scorecardresearch

La belleza de la sencillez

Sara Borondo
-

Una aventura desarrollada por un estudio independiente que combina con acierto acción, puzles y plataformas

La belleza de la sencillez

Uno de los protagonistas durante el evento de presentación de Play- Station 5, en junio del año pasado, fue Kena, Bridge of Spirits. Llamó la atención que se hiciera hueco un título independiente del modesto estudio Ember Lab, creado en 2009 y especializado hasta hace poco en la creación de anuncios para multinacionales, con alguna incursión en el advergaming. Kena impresionó por un magnífico aspecto, con una protagonista que transmitía al mismo tiempo fragilidad y personalidad.

Tras algún retraso ha llegado el momento de comprobar si tras esos gráficos y animaciones tan hermosos había una jugabilidad atractiva, y así es.

La protagonista es Kena, una joven guía espiritual con la misión de acompañar a las almas de los muertos y que debe luchar contra la corrupción que atrapa a los espíritus errantes utilizando como armas un bastón para los ataques cuerpo a cuerpo y un arco para atacar a distancia. La historia que cuenta (con los textos en español y el doblaje en inglés) es muy sencilla, un cuento con bonitos mensajes y sin demasiado trasfondo, pero en este caso lo importante no es lo que se cuenta sino sumergirse en un mundo bello y disfrutar liberándolo del mal.

La belleza de la sencillezLa belleza de la sencillezKena utiliza mecánicas tradicionales en una aventura que combina con acierto fases de plataformas, acción y exploración en unos escenarios lineales, todo se integra con naturalidad y animando a observar todo lo que rodea a la protagonista. Es un mundo de juego atractivo y lleno de detalles que el jugador se siente bien explorando.

Aunque no revolucione el género, Kena sí incluye algunas mecánicas de cosecha propia con los rots, unos seres muy monos de pequeño tamaño y carácter tímido que la protagonista va encontrando a lo largo del juego y que la ayudan de distintas maneras como trasladando objetos, purificando los núcleos de corrupción o incluso colaborando en el combate, aunque cuando aparece un enemigo se asustan y hay que esperar a que se rellene un medidor para pedirles que ayuden a desarrollar alguna técnica de combate o curen a Kena, lo que añade un elemento estratégico a los combates al decidir cuándo recurrir a estos pequeños seres. Ir recogiendo rots sirve también para que la protagonista vaya teniendo acceso a más mejoras.

Kena es un juego actual pero con un aire clásico y atemporal, utiliza elementos básicos de la aventura con profesionalidad y mimo -el control es exquisito tanto en el plataformeo como en los enfrentamientos con enemigos- y constituye un juego entretenido para casi todo tipo de públicos -tiene un PEGI 12- y un buen punto de entrada en el género o en los videojuegos en general. Kena entró por los ojos y convenció con el mando en la mano. Está a la venta en formato digital en PS4, PS5 y PC.

La belleza de la sencillez
La belleza de la sencillez