Queremos crear en Segovia un centro de investigación puntero

A.M.
-

Termina su doctorado en la Universidad de Innsbruck y gana la aprobación de la Universidad de Chicago con un MBA en Chicago Booth. Recientemente, ha sido nombrado presidente de la Cámara Oficial de Comercio de España en Singapur.

Sinuhé Arroyo - Foto: D.S.

Sinuhé Arroyo (Segovia, 1975),  fundador y director ejecutivo (CEO) de Taiger, una compañía global de inteligencia artificial con sede en Singapur y oficinas en varios países en todo el mundo, empezó a programar de forma autodidacta desde los diez años. Compaginaba su curiosidad por del Amstrad CPC con su deporte predilecto, el baloncesto.  Soñaba con convertirse en jugador profesional cuando aún no había iniciado su carrera en Informática en la Universidad Complutense de Madrid.  Ha sido invitado a participar en el Comité del Gobierno para la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial y, actualmente, está en el Personal Data Protection Comission de Singapur, equivalente a un consejo de asesores para el cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR). En una entrevista con este periódico destaca que, el centro de investigación recientemente abierto en Segovia «aspira a ser puntero a nivel mundial». 
¿Cuáles son las expectativas del Centro de Excelencia en I+D en Inteligencia Artificial de Taiger de Segovia y su posible desarrollo?
Seguir empleando, atrayendo talento de la Comunidad de Castilla y León, de Segovia, continuar creciendo de acuerdo al plan de trabajo acordado con la Junta de Castilla y León [aporta el 35% de los 3,7 millones de euros de inversión] y crear un centro de investigación puntero a nivel mundial. Hay material suficiente para desarrollar este proyecto con éxito y estamos muy ilusionados por el apoyo que se nos presta desde el Gobierno autonómico. Hemos empezado también a trabajar con la Universidad de Valladolid (UVa), para dar forma a un proyecto de máster de inteligencia artificial, que nos permita nutrir este centro y atraer también talento internacional.
El desarrollo lo hemos dividido en dos fases, pero hablamos de un proyecto con vocación de continuidad y, según se vayan dando pasos, obviamente trataremos de ampliar, Taiger está creciendo muy rápido a nivel internacional y podremos formar un centro de investigación que alcance los 150 empleos, sin ningún problema, en unos años, aunque inicialmente venimos hablando de 75 puestos de trabajo.
Con el fin de que los lectores conozcan la actividad, ¿qué tipo de trabajos se realizan en el centro de investigación de Segovia?, ¿hay algún proyecto específico de inteligencia artificial?, ¿cómo definiría el proyecto comercial de la compañía?
En Segovia hacemos puramente investigación, es como se ha caracterizado el centro. Taiger tiene una amplia experiencia en este campo que se remonta a cuando hice mi doctorado en Austria y trabajaba como investigador en los proyectos del Programa Marco de la UE, desde Taiger fuimos capaces de traer a España parte de estos proyectos y capital de la UE para realizar investigación y ahora queremos seguir haciendo este trabajo de una forma más estructurada y quizá a mayor escala. Desde la sede de Singapur también estamos lanzando una iniciativa de investigación y creando un canal para que pueda fluir el conocimiento e, incluso, ser la puerta de este tipo de investigación dentro de Singapur, incluso del sureste asiático. 
