scorecardresearch

El Centro del Acueducto se prevé con tres plantas y 1.300 m2

David Aso
-

El edificio quedará encajado en la calle Gascos, con acceso a su planta superior desde la zona arbolada de la parada de taxis de Artillería. El plan turístico local ya está en manos de la Junta

El edificio del Centro de Interpretación del Acueducto tendrá un acceso por la calle Gascos y otro por la zona de la parada de taxis situada junto a la plaza de la Artillería. - Foto: Rosa Blanco

Con fecha del pasado lunes 20 de septiembre completaba el Ayuntamiento de Segovia la presentación de la documentación necesaria para intentar captar financiación del Plan Extraordinario de Sostenibilidad Turística de Castilla y León que será financiado con fondos europeos. Es la primera de las tres convocatorias extraordinarias previstas y en esta, dotada con 41,2 millones, lo tiene más que difícil porque la Junta (que es la Administración que marca el diseño de la estrategia aunque el programa lo impulse de inicio el Gobierno central), ha introducido como prioridad el turismo rural. Más accesible puede ser la segunda, que saldrá en 2022 con 44,8 millones para el «desarrollo del turismo urbano»; la tercera, con 29,8 millones en 2023, aún no tiene un criterio definido, pero podría apuntar directamente a ciudades patrimonio, que en Castilla y León son tres: Salamanca, que este año ya ha captado casi cinco millones a través de una convocatoria ordinaria que requiere cofinanciaciones a tres bandas (Ayuntamiento, Junta y Estado al 33% cada parte), a diferencia de la extraordinaria, que va sólo con fondos europeos; Ávila y Segovia.

Las líneas generales del Plan de Sostenibilidad Turística de Segovia, bautizado como Segovia Fluye, ya las hizo públicas el Ayuntamiento el 15 de septiembre. Avanzó que su ejecución íntegra requeriría casi nueve millones, de los cuales cuatro se prevén para el Centro del Acueducto y la Cultura del Agua que se pretende ubicar en el fondo de saco de la calle Gascos, pegado a la plaza de la parada de taxis de Artillería. Destaca también un centro del paisaje histórico y natural de la sierra de Guadarrama en Revenga, el antiguo proyecto de renovación de la iluminación ornamental del Acueducto, que se incluye así ahora en este plan, la rehabilitación del Molino de la Perla o más de 700.000 euros en nuevos contenidos digitales de turismo, entre otras iniciativas. No obstante, más allá de los titulares que dejó la presentación pública, la documentación remitida a la Junta, a la que ha accedido El Día, aporta detalles de estos y otros proyectos integrados en este plan.

Respecto al Centro del Acueducto y la Cultural del Agua, tal y como se recoge en la documentación presentada, consiste en la construcción de un edificio con «una superficie aproximada de 1.300 m2» entre la plaza de la Artillería, el paseo de Santo Domingo de

El Centro del Acueducto se prevé con tres plantas y 1.300 meEl Centro del Acueducto se prevé con tres plantas y 1.300 me

Guzmán y la calle Gascos. «Un espacio privilegiado, ubicado a 120 metros del Acueducto», al contrario que el centro de interpretación del icono de la ciudad que se decidió colocar a casi dos kilómetros, en la Casa de Moneda.

EDIFICIO BAJO RASANTE. «Con el propósito de no interferir en la contemplación el monumento y cumpliendo con la Ley de Patrimonio Cultural de Castilla y León, el proyecto se desarrollará bajo rasante, aprovechando la diferencia de nivel que existe entre la calle Gascos y la plaza de la Artillería», se añade. De esta forma, aunque se proyecte en tres alturas, apenas se asomará el edificio, que tendrá un acceso a planta superior desde la zona de la actual parada de taxis, por el rincón donde ahora hay árboles, y por planta baja desde Gascos.

