El Henar: en busca de nuevos (M)oradores

Cristina Sancho
-

Desde hace más de medio año el Obispado de Segovia está dando pasos para encontrar una nueva congregación que tome el relevo de los Padres Carmelitas en el Santuario de El Henar.

Los residentes actuales en el Santuario, Florentino Bocos (izquierda), Francisco Marín, Román Velasco, que ha llegado de refuerzo para la Romería, y el prior, Juan Gil. - Foto: C.S.

Este fin de semana se celebra la tradicional Romería de El Henar. Actos litúrgicos, devocionales y de ocio con mucha vocación en Cuéllar, la Comunidad de Villa y Tierra del mismo nombre y en las provincias limítrofes. Esta romería que congrega a miles de personas será la última presidida por los Padres Carmelitas. En la actualidad en el Santuario de El Henar habitan dos frailes y un hermano laico que a su vez forman parte de la provincia de los Padres Carmelitas de Aragón, Castilla y Valencia, compuesta por diez casas, entre ellas el Santuario. La falta de vocaciones, sumado al envejecimiento de los miembros de la comunidad y el fallecimiento de algunos hermanos ha hecho que en la última reunión de priores con representantes de cada una de las casas se decidiera cerrar cuatro de las seis casas. Y una de ellas será el Santuario de El Henar.

No obstante, según explica el prior Juan Gil, «no nos vamos a ir si no viene alguien». No tienen intención de dejar el santuario solo, conscientes del valor que guardan sus muros y al menos permanecerán en las instalaciones hasta finales de la próxima primavera. Tanto desde la comunidad de los Padres Carmelitas como desde el Obispado de Segovia ya se han iniciado diferentes acciones para buscar nuevos moradores a este espacio en el que la comunidad Carmelita lleva viviendo desde 1924. El Santuario pertenece al Obispado y hace medio siglo que los Padres Carmelitas firmaron un contrato de alquiler por cien años. En caso de querer dejar las instalaciones, como ocurre ahora la Comunidad tiene que avisar con al menos diez meses de antelación, algo que han hecho. 

Será el Obispado quien tenga la última palabra pero por el momento varias comunidades religiosas han visitado las instalaciones así como empresas privadas del mundo de la hostelería que han planteado propuestas para convertir el espacio en una hostería. Pero esta opción se descarta casi por completo desde el Obispado. El Santuario de El Henar es una prioridad desde hace tiempo para el Obispado y es un tema que preocupa en distintos órganos institucionales y en el ámbito social. Por el momento se está buscando alguna congregación que sea lo más estable posible y que tenga mayor presencia. No quieren a alguien que solo abra los fines de semana o que sólo vaya a oficiar las misas. Lo interesante es que haya gente permanentemente y que dinamice la zona.

Exterior del Santuario de la Virgen del Henar.Exterior del Santuario de la Virgen del Henar. - Foto: C.S.

Tal y como se encuentran las instalaciones en la actualidad tienen cabida para acoger a 24 personas. De hecho en los días previos a la Romería se han estado limpiando y adecentando para acoger a los familiares y religiosos que durante el fin de semana llegan para ayudar a los frailes que están habitualmente. En un recorrido por las instalaciones, el padre Juan Gil explica que en la parte superior del claustro del convento hay veinte habitaciones modestas, algunas de dos camas pero todas con baño y armarios. En la parte inferior se encuentran la cocina, la despensa, el comedor, la sala de reuniones, la biblioteca, una pequeña tienda de recuerdos de la virgen de El Henar… Además encima de la capilla se sitúan otras cuatro habitaciones y una sala de televisión y pequeña biblioteca donde leer, escribir o conversar con vistas a la pradera. 

