scorecardresearch

"Los participativos parecen juegos del hambre entre barrios"

DS
-

El portavoz de Podemos advierte de que el modelo de presupuestos participativos de Segovia "hace aguas" y vuelve a reclamar al equipo de gobierno que asuma con presupuesto ordinario pequeñas obras y reparaciones en los barrios segovianos

Imagen promocional de los Presupuestos Participativos de Segovia.

La publicación de los proyectos seleccionados para votación del proceso de proyectos participativos del Ayuntamiento de Segovia ha desencadenado la reacción de parte del tejido vecinal y también del portavoz de Podemos en el Consistorio, Guillermo San Juan, quien señala "la evidencia" de que el modelo de participación "lleva tiempo haciendo aguas", y "buena parte de la responsabilidad" se la atribuye a la gestión de su titular, Andrés Torquemada. "Para buena parte de los vecindarios segovianos, los presupuestos participativos de Torquemada se han convertido desde hace mucho tiempo en los juegos del hambre, una competición entre barrios para reclamar al ayuntamiento arreglos e intervenciones básicas en asfaltado, aceras, arreglos de farolas y canalizaciones con un presupuesto muy ajustado, y cada vez está generando más malestar y cansancio entre los vecinos y vecinas", advertía San Juan.

Y es que para la formación morada "es lógico: es imposible que el tejido vecinal proponga grandes proyectos de ciudad si en los barrios existen tantas deficiencias de mantenimiento e inversión en las cuestiones más básicas", intervenciones que San Juan ha señalado varias veces que se deberían acometer con presupuesto ordinario en un plan de barrios que adecente y arregle los vecindarios de la ciudad. "La necesidad de hacer un esfuerzo presupuestario para acometer los arreglos en luminarias, canalizaciones, asfaltado y aceras en todos los barrios segovianos es evidente: de las 24 propuestas de inversión que han pasado la "criba" de la empresa colaboradora elegida y contratada por el concejal, casi el 60% (14 de ellas) son inversiones básicas que evidencian el abandono especialmente de los barrios incorporados, que se ven obligados a acudir a este procedimiento por el déficit de inversiones que sufren. Casi 6 de cada 10 propuestas proceden de alguno de los barrios incorporados, lo lógico es que las propuestas de arreglos y mejoras básicas fueran directamente al presupuesto ordinario en un plan de barrios", explicaba San Juan, y recordaba que "Torquemada tiene desde hace meses encima de su mesa nuestra propuesta para desarrollar un plan de barrios, pero parece empeñado en utilizar este proceso participativo para cuestiones que deberían estar ya previstas por el Ayuntamiento".

Además, San Juan señala la ambigüedad en la valoración de los distintos proyectos, cuestión que ahonda en el cansancio de los segovianos y segovianas y la baja participación en esta fase del proceso de presupuestos. "Hay barrios de la ciudad que apenas han hecho propuestas porque entendían que no se cubrían las pequeñas intervenciones y otros que han visto como muchas de ellas quedaban fuera como ya ha denunciado la asociación de vecinos de San Lorenzo. Todas las propuestas son necesarias y legítimas, pero parece que los criterios con los que se valoran son distintos y en la ambigüedad del término "proyectos de ciudad" entra lo que Torquemada quiere, lo que hace pensar que las reglas el juego no son las mismas para todos", afeaba el portavoz morado.

San Juan señala también que las inversiones votadas y comprometidas en ediciones anteriores de presupuestos participativos siguen sin ejecutarse a dos meses de que venza el plazo para llevarlas a cabo, lo que claramente desmotiva a los segovianos y segovianas, que "se hartan de reclamar una y otra vez por todas las vías a su alcance las mismas inversiones y arreglos en sus barrios". "Edición tras edición, el número de participantes en el proceso baja, y las inversiones elegidas no se hacen realidad. La credibilidad del ayuntamiento en el ámbito participativo está en horas bajas", lamentaba el concejal de Podemos.

Además de todo esto, San Juan ha querido denunciar la situación límite a la que está sometiendo la gestión de Torquemada a buena parte del tejido vecinal de la ciudad, que "ha sufrido recortes injustificados y sin previo aviso en sus convenios y subvenciones municipales en un momento de alza de precios que también afecta a las asociaciones de vecinos". "No compartimos ni el modelo ni la gestión del titular de participación, pero en todo momento hemos planteado propuestas en positivo para intentar corregir la deriva de la gestión de Torquemada. Sus decisiones ya han supuesto incluso la dimisión de representantes del tejido vecinal, y está poniendo en una situación límite a otras entidades vecinales que están viendo peligrar su continuidad. Es momento de que el concejal de participación sea concejal para todas las asociaciones, incluso para aquellas que plantean desde la crítica legítima propuestas constructivas y alternativas a su más que cuestionable gestión", finalizaba San Juan.