Bebé a bordo: pautas para un viaje seguro

Agencias - SPC
-

La Alianza Española por la Seguridad Vial propone un decálogo para usar bien las sillas de los niños

Bebé a bordo: pautas para un viaje seguro

La Dirección General de Tráfico (DGT) se marcó hace casi una década un objetivo claro que plasmó en la Estrategia de Seguridad Vial 2010-2020: «Cero niños fallecidos sin Sistemas de Retención Infantil (SRI)». Según cálculos de la DGT el uso correcto de estos dispositivos reduce entre un 50% y un 80% el riesgo de lesión en caso de accidente.
Por motivos como este, la Alianza Española por la Seguridad Vial Infantil lanza el Decálogo de la Seguridad Vial Infantil.    


Sujeción 
Llevar siempre al niño sujeto en un sistema de retención infantil adecuado a su tamaño y peso, por corto que sea el trayecto. 


Homologación
Utilizar siempre sillas homologadas y con la normativa más actual. Comprobar en la etiqueta la talla y/o el peso para los que se ha homologado el producto.


Asesoramiento
Para comprar un SRI conviene acudir a un centro especializado donde asesoren sobre las necesidades del niño y expliquen las características de cada silla y su instalación. 


Sillas nuevas 
No comprar sillas de segunda mano y tras un accidente deben sustituirse.


Compatibilidad 
Antes de comprar una silla, verificar el sistema de anclaje del vehículo, para buscar una que se adapte a él.


Posición 
Se recomienda llevar al niño en sentido contrario a la marcha. Ajusta siempre bien los arneses o cinturones al cuerpo del niño, sin holguras.


Asiento trasero 
Colocar siempre al niño en las plazas traseras del vehículo. Subir y bajar al menor por la parte segura de la vía. Si solo se puede colocar en la plaza delantera, desconectar el airbag.


Tamaño
Para los niños de más edad es aconsejable utilizar sillas con respaldo al menos hasta los 135 centímetros de estatura.


Objetos sueltos 
No viajar nunca con objetos sueltos, ni con equipaje o mascotas en el vehículo al lado de los pequeños. En caso de accidente pueden salir despedidos y dañar al menor.


Operativa de urgencia
En caso de accidente hay que sacar al niño del coche accidentado en su sistema de retención infantil, y nunca sacar al menor en brazos (salvo riesgos inminentes).