scorecardresearch

El PSOE responsabiliza a Mañueco de la "degradación política"

SPC
-

Ana Sánchez afirma que el presidente de la Junta está "ensimismado" y su "revolución" fiscal es la de la "indolencia: "¿Por qué no se calla?"

La secretaria de Organización del PSOECyL, Ana Sánchez, analiza en rueda de prensa asuntos de la actualidad política. - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

La secretaria de Organización del PSOE en Castilla y León, Ana Sánchez, responsabilizó hoy directamente al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, de la "degradación democrática" y del "clima irrespirable" que se vive en las Cortes de Castilla y León por "la radicalización de la política" con la entrada de Vox en Ejecutivo y Legislativo.

En una rueda de prensa, Sánchez antepuso el "comportamiento impecable" de los procuradores del Grupo Socialista con el de PP y Vox y recalcó que el "máximo exponente de la degradación democrática" de las Cortes es el propio presidente, para recordar como insultó a Pablo Fernández al llamarle "pijo urbanita", algo "impropio" de un gobernante.

"Es incapaz de liderar nada, con su indolencia contribuye a la degradación democrática", argumentó la socialista, que subrayó como en estos tres años de gobierno "ha hecho saltar por los aires todos los consensos básicos" de la Comunidad. "El Grupo Socialista asiste estupefacto a la deriva en las Cortes", aseveró.

Según Sánchez, el líder del PP, con esa "degradación política", refleja un "fin de ciclo" de él mismo como presidente y de su partido, a la vez que presumió de que el PSOE haya presentado a sus candidatos a las próximas municipales, con liderazgos consolidados, equipos, programa y "muchas ganas" frente a un PP que "no tiene candidatos, ni programa ni piensa en la gente".

Precisamente, Sánchez compareció en la rueda de prensa junto a un cartel con el lema "¡A por todas!", como una "declaración de intenciones" y el "estado de ánimo" con el que se presenta el PSOE a las elecciones locales de mayo de 2023, ya que, como recordó, gobiernan en cinco de las nueve capitales y en 8 de los 16 municipios de más de 20.000 habitantes.

La dirigente socialista afirmó que Fernández Mañueco está "ensimismado, solo habla de sí mismo" y le pidió, además, que deje de decir "absurdeces" y de buscar titulares con frases "grandilocuentes" para no ser "el torpe del Partido Popular". "¿Por qué no se calla?", añadió parafraseando el rey emérito.

Revolución de la indolencia

Ante el anuncio de Fernández Mañueco en su discurso de investidura de que esta será la legislatura de la "revolución fiscal", Sánchez subrayó que la Comunidad ha perdido 4.200 empresas durante su mandato, 25.990 habitantes en el mundo rural donde ha prometido una fiscalidad diferenciada, 460 nacimientos menos y la marcha de 4737 jóvenes.

También, incidió en que la bonificación del 99 por ciento del impuesto de sucesiones y donaciones, su práctica supresión, ha supuesto 133 millones "perdonados" a las rentas más altas, en un dinero que hubiera servido para construir 27 centros de salud, 17 institutos, la contratación de 2200 médicos o de 3200 profesores de Secundaria, entre otros.

"La revolución fiscal es la revolución de la indolencia", siguió la socialista, que se refirió a como cada alto cargo da una cifra sobre el ahorro de la reducción de impuestos, donde citó al consejero de Economía y Hacienda que habla de 35 millones al año al reducir en medio punto el tipo del IRPF para todos los contribuyentes o los 20 millones que señala la directora general de Presupuestos.

Por ello, manifestó que "son incapaces de decir una verdad" y, al menos, de "dar todos los mismos datos y aseguró que el PSOE trabaja "por todos y para todos". Así, señaló que la reducción del 21 al 5 por ciento del IVA de la luz supone un ahorro de 180 millones para un millón de familias de Castilla y León, para concluir que hay dos modelos, el del PP y el del PSOE, que centró en las clases medias mientras los populares "benefician a los más ricos y humillan a los más pobres".