scorecardresearch

Así funcionan los nuevos cajeros de Correos

Nacho Sáez
-

La compañía logística estatal acelera su despliegue, aunque de momento los clientes de algunas de las principales entidades bancarias tienen que pagar comisiones para retirar dinero.

Así funcionan los nuevos cajeros de Correos - Foto: Rosa Blanco

Los clientes de Bankia (ahora CaixaBank) que viven en el casco histórico de Segovia han visto cómo en los últimos años han cerrado progresivamente las dos oficinas con las que su entidad bancaria contaba en la zona, la del Corpus y la de la plaza de San Facundo. Para retirar dinero ahora tienen que acudir a los cajeros de la avenida del Acueducto y, aunque la distancia desde la Plaza Mayor es de unos 600 metros, la población cada vez más envejecida que habita el recinto amurallado permite incluirla entre la que sufre exclusión financiera.

Un mal que se extiende a numerosos municipios. En muchos ya no hay un solo banco y los tiempos en los que la presencia de Caja Segovia era tan característica en cada pueblo como la de la iglesia parecen ya la prehistoria. Otro elemento que acelera la despoblación y que el Gobierno quiere remediar de la mano de Correos. Esta última instalará 110 cajeros automáticos en Castilla y León; 50 en otras tantas de sus oficinas y 60 más en localidades de más habitantes. En Segovia hay anunciados dos, aunque de momento se desconoce su ubicación, según han indicado esta semana fuentes de Correos, que tiene previsto licitar la selección del proveedor de este servicio.

Será la continuación de un proyecto que inició en marzo con 109 cajeros automáticos iniciales y veinte más posteriormente. Uno de ellos en Segovia, situado en la oficina principal de la propia Correos (en la plaza Doctor Laguna). «Contribuimos así a luchar contra la exclusión financiera, especialmente en las zonas rurales, ofreciendo a los ciudadanos la posibilidad de disponer de efectivo en poblaciones donde no hay oficinas bancarias pero sí puntos de atención de la empresa pública», ha subrayado la empresa. Lo que apenas ha detallado es el funcionamiento de esos cajeros y las operaciones que pueden realizar los clientes, acostumbrados ya a realizar ingresos o pagar impuestos a través de este medio.

Preguntada por El Día de Segovia, Correos se limita a contestar que depende de cada licitación, pero el negocio al menos de momento se encuentra controlado por Euro Automatic Cash. Esta compañía española, experta en la gestión de flotas de cajeros automáticos y respaldada por el Grupo Banco Santander y Euro Information-Credit Mutuel Alliance Fédérale, consiguió la adjudicación para la instalación de esos más de cien primeros pero no tiene acuerdos con todas las entidades bancarias. Una circunstancia que se traduce en el cobro de comisiones a algunos clientes.

Los del Banco Santander pueden retirar dinero de forma gratuita, aunque al hacerlo el terminal avisa de que cobrará sesenta céntimos a la entidad emisora de la tarjeta. El cajero dispone de tecnología 'contactless' –no es necesario introducir la tarjeta para comenzar a operar sino que es suficiente con acercarla al sensor– y permite llevar a cabo transferencias y traspasos, recargas, pagos de recibos e impuestos, consultar saldos y movimientos, cambiar el número secreto y modificar el idioma.

Esas ventajas se extienden para los clientes de alrededor de un centenar de compañías que también tienen acuerdos con Euro Automatic Cash. Entre ellas, ING, Cajamar, Bankinter, EVO Banco o Banco Cooperativo. Sin embargo, los titulares de tarjetas de débito o crédito de CaixaBank y BBVA, por ejemplo, tienen que pagar una comisión de  en torno a dos euros para retirar efectivo en estos cajeros. «Estamos intentando llegar a acuerdos con más bancos», señalan fuentes de Euro Automatic Cash. Otra de las 'trampas' que encierra este nuevo servicio de Correos es que no está operativo ni las 24 horas del día ni los siete días de la semana. Al menos en Segovia. Al haber ubicado el cajero en el vestíbulo de la oficina, los usuarios solo pueden acceder a él en horario comercial. Es decir, los domingos está cerrado sin ir más lejos.

En el próximo contrato, Correos ha asegurado que «los licitadores deberán garantizar la aportación de dispositivos capaces de ofrecer las operaciones básicas de cualquier cajero automático y la integración con las redes de entidades bancarias más extendidas en España». La duración inicial del contrato será de cinco años y se podrá ampliar hasta diez años. «Continuamos avanzando en su línea estratégica de acercar nuestros servicios a los ciudadanos y ofrecerles nuevas prestaciones que faciliten su día a día», concluye la compañía estatal.