El 'underground' musical segoviano

Nacho Sáez
-

La escena segoviana ha estado dominada históricamente por la música tradicional y el rock, pero ahora se abren paso con éxito otros géneros, desde el reggaetón hasta el indie.

El 'underground' musical segoviano

De la tierra de la dulzaina y el tamboril, del Nuevo Mester de Juglaría, de la Banda Sinfónica Tierra de Segovia y de la Unión Musical Segoviana, del heavy metal de Lujuria, del rock de Los Wrayajos o Excomunion, del pop de Rebeca Jiménez y de las charangas, ha brotado en los últimos tiempos un nuevo espíritu musical que también cuenta con ejemplos de éxito: un dj y productor que pincha en dos de las discotecas más populares de Madrid, una ‘boy band’ que acaba de fichar por Sony y un joven que acaba de estrenar la mayoría de edad, que está decidido a reinventar el reggaetón y que ha conseguido que su primer tema tenga casi 12.000 visualizaciones en Youtube en apenas un mes.

Javier Barcala Vera (Segovia, 21 de febrero de 1983), el alumno de las Jesuitinas que abrazó la estética del ‘skate’ y del rap hasta convertirlo en una de las señas de identidad del Paseo del Salón durante los años noventa, es hoy Jay Shem. Dj residente de las discotecas madrileñas Teatro Barceló (antigua Pachá) y Oh My Club y productor musical, es también uno de los hombres más demandados cuando hay que poner música a las fiestas de algunas de las principales estrellas de fútbol o de sus clubes. «Me ha costado muchos años poder dedicarme a la música al cien por cien», explica en conversación telefónica con El Día de Segovia a media tarde, ya descansado después de una noche de trabajo intensa pero llena de diversión.

Como le gusta que sean cada una de sus sesiones. Desde Segovia, donde empezó, hasta Estados Unidos, donde vivió durante más de un año. En Nueva York y Miami consiguió hacerse un hueco en 2011 en Hudson Terraze y en Pink Room, dos de los clubes más exclusivos de Manhattan y de Miami Beach, respectivamente. «Fue una gran experiencia a nivel personal y profesional», señala sobre una etapa que le permitió conocer más de cerca los ritmos hip-hop americanos que ya le gustaba escuchar de adolescente. Durante aquellas tardes en el Paseo del Salón, él se encargaba de aportar la parte instrumental a las letras que componía su amigo Nacho Carrión. Después se gastó «una pasta» en unos platos y comenzó a pinchar en la noche segoviana en el Hard Pool, el Toys, la Cabaret…

Jay Shem.Jay Shem. - Foto: DS

Esos locales marcaron los inicios de una trayectoria que ya le ha llevado por media España, Londres y Lisboa y que le ha permitido pinchar junto a numerosos djs internacionales y artistas instalados en la cima como Bad Bunny, Nicky Jam, Daddy Yankee o Pitbull. Muchos de ellos nombres propios del reggaetón, uno de los géneros con los más trabaja este segoviano. «Pero hay mucho tipo de reggaetón. Está el comercial, tipo ‘Despacito’, y otro más de barrio, como el que hace Jhay Cortez», remarca, al tiempo que se revuelve contra los ataques y menosprecios que sufre este estilo a menudo. «[El reggaetón] ha evolucionado a nivel musical y también de industria», argumenta Jay Shem. «Se vende mejor. Los grandes artistas y productores se han fijado en los raperos americanos y ya tienen un algoritmo, una fórmula, para lograr éxito tras éxito. Hay calidad y hay marketing», añade.

En su faceta de productor, él ha apostado por el dembow, un género originario de la República Dominicana parecido al reggaetón «pero con ritmos más rapidos», tal y como subraya. El tema que lanzó en esta línea hace un mes (‘Ta’ Encendia’, con la colaboración de Sir López) ya tiene casi 50.000 reproducciones en Youtube «y se está pinchando en muchas discotecas de España», según asegura. Al epicentro de la fiesta que son las salas hace tiempo que llegó para quedarse el reggaetón. «Aunque no me cierro a otras cosas, el 80 por ciento de lo que pincho yo es música latina. Y no creo que se pueda catalogar como ‘pachanga’. Se debería hablar de música urbana», concluye este dj segoviano, que ve aún más margen de crecimiento; también para la electrónica, otro de los estilos en los que se ha especializado.

