scorecardresearch

Castilla y León gasta 1.035 euros per cápita en seguros

SPC
-

La comunidad está 209 euros por debajo de la media nacional en gasto en este tipo de productos, según el informe 'El mercado español de seguros en 2020' elaborado por Mapfre Economics

Castilla y León gasta 1.035 euros per cápita en seguros

Castilla y León gastó 1.035,1 euros por persona durante el año pasado, por detrás de Madrid, Cataluña, Navarra, Aragón, La Rioja, País Vasco y Baleares, lo que supone 209 euros menos respecto a la media nacional. Así lo refleja el informe 'El mercado español de seguros en 2020', elaborado por MAPFRE Economics y publicado por Fundación MAPFRE, que también señala que los compradores de seguros de Castilla y León dedicaron 120,5 euros menos que el año previo a este tipo de productos.

En total, los españoles gastaron en seguros 1.243,8 euros en 2020, 108,8 euros menos que en 2019. El mayor gasto se destinó a los seguros de No Vida (782,6 euros por persona frente a los 772,4 euros de 2019), incluso en un contexto macroeconómico negativo como consecuencia de la pandemia, que no fue suficiente para compensar el menor desembolso en los seguros de Vida (461,2 euros frente a los 580,3 euros del ejercicio precedente).

Todas las comunidades autónomas sufrieron retrocesos en el gasto de productos de seguros, destacando las caídas experimentadas en Madrid, Navarra y Aragón. Aun así, Madrid (con 1.644 euros por persona), Cataluña (1.345 euros), Navarra (1.227 euros), Aragón (1.214 euros), La Rioja (1.121 euros), País Vasco (1.101 euros) y Baleares (1.073 euros) son las comunidades que están por encima de la media de primas per cápita por comunidades autónomas. En el extremo opuesto, se sitúan Ceuta y Melilla (632,9 euros), Canarias (708,7 euros) y Murcia (741,5 euros).

Los efectos de la pandemia, que ya se reflejaron en la evolución de las primas durante 2019 con una bajada del 0,4 por ciento, se agravaron durante el año siguiente. A nivel agregado, el volumen de primas ascendió a 58.889 millones de euros en 2020, lo que supone un retroceso del 8,2 por ciento frente al año previo. 

Los efectos de las medidas de confinamiento y distanciamiento social sobre el empleo, los negocios, hogares y empresas repercutió en la actividad aseguradora, aunque de forma desigual por segmentos de negocio. El negocio de Vida sufrió un retroceso en primas del 20,7 por ciento, motivado principalmente por la caída en el negocio de los seguros de Vida ahorro del 25 por ciento.

Sin embargo, en 2020 el negocio de No Vida del mercado español solo se desaceleró hasta los 37.052 millones de euros de primas, con un crecimiento del 1,1 por ciento, debido principalmente al retroceso del negocio de seguros de automóviles y de multirriesgos del comercio. El seguro de Automóviles, no obstante, continúa siendo el ramo que aporta el mayor volumen de primas, dentro del segmento de los seguros de No Vida, aunque continúa su tendencia a reducir su peso, que en 2020 supuso el 29,9 por ciento de las primas de este segmento, frente al 30,9 por ciento de 2019. El importe de primas emitidas en este ramo descendió un dos por ciento en 2020 respecto del año anterior, hasta alcanzar los 11.086 millones de euros.

El seguro de Salud, por su parte, es el segundo por volumen dentro de los seguros No Vida, con una cuota del 25,3 por ciento. El volumen de primas en 2020 fue de 9.388 millones de euros, con un crecimiento del 5,1 por ciento. Y los seguros Multirriesgos incrementaron ligeramente su peso en el negocio de No Vida con una cuota del 20,9 por ciento, lo que les sitúa en el tercer lugar con un volumen de primas de 7.753 millones de euros, un 3,1 por ciento más que el año anterior, a pesar del retroceso económico provocado por la pandemia.

Recuperación

Con los últimos datos correspondientes al mes de mayo de 2021, el crecimiento de las primas de No Vida se estaría recuperando en términos interanuales en torno al 2,2 por ciento a nivel agregado respecto a las primas de los primeros cinco meses de 2020. 

Por su parte, las primas del negocio de Vida estarían creciendo un 9,9 por ciento interanual en los cinco primeros meses del año, frente a la caída del 20,7 por ciento en 2020, recuperándose el crecimiento tanto de las primas de los seguros de Vida ahorro, que crecen un 12,4 por ciento, como las de Vida riesgo, que suben un 3,1 por ciento. 

Esta recuperación está en línea con la vuelta al crecimiento de la economía española, apoyada en gran medida en el aumento del ritmo de las vacunaciones, que se está acelerando, permitiendo relajar las medidas adoptadas a consecuencia de los rebrotes.