El claustro tiene una superficie de unos 206 metros cuadrados de forma cuadrada. Destaca nada más entrar las arquerías las columnas y la luminosidad que entra por una gran campana de cristal que se instaló en 1981 para protegerlo de las inclemencias del tiempo. En el centro se encuentra presidido por una virgen. El convento se empezó a construir en 1799 como casa de hospedaje para aquellos que acudían a las romerías y las obras se terminaron en 1808. Además de las dependencias religiosas y conventuales, detrás de estas se ubica un edificio destinado en su momento a los seminaristas menores con canchas, aulas, dormitorios con camas corridas, salas de reuniones, cocheras y otras dependencias que ahora apenas se usan.

Todas estas instalaciones han sido visitadas ya por distintas órdenes religiosas y próximamente recibirán nuevas visitas ya que desde el Obispado están manteniendo contacto con diferentes congregaciones. Sin ir más lejos en las últimas semanas una delegación de cuatro monjas de las Carmelitas Samaritanas de Valladolid se han interesado por el Santuario. Pero no han sido las únicas. El próximo mes de octubre cuatro religiosas ocuparán algunos espacios del Santuario de la Virgen de la Fuencisla. Se trata de una congregación que cuenta con tres casas distribuidas en Asturias, País Vasco y Valladolid y se encuentran en expansión. La idea que plantean para el Santuario de El Henar sería la incorporación de veinte novicias e instalarían un obrador para la realización de dulces, mermeladas, galletas, patés, cosmética natural que ya realizan en otras instalaciones y que venden por Internet y en tiendas físicas. Además realizan labores de bordado, publicaciones de libros, han grabado algún CD y gestionan como hospedería y albergue el Monasterio de Valdedios en Asturias, al que el Arzobispado ha estado durante cuatro años buscando moradores. Además del trabajo que desempeñan han puesto mucho énfasis en diferentes redes sociales, a través de las cuales muestran sus vivencias espirituales y ofrecen momentos de oración por Internet.

Una de las habitaciones que ocupan los religiosos.Una de las habitaciones que ocupan los religiosos. - Foto: C.S.

Esta es una de las opciones pero también se barajan otras. Por el momento no hay nada cerrado. No obstante, según indican desde la Parroquia de Cuéllar, el Obispado intenta buscar una comunidad de religiosas que trabaje pastoralmente en la zona y que se implique socialmente. Además para tranquilidad de los fieles que acuden habitualmente a los cultos religiosos dejan claro que el Santuario seguirá acogiendo las diferentes misas durante los fines de semana. Con los posibles cambios que se avecinan, sería la Parroquia de Cuéllar quien pasaría a coordinar con la nueva orden que en él se instale. 

Los orígenes del Santuario de El Henar se remontan hasta 1247, según recogió en su momento el padre carmelita Balbino Velasco, fraile del santuario y autor de ‘Historia de Cuéllar’. En aquella época existía un poblado con el nombre de Santa María de El Henar y en 1430 ya constaba en los libros litúrgicos una ermita ruinosa. Con el paso del tiempo y llegado el siglo XVII comenzó a nacer una gran devoción hacia la Virgen que dura hasta la fecha, al igual que la romería. Ya en 1674 se amplió la ermita y se construyó un nuevo retablo pero no fue hasta el siglo XVIII cuando se construyó la parte más noble del templo: el crucero y camarín de la virgen. 

En 1979 se restauraron la totalidad de los edificios del santuario y en 1996 se comenzó un plan de restauración de los elementos artísticos como el camarín, los retablos y los cuadros. El pasado año se restauró el altar de San Cosme y San Damián y este verano se ha recuperado el retablo de la Virgen del Carmen. En ambos casos bajo la dirección de Pedro Orrasco y gracias a la intervención de alumnos de restauración procedentes de Galicia en 2018 y de Milagros Martínez este año. A pesar de los trabajos realizados aún quedaría pendiente la mayor de las intervenciones: la restauración de las pinturas de la cúpula, el crucero y el presbiterio.

Planta de la iglesia con el altar al fondo.Planta de la iglesia con el altar al fondo. - Foto: C.S.

Espacio con el que cuentan para ver la televisión o descansar.
Espacio con el que cuentan para ver la televisión o descansar. - Foto: C.S.