El de Go Roneo es el pop o el ‘indie’, según quien escuche a este grupo. De lo que no hay duda es de que ha irrumpido con fuerza en el panorama musical a raíz del éxito de su canción ‘Pop Pa’ Tu Crush’, que ha sido escuchada por más de medio millón de personas en Spotify. Un éxito que le ha valido el fichaje por Sony Music. Esta «boy band» –tal y como sus integrantes se definen– inició su camino en el verano de 2017 con una filosofía de trabajo clara. «Todos cantamos y hacemos música en solitario y luego lo ponemos en común», explica Fernando Tabanera, más conocido como ‘Only’, el mayor de este grupo de veinteañeros que ya ha dado conciertos en Segovia, Madrid o Salamanca.
Expertos musicales los comparan con Pignoise, aunque ellos prefieren que sea el público el que les identifique de una manera o de otra. Respecto a la clave de su repentina popularidad, Only opina que «a lo mejor es porque hacemos un ‘indie’ tonto». «Si hay 200 personas haciendo lo mismo, pues seguramente la gente no se va a fijar en quien no sea ya conocido. Quizás nosotros somos diferentes, pero no lo hemos hecho para eso. La música es un lenguaje que va evolucionando y en el que no puedes vaticinar en qué dirección se va a mover. Nuestro único objetivo ahora es seguir creando música, que es un trabajo como cualquier otro”, abunda, al tiempo que reivindica, eso sí, la constancia que atesoran «y nuestro público, que es maravilloso».
El triunfo de Go Roneo ha llegado en un momento complejo para la música en Segovia, con la Beat Club como un oasis en el desierto de las salas de concierto segovianas, más allá de las iniciativas particulares de bares como el Metrópolis. «Vemos que no se ponen facilidades por parte de nadie y para los músicos son importantes los conciertos para disfrutar de la cercanía con el público», indica Only, que no obstante considera que en la actual era digital «te da igual empezar en Aluche o en Segovia porque tienes las mismas posibilidades de llegar».

Go Roneo.Go Roneo. - Foto: DS

Los días compartiendo instituto de Delgao y Sesentay6 –otros dos de los componentes del grupo, que se completa con Hens y Jarana– se encuentran en el origen de Go Roneo, inmerso ahora en la grabación de nuevos temas para saciar a sus fans. «Tenemos que terminar de planificarlo todo y ver si sacamos ‘singles’ o un álbum», remacha Only.

Todavía más joven que ellos, Fernando Botrán ‘Botii’ (Segovia, 16 de abril de 2001) también quiere probar suerte en la música. Para ello, su carta de presentación ha sido ‘Extrañándote’, una canción de reggaetón «diferente» que cuenta con casi 12.000 reproducciones en un mes en Youtube. «Es reggaetón estilo romántico», señala este estudiante de Imagen y Sonido que a los 13 años ya se había subido al escenario durante unas fiestas de La Lastrilla. Esa pasión la enfocó a las discomóviles y a la música en las discotecas hasta que, primero, compuso un disco en solitario que solo distribuyó entre sus amigos y, después, lanzó junto a su compañero de estudios Adrián Martínez ese tema que ha llamado la atención.

Estuvieron trabajando en él durante medio año y después diseñaron su distribución a través de las redes sociales, con buenos resultados. «¿Que el reggaetón está mal visto? La gente se cree que es fácil hacerlo, pero no sabe el trabajo que hay detrás. Además, es la música que le gusta escuchar a la gente cuando sale de fiesta. Creo que se debería tener respeto. Yo escucho todo tipo de música y respeto todos los gustos», defiende.

Fernando Botrán ‘Botii’.Fernando Botrán ‘Botii’.