Las entidades locales invertir con parte de la financiación

SPC
-

El Gobierno regional da luz verde al decreto ley que posibilita la adopción de medidas de carácter urgente para la reactivación del tejido económico local

Las entidades locales invertir con parte de la financiación

Los ayuntamientos de Castilla y León podrán destinar parte de sus fondos del modelo de financiación a inversiones y la adopción de otras medidas que permitan reactivar el tejido económico local tras la incidencia de la pandemia de la covid-19. El Consejo de Gobierno dio ayer luz verde al decreto ley que posibilita la adopción de medidas de carácter urgente y extraordinario para la reactivación de la economía, con especial atención al ámbito social y económico, como recoge Ical. Esta norma permitirá que las entidades locales destinen parte de los fondos del modelo de financiación local a la adopción de medidas inversoras que impulsen y reactiven «de manera urgente e inmediata» la economía y el tejido social de la Comunidad. 
Igualmente, dotará de mayor agilidad en la tramitación y percepción de los fondos de financiación local por los municipios más pequeños, de manera que puedan acometer «cuanto antes» distintas actuaciones en beneficio de su comunidad vecinal.
La Consejería de la Presidencia promueve así medidas «oportunas y necesarias» en el ámbito local para lograr «la máxima eficacia» dentro de una estrategia que debe ser «global y común», por ello estas medidas transitan por la Agenda 2030 y los 17 objetivos de desarrollo sostenible, como ya se puso de manifiesto en la Cumbre Extraordinaria del G20 con motivo de la crisis de la covid-19.
Teletrabajo

El Consejo de Gobierno también dio ayer el visto bueno a un acuerdo que contempla medidas de organización en el ámbito de la administración necesarias para hacer frente a la crisis sanitaria una vez levantadas las medidas derivadas del estado de alarma. Entre ellas, el Ejecutivo autonómico fomentará el teletrabajo para aquellos funcionarios con menores de 14 años o personas mayores a su cargo, en aquellos casos en los que es incompatible su situación personal con medidas especiales de flexibilidad de la jornada laboral, así como de aquellos vulnerables desde un punto de vista sanitario.
La modalidad de trabajo no presencial se podrá compatibilizar con la presencial siempre que se garanticen los derechos del trabajador y la protección a la salud. En lo que se refiere a la jornada, se establecerá un sistema de control de jornada por cumplimiento de objetivos, validado y aprobado por la Jefatura de Servicio para su respectivo personal.