"Debemos frenar los contagios entre todos"

D.S.
-

Cuando apenas ha cumplido un año desde que tomó posesión, este Profesor de Lengua Castellana y Literatura en el Instituto Giner, se ha tenido que enfrentar desde su cargo a una pandemia que ha afectado especialmente a la provincia de Segovia

José Mazarías, delegado territorial de la Junta - Foto: Rosa Blanco

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, José Mazarías Pérez  (Segovia, 1964), afirma en esta entrevista que «no sirve de nada haber incrementado la capacidad del Hospital General para atender a los pacientes Covid si no somos conscientes de que, entre todos, con nuestro comportamiento y nuestra responsabilidad, debemos frenar la curva de contagios».
El Gobierno regional habla de una situación extrema en Castilla y León en esta segunda ola de la pandemia, ¿cómo está Segovia?
Castilla y León se encuentra en situación de máximo riesgo, según los criterios acordados por el Gobierno de España y las comunidades autónomas, y Segovia, aun mostrando mejores registros que otras provincias de la Comunidad, no es una excepción a la tónica general que observamos en el resto del territorio regional.  En las últimas dos semanas se ha constatado una tendencia ascendente en el número de positivos registrado, tanto en casos vinculados a brotes controlados e identificados como al margen de ellos. A esta tasa de positividad se suma, además, el incremento de ingresos en el Hospital General.
La situación es preocupante y ha hecho que desde el Gobierno regional se adopten medidas duras para intentar frenar la curva y contener este crecimiento de casos que puede volver a tensionar nuestro sistema sanitario. Son restricciones que, como ha señalado el presidente de la Junta, podrán venir acompañadas de otras medidas que se consideren necesarias en cada momento en función de la evolución de la pandemia. 

