scorecardresearch

Despliegue de bomberos

Sandra Segovia
-

La Diputación de Segovia creará dos parques dependientes de la institución en Boceguillas y Palazuelos de Eresma que entrarán en funcionamiento durante el curso 2023-2024

Despliegue de bomberos

El pleno de la Diputación de Segovia ha aprobado la Memoria de Creación del Servicio Provincial de Bomberos, la cual recoge un total de doce parques formados tanto por bomberos profesionales como por bomberos voluntarios. 

Los dos parques de bomberos propios con los que contará el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la institución provincial comenzarán a funcionar en Palazuelos de Eresma y Boceguillas a lo largo del curso 2023/2024. Estos serán parques tipo 2, lo que significa que están ubicados en municipios de menos de 20.000 habitantes y que deberán tener personal presencial las 24 horas, un tiempo de cinco minutos de salida, al menos tres intervinientes por turno, dos vehículos y equipo para accidentes de tráfico, entre otras dotaciones. Cuéllar, Cantalejo, Sepúlveda, Coca, El Espinar, Riaza y Santa María la Real de Nieva suman siete parques tipo 3a, lo que se traduce en parques que atienden áreas de intervención cuyos riesgos son inferiores a la media del resto de la provincia, y aunque deben prestar servicio las 24 horas, no requieren de personal presencial. El tiempo de salida se establece en 15 minutos, con dos intervinientes por turno, un vehículo autobomba y otro en función de las particularidades, entre otros. A éstos se suman tres parques tipo 3b en Navafría, Ayllón y Fuentidueña, que atienden áreas de intervención cuyos riesgos son poco significativos, por lo que basta con tener un medio de extinción movilizable (o un vehículo autobomba, una motobomba o un carro de material de extinción). Todos ellos se verán reforzados gracias al convenio con la Diputación de Valladolid y sus parques tipo 2 de Íscar, Peñafiel y Medina del Campo. 

Un convenio por el que, según el diputado de Hacienda y Administración General, Óscar Moral, la institución provincial ha apostado por la creación de un parque de bomberos de referencia en Boceguillas, ya que gracias a la colaboración con la provincia pucelana, «la zona de Tierra de Pinares está perfectamente cubierta». Una decisión que se opone a las peticiones del Grupo Socialista en la Diputación, quien ha instado a la institución en repetidas ocasiones a crear un parque de bomberos en uno de los municipios ubicados en Tierra de Pinares para no tener que depender de los convenios con Valladolid. Además, critican el «oscirantismo» en lo que respecta tanto  al coste que supondrá para los Ayuntamientos como para los segovianos que sufran un siniestro.

Por otro lado, la apuesta por la construcción de las infraestructuras de extinción de incendios en Palazuelos de Eresma y Boceguillas también contradice las recomendaciones del Plan Sectorial de los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) de la Junta de Castilla y León, que establece la distribución mínima de los parques de bomberos para cubrir la práctica totalidad de la población en un tiempo de respuesta óptimo de 20 minutos, proponía que los parques de bomberos de Cuéllar y El Espinar fueran de tipo 2.  

Otro de los motivos por los que la institución provincial ha tomado la decisión de crear dos parques de bomberos propios ha sido el aumento en el coste del convenio firmado por un período de cuatro años (2021-2024) con el Ayuntamiento de Segovia para que los efectivos de la capital prestaran servicio también en la provincia. El presidente, Miguel Ángel de Vicente, alegaba que la institución «no iba a hipotecar los intereses de los pueblos ni el dinero de los vecinos por los caprichos de otra administración»,acusando al consistorio de «no saber medir las consecuencias de aumentar de manera exponencial el coste de un servicio que se ha sobredimensionado hasta llegar al abuso», ya que el precio por la prestación de estas funciones se triplicó.

