Rechazo a la jubilación obligatoria de los tractores

P.V.
-

Las opas se oponen a la renovación de la maquinaria por decreto que prepara el Gobierno. En la región, el mercado de tractores con más de 35 años ha superado este año al de los nuevos

Un tractor realiza labores agrícolas en una localidad abulense.

No quieren jubilarlos por obligación. Con más de 35 años en servicio, los agricultores defienden que siguen haciendo un buen uso de esos tractores viejos que son muy útiles en sus explotaciones.Por eso, el decreto que quiere sacar el Gobierno central para prohibir la venta de maquinaria de segunda mano si supera los 40 años ha caído como un jarro de agua fría entre las organizaciones agrarias que no entienden porqué quieren obligarles a dejar de utilizar estas máquinas que muchos conservan todavía para pequeñas labores en sus fincas.
De momento, el Ministerio ha puesto sobre la mesa este proyecto de Real Decreto con el que pretende depurar el actual Registro Oficial de Maquinaria Agrícola y sacar de la actividad a los tractores que no cumplan las condiciones mínimas de seguridad par sus conductores o que sean altamentes contaminantes. De momento, el Ministerio estudia las alegaciones presentadas a su propuesta. 
En Castilla y León, las organizaciones agrarias ya han mostrado su rechazo a esta disposición, aunque desconocen a cuántos profesionales puede afectar esta medida, ya que no existen estadísticas oficiales sobre el número de tractores con esta antigüedad que se mantienen en activo en nuestro país. Desde la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes (Ansemat) detallaron que solo el año pasado se realizaron más operaciones de compraventa de máquinas con más de 35 años que nuevas en la Comunidad.
El presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, aseguró que «Castilla y León tiene la maquinaria modernizada y de la última tecnología», pero señaló que cada agricultor, «debido a los distintos trabajos que tiene, puede tener un tractor nuevo y luego otro que tenía de antes que hace su uso en pequeñas labores». Por este motivo, pidió a las administraciones que no les perjudique y les haga gastar el dinero que no tienen «en maquinaria a la que no se le da el uso que vale».
También desde UCCL, uno de los miembros de su Ejecutiva, Valentín García Fraile, calificó la propuesta como «una barbaridad». «Yo entendería que se hiciera un Plan Renove para que los tractores más viejos, que son los que más contaminan, se renovarán, pero no por decreto ley. Que pueda tener ya ciertos años la maquinaria y nos impidan trabajar con ella, nos parece una barbaridad porque hay mucha gente a la que vamos a dejar en la calle, porque por desgracia no han renovado los tractores porque no han podido», indicó.
Por su parte, Aurelio Pérez, coordinador de Coag en Castilla yLeón, avaló la renovación de la maquinaria a través de planes renove o ayudas, porque «se necesita y porque es una de las principales garantías de la seguridad personal de agricultores o ganaderos». «Yo creo que a lo que nosotros nos compete tendremos que ver si la medida es beneficiosa o no. Ya me gustaría que por decreto se decidiera eliminar una gran cantidad de exceso de fauna salvaje o actuar para que todos los productores del mundo produzcamos en las mismas condiciones y concurramos a los mismos mercados», ironizó, tras lo que añadió que «el problema no es si es por decreto, es si hay voluntad política o no».
154.000 tractores

El último censo de maquinaria agrícola publicado por el Ministerio en el año 2018 recogía que en Castilla y León hay más de 154.000 tractores, aunque desde Ansemat aseguran que esta cifra no refleja la realidad ya que los vehículos no se dan de baja. Con el nuevo decreto que estudia el Gobierno se busca que las comunidades autónomas den de baja de oficio a aquellos vehículos agrícolas mientras sus dueños no digan lo contrario. De esta forma se pretende depurar el registro de máquinas y hacerlo más preciso en lo que respecta al parque, para así poder diseñar políticas de mejora y renovación más eficientes, como señalaron desde Ansemat.
Esta asociación ha analizado cuál podría ser el parque de tractores real en función del mercado vivo de maquinaria y el periodo medio de amortización de los mismos. También recuerda que en los últimos 40 años se han modificado de forma extraordinaria los requisitos de seguridad de los tractores, y uno de los principales cambios introducidos fue la obligatoriedad de equipar los tractores con estructuras de protección antivuelco.
Los cálculos de Ansemat apuntan a que en Castilla yLeón la situación es «preocupante», ya que el mercado de tractores usados de más de 35 años ha superado en 2019 al de los nuevos. «Este envejecimiento alarmante del mercado de tractores es el que el Ministerio quiere frenar con sus propuestas, de forma que se puedan reducir los accidentes en la agricultura», señalan las mismas fuentes de Ansemat.


Las más vistas