ido de bajada. Partió de 1.762 autónomos en enero de aquel año y en el mismo mes de 2010 ya eran 40 menos (1.722); subió cinco en un año (1.727) y reveló una caída de 30 en enero de 2012 (1.697).

Desde entonces, sólo una subida testimonial de 2013 a 2014 (de 1.684 a 1.685) ha roto la triste monotonía del autónomo hostelero segoviano, hasta el punto de que en enero de 2020 se han contabilizado una media de 1.514, 42 menos que un año antes; la mayor caída interanual en 13 ejercicios si no fuera porque la que se produjo en 2018 fue todavía peor, con la pérdida de neta de 52.

Entretanto, la cifra de hoteles se mantiene en 62 desde 2016, el máximo de una serie estadística que arrancó en 2006 con 42; 73 hostales al término del año pasado, los mismos que en 2018, pero uno menos que en 2017; y 27 pensiones, una más que al final de 2018. Entre los tres tipos de establecimientos hoteleros suman 6.576 plazas, una leve subida con respecto a diciembre de 2018 (6.558), a la vez que ligeramente por debajo de 2017 (6.584). Quizá una señal de que el sector hotelero se ha estancado, pero en unos niveles de negocio históricos.