scorecardresearch

Investigan la muerte de un hombre como homicidio imprudente

Nacho Sáez
-

La víctima, de unos 60 años, sufrió un golpe en la cabeza. El principal sospechoso ha quedado en libertad provisional con medidas cautelares.

Otero de Herreros. - Foto: Prodestur

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Segovia investiga un posible homicidio por imprudencia en Otero de Herreros. Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia, un hombre de unos 40 años fue detenido y puesto a disposición judicial a principios de esta semana por su posible implicación en una discusión con otro varón en la que este se golpeó la cabeza. Horas después falleció.

Se llamaba Nelson, tenía unos 60 años y era de origen cubano, aunque residía desde hace décadas en España. En Otero de Herreros residía junto a su mujer -no tenía hijos- en el barrio de La Estación, donde era habitual verle sobre todo acudir a comprar el periódico, según fuentes municipales. También había trabajado para el Ayuntamiento del pueblo como operario de servicios múltiples.

"Era una persona normal, tenía su grupo de amigos. Es una noticia desagradable. Lamento lo sucedido  y quiero expresar mis condolencias a su familia y amigos", señala el alcalde de Otero, Meinardo Sanz, que asegura desconocer demasiados detalles de lo ocurrido: "El domingo se lo llevó una ambulancia al Hospital, pero me dicen testigos que estaba relativamente bien. Sí que he estado con la Guardia Civil por si alguien había visto algo".

El primer edil también afirma no tener constancia de la detención de una persona en relación con estos hechos. Un extremo que sí que ha sido confirmado por fuentes de la Subdelegación del Gobierno. Tras tomarle declaración, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Segovia decretó este jueves la puesta en libertad provisional del hombre arrestado, pero la causa continúa abierta por un delito de homicidio por imprudencia.

El juez acordó la adopción de las medidas cautelares solicitadas por el fiscal, que no pidió su ingreso en prisión. El investigado ha tenido que entregar el pasaporte, deberá comparecer cada quince días en el juzgado y no podrá acudir a Otero de Herreros, según han indicado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.