Es de gran atractivo traer investigadores de Singapur a España que puedan participar en estos proyectos pioneros, con la huella geográfica global que implica. Estamos atrayendo a Segovia a personas de mucho talento, de distintos países y culturas. Nos ha sorprendido gratamente a todos el interés que hay por venirse a Segovia. Supongo que es por la calidad de vida que tenemos; porque estamos en una ciudad bellísima, en el campo, y pueden dedicarse completamente a su labor de investigación. Estamos viendo que los resultados son muy buenos y la recepción que tiene el proyecto es buena también. 
En Segovia concretamente no tenemos proyecto comercial, pero, tanto en Madrid, en España, como en Latinoamérica, donde tenemos buena implantación, trabajamos principalmente con instituciones financieras como el banco de Santander o el BBVA y otros, como Banregio, en México. Lo que tratamos de hacer es aportarles la inteligencia artificial para optimizar procesos y generar eficiencia operativa a través de las distintas cadenas de valor que tienen. Por ejemplo, el tema de los bastanteos [procedimiento que determina si una persona puede realizar operaciones financieras en nombre de una empresa] que como anunció el banco de Santander, el año pasado, fuimos capaces de reducir a quince minutos el tiempo de apertura de una cuenta corporativa, lo que antes se tardaba varias semanas. Esa capacidad de leer documentos no estructurados, poderes notariales, actas de constitución o resoluciones de juntas, balances de situación, entenderlos y extraer los datos, ponerlos de una forma para que puedan ser procesos por los distintos softwares. Taiger lo que hace es traducir esos documentos en lenguaje natural a una estructura que el software pueda entender y procesar.
¿Se encuentra en Segovia por razones personales, su lugar de origen, o porque cree que es una ciudad en la que se puede llevar a cabo esta actividad?
Es una mezcla de las dos cosas, soy segoviano, estudié en el colegio y en el Instituto ‘Mariano Quintanilla’ e hice los primeros tres años de carrera, la Ingeniería Técnica de Informática de Gestión, desde el primer año, cuando empezó. Hay segovianos muy buenos que están realizando una gran labor profesional. Siempre tienes esa ilusión de poder contribuir a cambiar un poco las cosas, a mejorar. Al final la mayoría nos tenemos que ir de Segovia, no hay muchas opciones laborales más allá de las de siempre, la hostelería…; estamos creando un talento muy bueno y luego se tiene que ir –normalmente a Madrid–, pues vamos a generar las oportunidades para que no se tenga que ir de Segovia ese talento.
Por tanto es una mezcla, quería contribuir a mejorar Segovia pero, obviamente, eso no se puede hacer si no hay un sustrato bueno. Y la verdad es que la calidad humana existe. Se trata de crear los mecanismos necesarios para que se pueda desarrollar una labor profesional puntera en Segovia, e incluso que algunos de los que nos tuvimos que ir, podamos volver. Las universidades siguen creando ese buen material… aprovechémoslo! 
Por tanto ¿piensa que el futuro de esta ciudad puede pasar por negocios tecnológicos?
Por qué no, nosotros estamos teniendo éxito, la iniciativa está funcionando, somos modestos, pero las cosas grandes empiezan con pasos pequeños, a lo mejor hemos abierto un camino que se animan a seguir otros, es posible. A nivel global, actualmente estamos muy cerca de las 200 personas, venimos doblando la cifra de año en año, vamos a ver dónde nos quedamos pero seguro que acabamos 2020 en más de 300 personas, cercanas a las 350, esto engloba a Segovia, Singapur, México, Dubai y otras iniciativas que arrancamos y que iremos desvelando según vayan pasando los meses.
¿Cree que el edificio CIDE tiene futuro como sede de estos proyectos?
Creo que sí, estoy en contacto con la alcaldesa, Clara Luquero, y parece que hay interés de varias empresas de unirse al proyecto CAT y de implantarse allí, tiene su mercado.

