Mil alumnos pasan cuarentena por incidencias fuera de aulas

Sergio Arribas
-

De los 25.000 alumnos de Segovia, más de un millar están hoy confinados en sus casas, aunque por incidencias fuera de los colegios. De las 545 pruebas realizadas en el ámbito educativo tras las vacaciones, tan solo 4 dieron un resultado 'positivo'.

Mil alumnos pasan cuarentena por incidencias fuera de aulas - Foto: Rosa Blanco

La tercera ola de la pandemia no ha hecho ‘pellas’ y ya se ha dejado sentir en los colegios de Segovia. El regreso de las vacaciones de Navidad ha supuesto en Segovia una escalada de cierres temporales de aulas—las llamadas ‘burbuja’, de infantil y primero de Primaria—, puestas en cuarentena como medida preventiva; y con la certeza, según coinciden Educación y también las AMPAS, de que los contagios de miembros de la comunidad educativa se han producido fuera de los colegios, en reuniones sociales y familiares durante las vacaciones navideñas.

«Las aulas son el espejo de la sociedad. Parece que no hemos hecho bien las cosas en Navidad y las consecuencias son este incremento de casos a nivel general», afirma el director provincial de Educación, Diego del Pozo; interesado en aclarar que el alto número de aulas confinadas demuestra que los sistemas preventivos «funcionan», en tanto que las cuarentenas se activan como una medida de precaución ante el contacto de algún alumno, profesor o trabajador de los colegios con algún caso positivo; mientras en la mayoría de los casos luego se demuestra que se trataba de una «falsa alarma». «Es mejor que nos pasemos de precavidos», añade.

De los 25.000 alumnos que integran la comunidad educativa en Segovia, más de 1.000 permanecen hoy en cuarentena. Esta cifra engloba aquellos escolares de las ‘aulas burbuja’ puestas en cuarentena  por algún positivo o caso sospechoso y aquellos alumnos de cursos superiores —que sí usan mascarillas en clase— que han presentado algún síntoma sospechoso o hayan sido ‘contacto estrecho’ y que, por precaución, no acuden a clase.  A ellos se unen los detectados fuera del ámbito educativo por Sanidad, estas vacaciones o en fines de semana, fuera del horario lectivo, y puestos en cuarentena tras dar positivo o haber tenido contacto con amigos o familiares contagiados.

Mil alumnos pasan cuarentena por incidencias fuera de aulasMil alumnos pasan cuarentena por incidencias fuera de aulas

No obstante, Del Pozo subraya que «no hay que caer en el alarmismo», subrayando que las cuarentenas son medidas preventivas, que el índice de positivos es «muy bajo», que no se han producido contagio dentro de los colegios y que en los próximos días «empezaremos a descuarentenar aulas» y «estaremos en cifras razonables». Desde el regreso de vacaciones, en Segovia se han realizado 545 pruebas PCR en el ámbito educativo, de las que 4 han sido ‘positivos’, lo que supone una incidencia del 0,73%; superior a la media del primer trimestre del curso (0,09%). De acuerdo con los últimos datos ofrecidos por la Junta de Castilla y León, Segovia acumulaba —a fecha de 21 de enero— 31 ‘positivos’ entre la comunidad educativa desde el 9 de septiembre. Son 25 alumnos —el menor número entre las 9 provincias— y 6 trabajadores, siempre según los datos oficiales.

40 CLASES CONFINADAS. Segovia finalizó el primer trimestre del curso —el 22 de diciembre— con ningún aula confinada y tan solo dos profesores en cuarentena. Este pasado viernes, Segovia acumulaba 40 clases cerradas; un número que multiplica por cuatro las contabilizadas el pasado mes de septiembre durante las dos primeras semanas del curso (8). En dos días (18 y 19 de enero) Educación mandó a su domicilio a los alumnos de 18 ‘aulas burbuja’. «Son escolares de Infantil y primero de Primaria y como pueden estar sin mascarilla, ante cualquier incidencia se confina el aula entera», afirma Del Pozo, que insiste que los contagios se han producido fuera de las aulas y durante las vacaciones, en reuniones sociales y familiares.

La presidenta de la FEDAMPA ‘Antonio Machado’, Noelia del Barrio, no oculta su preocupación por el aumento de la incidencia tras las vacaciones, aunque «era casi lo esperado». «Lo que me tranquiliza —matiza— es que los contagios no se están produciendo en los colegios». «Ponen en cuarentena a las aulas de los pequeñines. Cuando da uno o tiene un contacto con un positivo cierran el aula entera, pero no hay ninguna clase en cuarentena de los mayores, los que sí van con mascarillas», afirma Del Barrio, que considera que los colegios han demostrado ser «espacios seguros y vigilados»; porque «los chavales, una vez que salen del centro, se juntan en pandillas y no sabemos si se ponen o no mascarillas y hacen todo lo que sí se les exige dentro de los centros».