La UE no logra pactar la renovación de altos cargos

EFE
-

Los líderes europeos fracasan en su empeño de cerrar un acuerdo que regenere la dirigencia de sus principales instituciones y se citan el 30 de junio con el objetivo de desbloquear el proyecto

La UE no logra pactar la renovación de altos cargos - Foto: OLIVIER HOSLET

En un ambiente enrarecido por el Brexit y la falta de Gobierno en Españan, entre otras vicisitudes, los líderes de la Unión Europea (UE) fracasaron ayer en su intento de cerrar un acuerdo sobre la renovación de la jefatura de sus principales instituciones, por lo que convocarán una reunión el próximo 30 de junio para intentarlo de nuevo, según informaron fuentes europeas.
El objetivo de la primera jornada de cumbre celebrada este jueves en Bruselas era elegir a quienes ocuparán la presidencia de la Comisión Europea, la presidencia del Consejo Europeo, el cargo de alto representante para la Política Exterior Comunitaria y la presidencia del Banco Central Europeo, un puesto este último que responde más a criterios técnicos que políticos, pero que se ha incluido en el paquete.
"El Consejo Europeo ha debatido las nominaciones teniendo en cuenta mis consultas (con los jefes de Estado y de Gobierno) y las declaraciones hechas en el Parlamento Europeo", dijo el presidente del Consejo, Donald Tusk, en una rueda de prensa tras el encuentro.
"No hubo una mayoría para ningún candidato. El Consejo Europeo acordó que es necesario tener un paquete reflejando la diversidad de la UE. Nos reuniremos de nuevo el 30 de junio", añadió.
Los líderes de los Veintiocho celebrarán ese día una cena extraordinaria y, hasta entonces, Tusk continuará con las consultas con dirigentes y Eurocámara.
El todavía presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, añadió que los días 28 y 29 de junio se celebrará la cumbre del G20 en Osaka (Japón) en la que participarán tanto él mismo como Tusk y otros jefes de Gobierno y que proporcionará una "ocasión para discutir sobre el desarrollo de los acontecimientos".
"Estoy persuadido de que el proceso en curso, el 'Spitzenkandidaten" (candidato principal), no ha llegado a término, pero veremos qué dice la autopsia", dijo el político luxemburgués en referencia al sistema de candidatos designados por los partidos políticos para las elecciones a la Eurocámara, que no genera consenso entre los países.
"He constatado con satisfacción, incluso alegría, que no es fácil reemplazarme", añadió en tono jocoso Juncker.