Recetas del mar y de la tierra

Patricia Martín
-

'El fogón' de Fernando Seminario, del Restaurante El Bucanero.

Recetas del mar y de la tierra - Foto: Rosa Blanco

En septiembre de 2012, abrió sus puertas, en la Plaza de la Tierra, a pocos metros de la Avenida del Acueducto, el restaurante El Bucanero. Un proyecto liderado por el ecuatoriano Fernando Seminario, casado con la segoviana Esmeralda Hurtado. Fernando Seminario recuerda que su trayectoria como empresario del sector de la hostelería comenzó en el Real Sitio de San Ildefonso, con el Bar San Luis, entre 2007 y 2012. 
El restaurante El Bucanero está enfocado a la comida casera, de lunes a domingo, para el servicio de comidas, y los sábados, festivos y puentes también ofrecen cenas. Su oferta se basa en tres tipos diferentes de menús. En primer lugar, un menú casero, con seis primeros platos y seis segundos, donde siempre incluyen sus dos grandes especialidades: el arroz caldoso a la marinera y el solomillo con setas y cebolla caramelizada, con una reducción de vino de Oporto, con una cuidada receta para hacer la cebolla caramelizada. 
El segundo menú es el Gastronómico, con los platos tradicionales de la cocina segoviana: sopa castellana, judiones de La Granja o ensalada bucanera, mientras que de segundo se puede elegir entre pierna de lechal, cochinillo y lubina. La terna se completa con el menú especial, que «ofrecemos de l unes a domingo, que lleva ensalada mixta y cochinillo», resume Fernando Seminario, que recalca que en l precio de los tres menús se incluye «la bebida, pan, postre o café». Para el postre, por cierto, la recomendación es la tarta de queso, cien por cien casera, que es la que más demanda tiene. «Nosotros la hacemos con galleta y caramelo por encima», explica Fernando. 
Para los comensales más jóvenes, y para la tranquilidad de sus padres, El Bucanero tiene un menú infantil, con «pollo, escalopines, patatas y huevo». Fernando Seminario recuerda que los días que tienen servicio de cenas, tienen platos combinados, sandwiches, bocadillo y también se puede optar por el menú. La clientela del restaurante ElBucanero, remarca su propietario, se basa en los turistas y visitantes que recibe cada día la ciudad de Segovia, con familias y grupos de amigos. 
NO TAN MARINERO. Fernando Seminario nació en Ecuador, recorriendo su país y también por Venezuela, con muchos viajes en barco, que precisamente le dieron la idea del nombre para su restaurante también con la idea de intrigar y llamar la atención de cliente sobre lo que puede encontrar en un restaurante, en una ciudad castellana y de interior como Segovia, con una referencia tan marinera. Recuerda que hubo un tiempo en sí empezaron con la dinámica de ir uniformados al estilo pirata, pero con el paso de tiempo decidieron cancelar la idea pero «sí conservamos el gorro que es un elemento que nos distingue y, además en la publicidad, ponemos un barco con un reloj de fondo». El propietario de El Bucanero anuncia que, dentro de unas semanas, van a introducir importantes novedades en la carta de sus platos y también de sus postres, que espera tengan una buena respuesta.