¿Los servicios sanitarios se encuentran mejor preparados?
Espero que no lleguemos a la situación que vivimos en los meses de marzo y abril y de ello va a depender mucho de nuestra responsabilidad y comportamiento individual. Respecto a nuestros servicios sanitarios, si algo aprendimos durante la primera ola de la pandemia en Segovia fue que debíamos prepararnos para corregir algunas de las debilidades que se pusieron de manifiesto, enfrentados a una crisis sanitaria sin precedentes, especialmente en nuestra dotación hospitalaria.
Se diseñó un plan para mejorar de forma prioritaria el Hospital General, con la puesta en marcha de dos actuaciones urgentes vinculadas a la atención de pacientes Covid. La primera, la ampliación de la UCIen un 60% de su capacidad. Se han invertido 800.000 euros en unas obras que implican una complejidad tecnológica alta y que han finalizado en tiempo record. Es cierto que su entrada en funcionamiento se ha retrasado unos días respecto a la fecha inicialmente prevista, puesto que las tareas de análisis y toma de muestras previas realizadas en este nuevo espacio, que deben llevarse a cabo para garantizar su máxima seguridad, han obligado a acometer una nueva desinfección total antes de su apertura. Se ha trabajado intensamente para asegurar la necesaria asepsia y solventar el problema cuanto antes.
La segunda actuación ha sido la de dotar al Hospital de una entrada a Urgencias distinta y diferenciada de la actual que permita el doble circuito Covid y no Covid, con su triaje diferenciado. Contará con dos nuevos puntos de observación, cuatro camas multifunción y ocho box. Las obras, que se han desarrollado de forma simultánea a las de la UCI, en funcionamiento, desde hoy [por ayer, jueves]. Estamos mejor preparados pero sin olvidar nunca que no sirve de nada haber incrementado la capacidad del Hospital para atender a los pacientes Covid si no somos conscientes de que entre todos, con nuestro comportamiento y nuestra responsabilidad, debemos frenar la curva de contagios.
Se habla de transmisión comunitaria pero en Segovia se siguen controlando los brotes y los contactos de positivos desde la Atención Primaria...
El trabajo de rastreo de cada uno de los positivos y sus contactos estrechos ha funcionado en cuanto que ha permitido poner en cuarentena lo antes posible tanto a los pacientes afectados como a los que puedan haberse contagiado. Gracias al seguimiento exhaustivo que llevan a cabo los rastreadores, la amplia mayoría de los brotes que tenemos no supera los tres positivos. Es ese trabajo de rastreo el que permite que muchos de nuestros peores brotes se hayan podido declarar inactivos a los 14 días al no sumar más casos en ese tiempo. 
Los profesionales de Primaria y de Epidemiología están haciendo un esfuerzo enorme para conocer y controlar cada uno de los brotes y creo que ayuda mucho a dibujar el mapa de situación de la provincia, en cuanto a incidencia del virus, dónde están los focos y prevenir su expansión en la medida de lo posible.
Las UCI,s de Valladolid están muy saturadas, ¿habrá traslados a otras provincias si es necesario?
Es cierto que la presión asistencial en el Hospital ha aumentado, pero hasta el momento no ha habido que trasladar pacientes a otras provincias. En cualquier caso, en un sistema de hospitales en red, como el de Castilla y León, si es preciso derivar pacientes a otros centros se hará, como ya hicimos cuando fue necesario, no es algo que se descarte si en un futuro la situación lo requiriera. 
¿Confía en que sean suficientes las medidas que se han adoptado de  restricción a la movilidad nocturna o el confinamiento, hasta el 9 de noviembre?
Los expertos nos dicen que la expansión del virus está estrechamente vinculada a la movilidad de las personas así que sí, confío en que las restricciones de movilidad derivadas del toque de queda y del confinamiento perimetral de la Comunidad,  sumadas a lo que el presidente Alfonso Fernández Mañueco definía, este miércoles, como «autoconfinamiento inteligente», que depende de nuestra responsabilidad individual, contribuyan a frenar el ascenso en el número de contagios. Tenemos que esperar a los próximos días y observar la eficacia de las restricciones adoptadas. El presidente de la Junta de Castilla y León ya ha manifestado que no se descarta tomar las medidas que sean necesarias si la incidencia aumenta en nuestra región.
El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, auguró antes de la declaración de Estado de Alarma que si no se toman medidas habrá enfermos por los pasillos de los hospitales y muchos fallecidos, ¿temen que llegue esta situación? 
Durante la primera ola de la pandemia, los espacios del hospital se fueron adaptando a medida que la presión hospitalaria lo requería para reubicar a los pacientes en las condiciones adecuadas a la asistencia sanitaria que precisaban. Nunca ha habido pacientes atendidos en los pasillos, eso quiero dejarlo claro. En cuanto a los fallecidos, lamentablemente a lo largo de este mes hemos registrado 14 defunciones. La esperanza es que no vaya a más y mucho menos que alcancemos los de los primeros meses de la pandemia. 
Se espera que con las medidas que ya estamos tomando, la curva se vaya aplanando poco a poco.
Algunos sectores económicos, como la hostelería y el vinculado al turismo ven las medidas como exageradas, ¿tiene algún mensaje para ellos?
Desde la Junta entendemos perfectamente la situación tan dramática de la hostelería y del turismo en estos momentos, dos sectores tan importantes para Segovia. Y sabemos que ellos también son conscientes de que es necesario atajar este grave problema de salud pública que estamos viviendo. Por eso, ya en junio se aprobaron ayudas destinadas a dotar de liquidez a las empresas turísticas que, por motivo de la emergencia sanitaria derivada del Covid-19, estaban pasando dificultades económicas por la falta de ingresos. A estas ayudas se pudieron acoger restaurantes, alojamientos turísticos y rurales, campings, empresas de turismo, albergues y salones de banquetes. 