¿Ustedes se trasladarían a este edificio en algún momento?
Ahora mismo no lo sé, este tipo de decisiones operativas las gestiona mi equipo de España y nuestro responsable del Centro de Excelencia en I+D [lab]. Son ellos los encargados de decidir cuál es la ubicación más favorable y viable para Taiger en Segovia. Sí que se nos ha ofrecido el CAT y sí que es una opción que ahora mismo está disponible, incluso, ya han acabado todas las obras. Supongo que lo valorarán y decidirán, en función de eso, pero no estoy al corriente de esa decisión.
¿Han encontrado apoyo adecuado en Segovia y Castilla y León para llevar a cabo el desarrollo en esta zona?
Estamos muy agradecidos a la Junta de Castilla y León por el apoyo que nos está prestando y lo vemos como un partner, un socio, a largo plazo. Desde ese punto de vista, agradecimiento por haber creído en el proyecto que les planteamos y haber decidido coinvertir con nosotros. No tengo absolutamente nada de qué quejarme, el presidente Fernández Mañueco comentó durante la inauguración que el proyecto se declaró de carácter estratégico para la región. A partir de ahí creo que se abren muchas puertas. La ejecución del proyecto sigue la hoja de ruta que acordamos con la Junta.Todo va como debe. Estamos super contentos y super satisfechos por el apoyo que se nos está prestando, sin duda, muy agradecidos, esa es la palabra.
Oficinas en Segovia, Madrid, Singapur, Nueva York, Ciudad de México, Dubai y Hong Kong, ¿tiene previsto seguir implantándose en otros puntos del planeta? 
El proyecto nació con una vocación global, un camino duro, con equivocaciones y quebrantos de cabeza, mucho aprendizaje, como son estos proyectos, pero siempre con vocación internacional. Las soluciones que ofrecemos están siendo muy bien recibidas en esos mercados, incluso, nos animan a ir a otros. Nuestros inversores están entusiasmados con la trayectoria que va llevando la empresa, vamos doblando la facturación de año en año, no es un crecimiento lineal, sino que estamos en una trayectoria de crecimiento exponencial y seguiremos empujando el proyecto hasta donde podamos. Es muy atractivo y, ahora mismo, estamos disfrutando mucho esta fase de crecimiento y expansión. 
Taiger es miembro de la Cámara oficial de de Comercio de España en Singapur, ¿cómo está viviendo esta experiencia?
Personalmente, es muy gratificante. Es importante porque está respaldada por el Ministerio pero, además, he sido elegido presidente, lo que para mi ha sido un gran orgullo, un gran honor y un reconocimiento, algo totalmente inesperado que sucedió a finales del año pasado. Es una Cámara joven, estamos arrancando ahora y, al igual que Singapur, nace con la vocación de ser la puerta de entrada al sureste asiático para las empresas españolas, asi como punto de encuentro de las Cámaras Españolas de la región. Estamos trabajando de forma muy activa y creando vínculos, no sólo con otras Cámaras españolas en la región, como Hong Kong, Filipinas o Vietnam, sino con otras Cámaras de países, como Alemania, Italia y Francia. Hace poco estuvimos reunidos con el embajador alemán, en un encuentro al que también acudió el embajador español.
Como curiosidad, ¿se han visto afectados por los efectos del coronavirus en China, a nivel económico o laboralmente?
Sí y no, en mi neófita opinión se está creando bastante alarma a nivel mundial, es una enfermedad seria, pero no es tan mortal o dañina como otras que ha habido con anterioridad. En cualquier caso las autoridades están actuando con celeridad y firmeza y eso genera mucha confianza y tranquilidad. Se han restringido los viajes, por ejemplo, hace días, tenía que haber ido a Hong Kong, obviamente no fui, no tanto por miedo a un contagio, sino por las posibles consecuencias logísticas de una cuarentena. Es cierto que hay mortalidad, e igualmente que esta se centra en los grupos de riesgo. Para personas jóvenes y sanas el riesgo de muerte no es mayor que el de una gripe severa según nos informan.
El problema fundamental que sucede es el tema de las cuarentenas, que te bloquea dos semanas de vida en las que no puedes trabajar con normalidad. Lo que se está viendo es que se cancelan muchos viajes, la gente hace más teleconferencias, no tanto por el miedo a contraer la enfermedad, sino las consecuencias de una cuarentena. Ahora, en Singapur, si has estado en zona de riesgo de contagio elevado, como es China, en los últimos 14 días, no te dan una visa de entrada, a no ser que sea singapurense. Son complicaciones logísticas, a partir de ahí hay que empezar a ver las cosas por lo que son, es una enfermedad contagiosa a la que hay que tener mucho respeto, pero dentro de un orden.