"Necesito un descanso, todo esto desgasta"

Nacho Sáez
-

El máximo responsable de la junta gestora de la Gimnástica Segoviana, Agustín Cuenca, habla de la situación creada después de que no se presentara ningún candidato a las elecciones y del próximo 'play off'.

"Necesito un descanso, todo esto desgasta" - Foto: Diego de Miguel

En apenas una semana, la Segoviana se reencontrará con la competición. Una noticia feliz que contrasta, sin embargo, con el momento convulso que atraviesa a nivel institucional. Sus elecciones a la presidencia se saldaron sin candidatos y la junta gestora mantiene la incertidumbre en torno a su continuidad tras el ‘play off’ de ascenso que se disputará del 18 al 25 de julio. Durante una charla con El Día de Segovia en una terraza de la avenida del Acueducto, su actual máximo responsable, Agustín Cuenca (Segovia, 28 de septiembre de 1978) no despeja dudas, pero deja algunas reflexiones que ofrecen pistas sobre el próximo horizonte azulgrana.

Se ha cumplido un año desde que fue reelegido como presidente de la Segoviana. ¿Se imaginaba que solo 12 meses después se encontraría en esta situación?
La verdad es que no. Todo se ha desviado un poco de lo que teníamos previsto. Iniciamos el segundo mandato con la idea de dar un salto al club, de convertirlo en sociedad anónima y de llevarlo al fútbol profesional. Pero todo… No sé qué verbo utilizar. Todo se ha ido complicando y hemos desistido. A estas alturas pensábamos no estar ya, porque hubieran entrado otras personas a llevar el club, pero no ha entrado nadie y la situación es un poco difícil de explicar.
¿Fue un error no decir abiertamente hace un año que la intención era convertir el club en sociedad anónima?
Yo creo que era público que nosotros queríamos ir por ese camino. A lo mejor teníamos que haber sido más explícitos, pero aunque nos hubiéramos presentado con esa idea tendría que haber sido aprobado igualmente por los socios. En aquel momento no me pareció imprescindible.
¿Ha perdido completamente la ilusión?
No. Quiero estar aquí si hay unas aspiraciones deportivas. Si la única es pasar el rato, a eso no estoy dispuesto. Ilusión para llevar al club al fútbol profesional me sobra.
Se ha cansado de ser un club ascensor entre Tercera y Segunda División B.
Si todavía fuera eso… Pero es que en noventa años hemos subido tres veces y el equipo ha estado más veces cerca de desaparecer que en Segunda B. Ahora mismo el club está en un buen momento y está sucediendo algo que no valoramos, que es que quedamos todos los años primeros o segundos, peleando por el ascenso. Y nos parece que eso es lo normal. Pero con esto mismo que hacemos va a haber años que nos vamos a equivocar con el dinero, con los fichajes o los otros equipos se van a reforzar más, y no nos va a dar. A mí esto no me llena.
¿Garantiza que esta gestora va a continuar la próxima temporada?
No lo garantizo. Es una posibilidad pero puede que sí o puede que no.
¿Va a haber una asamblea a corto plazo para debatirlo?
Me gustaría convocar una asamblea justo después del ‘play off’. Que los jugadores tengan tranquilidad para luchar por el ascenso, que ojalá se consiga, y a partir de ahí convocar una asamblea lo antes posible para que se formara otra junta gestora o no lo sé. Los socios tendrían que ver lo que es mejor, aunque también la tesitura es complicada porque no sé si vamos a poder hacer la asamblea por el tema sanitario y, si la podemos hacer, si la gente va a acudir. Hay que valorar si se puede y si es lo más conveniente.
¿Percibe que necesita un descanso?
Sí. Todo esto desgasta y no está de más alejarte para ver las cosas con perspectiva.
¿Hay alguien de la actual gestora que pudiera asumir su relevo?
Sí, es una posibilidad. No lo hemos hablado. Seguir o no es una decisión personal. Nosotros formamos una directiva, pero la decisión de continuar es personal de cada uno.
¿Que no se haya presentado nadie a las elecciones es un síntoma de algo o simplemente la cosnecuencia de la crisis en la que se ha visto envuelto todo con la Covid-19?
Es difícil encontrar a gente dispuesta a perder mucho tiempo, algo de dinero y encima aguantar ciertas cosas. En la última década no sé cuántas elecciones ha habido pero ¿cuántas personas se han presentado voluntariamente? Fernando Correa y yo. Este modelo de club para mí está obsoleto. Más allá de las aspiraciones deportivas de cada uno, no se puede pensar que el socio solo tiene el deber de pagar la cuota. Aparte de pagar hay que trabajar. Si pensamos que ya entrará alguien, pues llegará el día en que no entre nadie y ya veremos qué pasa.
Ahora el club está saneado  económicamente pero ¿teme que se pueda volver rápido a épocas pasadas?