Los materiales de construcción, en cualquier caso, respetarán la estética del entorno. El concejal de Turismo, Miguel Merino, esboza «acabados llamativos y a la vez muy conservadores con la arquitectura clásica de Roma» mediante el uso de granito. Cita también un recurso arquitectónico emblemático como «el arco de medio punto, que puede dar mucho juego para tratar de generar ese nexo visual y llamativo». «Pero la definición de acabados no se va a abordar hasta que llegue el momento del desarrollo del proyecto definitivo», matiza, por lo que sus apuntes de momento sólo son ideas.

El inmueble se proyecta así en tres plantas encajadas en Gascos que acogerán diversos espacios también citados en la documentación: «Centro del Acueducto y Cultura del Agua, sala de exposiciones temporales, sala de reuniones o congresos, recepción, tienda, cafetería, oficinas para gestión del edificio y almacén». Asimismo, se concibe como «un centro vertebrador de los flujos turísticos, un kilómetro cero que permita potenciar otras zonas de la ciudad», al tiempo que servirá para «difundir la historia del monumento y de la ciudad, su recorrido de más de quince kilómetros» o «su problemática». También para fomentar la cultura del agua, y sin olvidar la capacidad que tendría este centro «como generador de ingresos». Directos e indirectos, ya que también se espera que atraiga turismo de congresos.

El proyecto, eso sí, va para largo independientemente de que consiga financiación externa o no. Cabe la opción de que se empiece a ejecutar este mandato y de hecho figura en el programa electoral del PSOE, pero ya de inicio se calculan 34 meses: cuatro de trámites para sacar y resolver el concurso para la redacción del proyecto, cuatro para que la adjudicataria lo redacte, seis para sacar el concurso de las obras y 20 para ejecutarlas, lo cual lleva a pensar en bastante más de tres años en total, teniendo en cuenta que esos 34 meses empezarán a contar cuando, efectivamente, salga la licitación.
ILUMINACIÓN DEL ACUEDUCTO. En cuanto a la renovación del alumbrado ornamental del Acueducto, que se presentó en 2014 y sigue pendiente, se concibe como un «proyecto piloto replicable» en otros monumentos. Se sustituirán las luminarias actuales por otras de tecnología led, «que reducen el consumo y mejoran la calidad de la iluminación», y se incluirá «iluminación artística que permita realizar proyecciones sobre el lienzo del monumento».

El ahorro de costes facilitaría que el Acueducto no se apague prácticamente ninguna noche del año, siendo además Segovia una de las tres únicas ciudades del grupo de 15 ciudades Patrimonio que no enciende su iluminación artística de lunes a jueves en otoño, invierno ni primavera, salvo festivos, navidades y días puntuales con eventos especiales. De hecho, se espera que fomente el turismo nocturno, un punto que sería clave para aumentar las pernoctaciones de los visitantes. Pero la nueva iluminación todavía se hará de rogar, en vistas de los plazos que se anticipan en la documentación, sorprendentemente largos: 32 meses en total, de los cuales 18 serían para las obras de ejecución. Y su presupuesto inicial, 440.000 euros.

Pero la segunda iniciativa más costosa del plan turístico, después del Centro del Acueducto, es la de la rehabilitación del molino de la Perla (situado en la calle de los Molinos, en San Lorenzo) y la recuperación del paraje pintoresco del conjunto de alamedas y arbolado de la ciudad, que se estima en 1.100.000 euros. El molino, descrito por el Ayuntamiento como «el único exponente de la primera industrialización que utilizaba este tipo de elementos en las fábricas de harinas y que conserva la maquinaria», fue adquirido hace seis años por cesión gratuita y se prevé acondicionar como Centro de Interpretación del Paraje Pintoresco y Usos Tradicionales; mientras que la puesta en valor del propio paisaje pintoresco pasa por la mejora y recuperación de huertas y riberas, arbolado, flora y fauna autóctona o las caceras del valle del Eresma.

Además de los 14 meses que se calculan para llevar a cabo trámites de concursos y para la redacción del proyecto, su ejecución puede requerir hasta 18 meses, aunque hay intervenciones puntuales que se prevén en tres.