Ante las declaraciones del presidente de la Diputación, la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, señalaba que los ciudadanos de Segovia que pagaban los impuestos en la capital no tenían que costear «lo que suponía a mayores prestar servicio en la provincia», algo que habían asumido «de forma injusta». 
características. El Parque de Palazuelos de Eresma «está llamado a ser el parque de referencia de la provincia», ha asegurado el presidente provincial,  ya que se compone de una parcela de 5.620 metros cuadrados y un edificio de 1.084,46 metros cuadrados. Así, contará con una zona para prácticas, tanto de conducción como de acciones propias de la profesión como excarcelaciones, simulacros de incendios o trabajos en altura. Además del edificio, se creará una explanada pavimentada en la superficie libre de parcela, que servirá para la realización de maniobras con vehículos y para la colocación de casetas prefabricadas para realizar simulacros de situaciones con fuego y humo. También se construirá una torre de maniobras de 17 metros de altura para la práctica de acceso y evacuación por fachadas y escaleras. Por último, la edificación principal del parque consta de dos partes bien diferenciadas y se construirá en dos plantas: garaje y pieza de zonas de estancia, con uso administrativo en una parte y uso vivienda en otra. El presupuesto para la construcción del parque se sitúa en 1,2 millones de euros. En cuanto a la dotación de recursos humanos, se destinarán a este parque 21 efectivos, mientras que la flota de vehículos estará compuesta por dos vehículos de intervención rápida 4x4 con equipo de extinción y excarcelación, un camión Bomba Rural Pesada, un Camión Bomba Urbana Ligera, un vehículo de mando intervención, un brazo escala con cesta de rescate de 22 metros y un camión nodriza. 

En lo que respecta al parque de Boceguillas consta de una parcela de 4.627 metros cuadrados y un edificio de 647,83 metros cuadrados en una sola planta con zona estancial y garaje con capacidad para albergar cuatro vehículos de grandes dimensiones. La flota de este parque se compone de un vehículo de intervención rápida 4x4 con equipo de extinción y excarcelación, un camión Bomba Rural Pesada, un Camión Bomba Urbana Ligera y un vehículo de mando intervención, mientras que la dotación en recursos humanos estará compuesta por 16 efectivos. La construcción de este parque cuenta con un presupuesto inicial de 800.000 euros. 
Por tanto, el presupuesto aproximado para ambas infraestructuras será de dos millones de euros, mientras que la inversión realizada hasta el momento en vehículos se aproxima a los 2,5 millones de euros, que se verá incrementada en los próximos meses con la adquisición de la flota al completo. A esto hay que sumar el equipamiento de los bomberos que supera los 6.000 euros cada uno, estimándose el coste total en más de 220.000 euros teniendo en cuenta que serán necesarios 37 efectivos para cubrir las necesidades de ambos parques y otros 100.000 euros en equipos de telecomunicaciones.

En lo que se refiere a los diez parques restantes de la provincia, las características son diferentes. El de Cuéllar contará con ocho efectivos y varios vehículos: un autobomba urbana pesada, equipada con cisterna y bomba y un autobomba forestal pesada de 3.500 litros, además de un equipo de rescate en accidentes de tráfico; el de Coca con tres efectivos y varios vehículos: un autobomba forestal pesada de 3.500 litros, un autobomba rural pesada de 5.000 litros equipada con excarcelación para accidentes de tráfico, un cisterna con capacidad de 5.000 litros y uno de intervención rápida. Cantalejo, por su parte, cuenta con 16 efectivos y en vehículos: un autobomba forestal pesada 3.500 litros, uno de intervención rápida con bomba ligera de incendios de 500 litros de capacidad, un furgón con equipo de excarcelación y un remolque con equipos de bombero. En el caso de Sepúlveda son cuatro efectivos y cinco voluntarios con un autobomba rural pesada, un autobomba forestal pesada, un vehículo de intervención rápida y un equipo de accidentes de tráfico; en El Espinar son 12 efectivos y un vehículo autobomba forestal con 3.500 litros de capacidad además de uno de intervención rápida y equipo de rescate de  accidentes, las mismas dotaciones que en Santa María la Real de Nieva, que reduce el personal a dos efectivos. En Riaza, también con dos efectivos, cuentan con un vehículo autobomba forestal pesada con cisterna y equipo de impulsión, además de uno de intervención rápida y equipo de rescate en accidentes de tráfico, al igual que en Navafría, donde sólo varía el número de efectivos que se reducen a dos.  En Ayllón también son dos efectivos con una motobomba, un vehículo de intervención rápida y equipo de rescate. Por último, Fuentidueña cuenta con tres efectivos, un vehículo autobomba forestal pesada con cisterna y equipo de impulsión, vehículo de intervención rápida y equipo de rescate. A éstos se suman los parques de Valladolid con los que la Diputación tiene convenio (Íscar, Peñafiel y Medina del Campo) y el futuro acuerdo con la Diputación de Ávila para el parque de bomberos de Arévalo. 

Cobertura. Según la Diputación, con el dimensionamiento y la localización de los parques del Servicio Provincial de Bomberos se consigue que el 99 por ciento de la población esté en tiempos de respuesta bajos. De ellos, el 98 por ciento son inferiores a treinta minutos.