scorecardresearch

Mañueco presiona para impulsar la lucha a la despoblación

Santiago González
-

El presidente de la Junta pedirá una reunión a la ministra Ribera después del verano para profundizar en las medidas de la estrategia del reto demográfico y reclama una ley de pequeños municipios

Fernández Mañueco, acompañado por el vicepresidente, Francisco Igea (d), y el consejero de Hacienda, Fernández Carriedo, en el claustro del convento de San Esteban. - Foto: Ical

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, explicó que durante la Conferencia de Presidentes se realizó un «análisis generico» sobre la estrategia del reto demográfico, pero no se concretaron las medidas. Por ello, el mandatario castellano y leonés afirmó que después del verano solicitarán una reunión con la vicepresidenta Teresa Ribera para «presionar» al Gobierno con el objetivo de que la estrategia «sirva realmente para luchar contra la despoblación».

Tras más de seis horas de reunión entre los presidentes del Gobierno y de las comunidades autónomas, Mañueco reconoció que «suena bien la música pero hay que esperar a conocer la letra» e insistió en que para llegar a buen puerto con un desafío tan complejo es necesario que exista un «diálogo fluido» entre la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y los consejeros del ramo en las distintas comunidades autónomas. «Queremos participar, acordar y que se nos escuche», subrayó.

Sánchez se comprometió a activar un plan vivo con 10.000 millones de euros para cumplir las 130 medidas del reto demográfico y explicó a los presidentes autonómicos que en apenas tres meses ya se han iniciado tres de cada cuatro medidas con una cantidad comprometida superior a los 3.000 millones. A pesar de ello, Mañueco  admitió que no conoce las propuestas concretas que recoge el documento entregado.

El presidente castellano y leonés exigió la aprobación de una ley para los pequeños municipios de menos de 5.000 habitantes con la idea de «facilitar los trámites administrativos y simplificar la burocracia». Además, esta nueva normativa debería contemplar una «fiscalidad especial» que resultaría favorable para el desarrollo del mundo rural, similar a la que ya existe en Soria, Teruel y Cuenca tras la cumbre de Albarracín. Mañueco propuso, a modo de ejemplo, una reducción específica del 20 por ciento en los costes laborales para las empresas ya instaladas en estos pequeños municipios y para todas las que se instalen.

Fondos europeos

Por otro lado, el presidente de la Junta solició que la gestión por parte de las comunidades autónomas del 55 por ciento de los fondos europeos, que este año ascenderá a 10.500 millones, «debe mantenerse en 2022, 2023 y 2024» y que el Gobierno debe contar también con las autonomías para «unificar y negociar» los criterios, frente a la situación actual en la que el ministro dice qué cantidad toca a cada autonomía en las conferencias sectoriales.

«Pedimos negociar los criterios para hacer un reparto más justo e igualitario», aseguró Mañueco, criticando las «negociaciones bilaterales a espaldas del interés general», que se puedan producir el lunes con Cataluña. Solicitó además que el uso de este dinero sea «más flexible», aunque siempre «dentro de los marcos generales de la Unión Europea».

Otra de las reivindicaciones del  mandatario castellano y leonés fue la necesidad de un fondo covid por parte del Gobierno, similar al que aportó 720 millones y les permitió acumular un 1,1 por ciento más de déficit, sin embargo reconoció que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya les ha dejado claro que no se repetirá el fondo para el próximo año y que tan sólo podrán añadir un 0,6% más al déficit.