Otro centro, el del Paisaje Histórico y Natural de la Sierra de Guadarrama, se plantea en Revenga con un presupuesto de 504.000 euros y un plazo de 32 meses: 14 para trámites y redacción del proyecto y hasta un máximo de 18 en las obras. Consiste en la construcción de un edificio de 350 m2 en una única planta que «servirá de puerta de entrada para el parque nacional y de acceso al inicio/captación del Acueducto». Tendría usos múltiples: comercio local (productos de la zona), aulas y salas de reuniones, espacio expositivo y punto de encuentro para excursiones.

Además, dentro de este mismo eje de actuación, con un presupuesto de 200.000 euros, se plantea mejorar y señalizar la red de caminos, cañadas, veredas y cordeles que conectan los núcleos rurales y caseríos de Segovia. Facilitaría «el disfrute de los paisajes rurales del municipio» y se asocia a «elementos de valor arqueológico y cultural» por la existencia de calzadas romanas y vías pecuarias de la Mesta.

REALIDAD AUMENTADA. En otro eje de actuación, el de transición digital, sobresale por presupuesto (720.000 euros) la creación de nuevos contenidos de turismo. Incluye recursos museográficos digitales para mejorar la interpretación del conjunto del Acueducto Romano, el paraje pintoresco del valle, el conjunto de alamedas y arbolado de la ciudad de Segovia y el paisaje histórico y natural de la sierra de Guadarrama. «La creación de experiencias inmersivas y envolventes mediante un sistema de Realidad Aumentada (RA) permitirá añadir capas de información visual sobre los recursos y comprender los valores universales asociados a estos», añade. Para ello, el visitante podrá descargar los contenidos previamente desde una smartguide y también se dispensarán terminales para alquilar a los gestores de los recursos. La visualización se vinculará a los puntos del itinerario de las visitas de estos espacios naturales y recursos cercanos, «de forma que el visitante recibirá una experiencia más completa que no sería posible sin el uso de la realidad aumentada».

Por otro lado, no por presupuesto, sino por lo que puede aportar a la ciudad, destaca la idea de poner en marcha con 90.000 euros Sport Convention Bureau, un organismo especializado en «la promoción a nivel nacional e internacional de Segovia como destino para la práctica de actividades deportivas y para el ocio deportivo», según se describe, por lo que facilitaría ser sede de más eventos de este ámbito. Será «una plataforma colaborativa de planificación y desarrollo de proyectos que permitirá al tejido empresarial del sector turístico y del sector deportivo contribuir y aportar sus conocimientos, experiencias y tecnologías para incrementar la atractividad turística del territorio a través de su colaboración con el Ayuntamiento de Segovia». Incluiría la elaboración de un plan de acción ‘Turismo y Deporte Segovia 2022-2024’, basado en «el apoyo a los promotores de actividades y eventos deportivos, la identificación de nuevas tendencias en turismo y deporte que supongan oportunidades estratégicas para el territorio y la promoción activa de Segovia como destino deportivo».

El plan turístico de Segovia abarca más actuaciones que las citadas y aunque el Ayuntamiento cuenta con la posibilidad de ir avanzando en algunas con o sin financiación, el foco de momento está sobre la convocatoria extraordinaria de fondos europeos que ahora ya, una vez cerrado el plazo para presentarse, encara la fase de resolución. «Ya hemos recabado el apoyo de numerosos colectivos e instituciones (desde la Federación Empresarial Segoviana, la UVa, la Academia de Artillería, el Cabildo Catredalicio o el Obispado hasta las asociaciones de tiendas de souvenirs y de Turismo Rural y Activo), contamos con tener reuniones con la Junta y el Ministerio, y desde luego, por nuestra parte no vamos a dejar de defender nuestro plan y trabajar para captar fondos en la primera convocatoria, por difícil que sea; en la segunda, en la tercera o las que surjan», sentencia el concejal de Turismo.