Además esta misma semana, la consejera de Empleo e Industria de la Junta se ha reunido con el coordinador de la Confederación de Empresarios de Hostelería de Castilla y León, para analizar la difícil situación económica y laboral que está atravesando el sector, así como las distintas líneas que el Plan de Choque por el Empleo plantea para los empresarios de hostelería. En este sentido, la Junta de Castilla y León prevé que en los próximos meses puedan llegar al sector más de 17 millones de euros en concepto de ayudas frente a la COVID-19. Mi  mensaje para los trabajadores y empresarios del sector hostelero y turístico de la provincia es de compresión, de apoyo y de agradecimiento por el sacrificio que están realizando en estos duros momentos para todos y muy especialmente para ellos.
¿Hay buena sintonía entre los miembros de las diferentes administraciones en el Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOPI) de Segovia?
Absolutamente, han mostrado siempre su máxima colaboración y, desde el principio de esta crisis sanitaria, han puesto toda su voluntad y sus recursos a disposición de la lucha contra la pandemia. Aprovecho esta oportunidad que me brinda para agradecer a todos los miembros del CECOPI esa colaboración permanente y su trabajo. 
Después de muchas opciones, han anunciado el emplazamiento  del consultorio para posibles sospechosos de Covid... 
La Delegación Territorial y la Gerencia de Asistencia Sanitaria no han dejado de trabajar desde hace semanas para encontrar un espacio que se ajuste a las necesidades de asistencia y que pueda adaptarse a este uso con rapidez. En este sentido, y de manera provisional, se ha optado por ubicarlo temporalmente en el hotel Acueducto, espacio actualmente reservado como ‘Arca de Noé’, donde se trasladará la Atención Primaria, desde este martes, 3 de noviembre.
¿Cuándo se podría poner en marcha la elaboración del proyecto del nuevo edificio de consultas y radioterapia, tras conocerse que ya se ha aprobado el presupuesto para este servicio en Ávila?
Es cierto que la puesta en marcha de la Unidad de Radioterapia en Ávila está más avanzada que en Segovia, pero, como ya anunciamos, la Consejería de Sanidad está trabajando en el proyecto y diseño de una nueva infraestructura hospitalaria, cuya localización ideal sería en el entorno del Hospital actual, para ampliar su capacidad ubicando en esta nueva dotación consultas externas y la Unidad de Radioterapia que necesita la provincia de Segovia, una infraestructura técnica y sanitariamente compleja y que debe ejecutarse con todas las garantías. En este momento se están estudiando las posibilidades edificatorias de la parcela junto al edificio ‘Antonio Machado’, que creemos que reuniría las condiciones necesarias para la nueva dotación. 
Le aseguro que me llenaría de satisfacción poder concretar más, poder decirles a los segovianos una fecha,  porque, desde el momento en que asumí la responsabilidad como delegado territorial me comprometí a trabajar para que Segovia contara con este servicio que considero esencial para los pacientes oncológicos.
Usted que recorre la provincia,  ¿cuál es el estado emocional de los segovianos después de nueve meses de pandemia?
La primera impresión que percibo de los alcaldes es la de la responsabilidad hacia sus vecinos. Es verdad que también noto el cansancio de muchos meses de lucha contra un enemigo invisible y desconocido para todos, pero, en primer lugar, lo que me llega es la voluntad de los alcaldes por ayudar, por colaborar, el compromiso que tienen con la gente de sus pueblos, su preocupación constante por la salud de todos los vecinos, su disposición a trabajar de forma incansable para mejorar la situación. 
Y respecto a la población segoviana, puede que sea muy aventurado por mi parte lanzar un calificativo para el estado anímico de toda la provincia, supongo que habrá muchas sensibilidades, muchas situaciones personales distintas, la de los que han sufrido pérdidas irreemplazables, la de quienes se encuentran en situaciones económicas muy complicadas, la de los que se enfrentan a diario con los efectos de esta pandemia…, pero puedo imaginar que uno de los sentimientos que seguramente hemos tenido todos en algún momento es el del cansancio, por lo prolongado de esta situación.
¿La situación sanitaria les frena otras actividades y proyectos?, ¿qué previsiones tienen en cuanto a inversiones en Segovia?
Es cierto que todos los esfuerzos económicos de la Junta de Castilla y León se han concentrado prioritariamente en estos meses en luchar contra pandemia y sus efectos. 
No puede ser de otra manera en una situación tan excepcional como la que estamos viviendo. Hay proyectos que quedaron estancados al sobrevenir la crisis sanitaria y que creo que poco a poco van a ir avanzando, proyectos como finalizar la construcción del edificio de Formación Profesional e iniciar el edificio para Secundaria y Bachillerato del nuevo IES del barrio de San Lorenzo; la renovación y mejora de la carretera de La Granja, desde su conexión con la SG-20; o proyectos como la construcción del centro de salud Segovia IV y del centro de salud de Cuéllar. Todos ellos me preocupan, todos son necesarios para la provincia y espero que vayan dando pasos para convertirse en una realidad en un futuro próximo.
Ha pasado ya un año desde que tomó posesión, ¿qué balance puede hacer de su gestión?
La verdad es que si hecho la vista atrás, me parece mentira que haya pasado poco más de un año desde que asumí esta responsabilidad como representante de la Junta de Castilla y León en la provincia de Segovia. Los acontecimientos que hemos vivido son de tal intensidad que hacen que el transcurso del tiempo parezca tener incluso un ritmo distinto al que tenía antes de la pandemia del coronavirus.
Quizá no soy yo quien deba valorar mi gestión, eso serán otros. Yo solo puedo decir que sigo igual de comprometido con el trabajo y con el servicio público a los ciudadanos de Segovia como cuando tomé posesión. He aprendido mucho en este periodo y sigo aprendiendo cada día, estoy al frente de un equipo de casi 6.000 trabajadores, he conocido a magníficos profesionales a quienes estoy muy agradecido por su compromiso y por su esfuerzo constante y espero, en todo momento, poder estar al altura tanto de estos profesionales como de lo que esperan los ciudadanos de la Junta de Castilla y León.