Sí porque al final, si el club acaba siendo gestionado por alguien que no quiere, lo normal es que no funcione bien. Se forma una junta gestora con gente que no quiere estar y no le queda más remedio, por echar una mano, no sabe cómo hacerlo y al final hace que el club no vaya bien ni en lo deportivo ni en lo económico.
Sánchez Parra, uno de los inversores que anunció su intención de comprar la Segoviana, ha dicho recientemente que continúa interesado. ¿La actual gestora podría ir de la mano con él?
Nosotros respetamos lo que quiera hacer, pero estamos al margen.
La Segoviana se ha quedado en funciones coincidiendo con la pandemia. Es la tormenta perfecta ¿no?
Sí. Yo creo que a nivel económico los clubes se van a resentir, porque dependen de empresas, que no van a tener la capacidad de darte, de los socios que hagas, que no sabes si van a poder ir al campo… Muchos socios, si no pueden ir al campo, no se van a hacer. La caída de ingresos se prevé importante.
El patrocinador principal de la Segoviana son las instituciones públicas. ¿Han comenzado a hablar ya con ellas?
No. Sin saber en qué categoría vamos a estar, no procede todavía.
Al menos parece que el spónsor más importante de la camiseta, Drylock, ha salido bien parado de esta crisis al recibir el encargo de la Junta de Castilla y León de fabricar mascarillas.
Yo creo que voluntad hay de muchos patrocinadores, pero luego habrá que ver en qué situación económica se encuentran después de esta situación y si pueden o no. Nadie va a dejar de apoyar porque no quiera sino porque no pueda.
¿Le parece acertado subir a Segunda División B en las actuales circunstancias?
Si subes, la próxima temporada sería trascendental porque en función de cómo lo hagas puedes acabar en cuatro categorías. En Segunda A, en la Segunda B Pro, en Segunda B o en Tercera. Afrontar ese reto con tan poco dinero complica mucho todo. No dejamos de ser una ciudad de cincuenta y poco mil habitantes y que tiene la industria que tiene. Llegamos hasta donde llegamos.
¿Se avecina una grave crisis en el fútbol?
No lo creo. En el fútbol profesional los ingresos televisivos, que son la mayor partida, van a seguir igual. Y a nuestro nivel, el año que viene creo que sí que va a haber una caída de presupuestos, pero cada vez la tendencia es mayor, sobre todo en Segunda B, a crear sociedades anónimas porque hay gente dispuesta a poner dinero.
¿Ayudará a amortiguar el golpe la mayor profesionalización en la gestión que ha ido consiguiente el fútbol en los últimos años?
Cuando yo jugaba era impensable que los futbolistas estuviéramos dados de alta en la Seguridad Social, que los clubes pagaran el impuesto de sociedades, que funcionaran como empresas. Ahora mismo nosotros hacemos lo que cualquier empresa de otro sector y somos de los más avanzados en ese aspecto, pero cada vez son más los clubes que siguen ese camino.
La Segoviana también se ha blindado en cierto modo con las mejoras que ha introducido en los últimos años en su cantera.
La cantera lleva tiempo trabajando muy bien. El trabajo de cantera tarda tiempo en dar sus frutos, pero es una pata muy importante del club. Ahora mismo no sabría decir el número exacto, pero la mitad [de jugadores] del primer equipo viene de la cantera. Si eres capaz de mantener esa progresión, aunque lo económico no vaya bien sabes que el equipo va a ser competitivo o va a tener una base sólida durante años. Es la diferencia ahora mismo entre nosotros y otros clubes que tienen nuestro mismo presupuesto.
¿Cómo ve al equipo para el ‘play off’ que va a afrontar en los próximos días?
Le veo bien. Con este modelo de ‘play off’ las posibilidades de todos se igualan mucho. A partido único y en campo neutral, puede pasar cualquier cosa en noventa minutos. A ida y vuelta, el que es mejor siempre tiene más posibilidades. A partir de ahí creo que tenemos un equipo con muy buenas individualidades y que antes del parón estaba en un buen momento. Habrá que ver cómo nos sienta a todos el parón, pero tengo confianza en lo que puede lograr el equipo.
¿Sería una decepción caer en la semifinal?
No sé si sería la palabra adecuada… Sí, me decepcionaría. Principalmente porque creo que tenemos mejor equipo que la Arandina.
Igualmente ganar al Zamora en una hipotética final sería una gesta.
La capacidad económica de la que han dispuesto ellos está a años luz de la nuestra, pero eso no quiere decir que tengan mejor equipo. Tienen la posibilidad de entrenar por la mañana, de descansar más si solo se dedican al fútbol… Disponen de todo lo necesario para sacar el máximo rendimiento a su plantilla. Tampoco considero que fuera una gesta ganarles porque creo que los equipos no están a tanta distancia como puede parecer a priori.