Jamones Llorente recoge el premio como mejor Jamón Blanco

ICAL
-
Jamones Llorente recoge el premio como mejor Jamón Blanco

La Asociación de Camareros de Segovia entrega los premios anuales a los mejores jamones de la comunidad, que en esta ocasión premian a Jamones Llorente en la categoría de Blanco. Además, se han entregado los galardones provinciales.

Los productos ibéricos de porcino de Castilla y León han encontrado en el mercado exterior un importante nicho de mercado y, con la reducción de los aranceles en los países orientales, como es el caso de China y próximamente en Japón, se esperan “ocupar” estos mercados en los próximos meses. La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, recordó que uno de cada dos jamones que se venden en España proceden de Castilla y león, y de los 1.000 millones de euros que genera esta actividad, 300 millones corresponden a la exportación. “Seguimos trabajando, impulsando también la exportación”, aseguró.

Marcos incidió en que la industria cárnica es la “principal” industria en la Comunidad, e incidió en la relevancia del porcino, que genera 15.000 puestos de trabajo, más de 8.000 dentro del porcino ibérico. La profesionalización de este sector está generando un mayor “impulso” en los mercados, aunque también hay que tener en cuenta las condiciones “cada vez mejores” de bioseguridad en los controles sanitarios, la elevada calidad de los productos o el menor impacto de las explotaciones en el medio ambiente. Todos estos ingredientes están haciendo que el posicionamiento de los productos cárnicos de Castilla y León “sea cada vez mayor”, en especial los ibéricos, recalcó Marcos.

La consejera también evidenció la generación de empleo en zonas rurales que genera esta industria, ya que el sector porcino “allí donde está mejor dimesnionado y hay más presencia de explotaciones porcinas, hay hasta un 82 por ciento más de población y se genera empleo hasta en un 125 por ciento más”, cifró.

Igualmente, Marcos trasladó el apoyo de la administración autonómica a un sector “muy competitivo” en Castilla y León, algo que se sigue haciendo con la puesta en valor de estos productos y mediante proyectos de investigación que apuestan por nuevos envasados, nuevas formas de presentación y producción, la disminución de antibióticos o envasados que permiten alargar la vida útil.

Marcos insistió en que el año pasado, hasta donde se tienen datos, las exportaciones de Castilla y León crecieron un diez por ciento frente a la reducción nacional del 15 por ciento. “Es porque el consumidor exterior elige el jamón de Castilla y León frente a otros”, atendiendo a criterios como la calidad, el apoyo de la administración para la comercialización internacional o la mayor motivación para vender fuera.

Por eso, Marcos consideró que no hay que temer por un incremento en el precio del producto, aunque apostilló que se trata de un asunto que compete exclusivamente a los productores. “Hay que tener beneficios con el trabajo, pero incrementar los precios exponencialmente, no sé si es la mejor opción”, explicó la consejera, quien estimó que los productores saben “cómo equilibrar el precio y la calidad para conseguir los nuevos mercados”.

 

Premio al mejor jamón

Marcos hizo estas declaraciones en los instantes previos a la entrega del premio del concurso al Mejor Jamón de Castilla y León, que organiza la Asociación de Camareros de Segovia, un acto que tuvo lugar este mediodía en la Escuela Internacional de Cocina de Valladolid. En la categoría autonómica, el reconocido como mejor jamón de bellota fue el producto de Jamones Bernardo Hernández, de Guijuelo (Salamanca); el mejor jamón de cebo de la Comunidad fue a parar a Jamones Luis Domingo, de la misma localidad salmantina; y el galardón al mejor jamón blanco fue para Jamones Llorente, de Carbonero el Mayor (Segovia).

También se entregaron los premios a los mejores jamones de la provincia de Segovia, premios que en este caso recayeron en Montenevado, de Carbonero el Mayor dentro de la categoría de mejor jamón de bellota; para el Grupo Copese, de Coca, como el mejor jamón de cebo; y en Jamones Llorente recayó el premio al mejor jamón blanco de la provincia.

El presidente de la Asociación de Camareros de Segovia, Javier Bermejo, explicó que este premio pretende ser un reconocimiento a “la labor de los ganaderos que se esfuerzan por tener un producto de calidad”, mediante la organización de un concurso que “se hace a los pies del acueducto”. Bermejo insistió en que este producto no solo da trabajo en el medio rural, sino también al sector de la restauración segoviana y de Castilla y León. “Se está formando a muchos profesionales, hacemos cursos durante todo el año para dar un mejor trato al producto, y por eso estamos presentes en este concurso”, declaró.