scorecardresearch

Los brotes de temporeros se extienden al resto de población

David Aso
-

Sanidad constata «cierta transmisión» a partir de los brotes en las campañas agrarias, pero espera que la subida de incidencia empiece a remitir y la situación del hospital siga controlada

El punto de vacunación de la avenida Padre Claret sigue operativo. - Foto: Rosa Blanco

Segovia mantiene las tasas de contagios más altas de España, pero no dejan de estar en nivel de alerta 2 o riesgo medio. Y después de encadenar cinco semanas seguidas al alza, la curva se aplana y amaga con bajar sin que este inquietante último periodo haya llegado a elevar los ingresos en el hospital, que lleva desde el 29 de septiembre sin notificar una muerte relacionada con la pandemia. 

En UCI hay dos pacientes de 47 y 69 años y en planta, cinco con una edad media de 45. Los de UCI están vacunados, uno con Janssen y otro con Pfizer, y tres de los cinco de planta también, pero las autoridades sanitarias no dejan de advertir que, aunque se puedan registrar positivos entre personas en teoría inmunizadas, los síntomas suelen ser casi siempre leves.

Entre los nuevos positivos de Segovia destacan dos de la variante llamada Delta Plus, que se considera más contagiosa, pero no más peligrosa que el resto, sobre todo si se está vacunado.

Nada que ver, en cualquier caso, la situación de ahora con la que sucedía durante las olas sin población inmunizada, cuando un 10% de los positivos acababan en ingresos, un 10%de esos ingresos en la UCI; y un 10% de los críticos fallecía. La mortalidad se situaba así en torno al 1% o más, mientras que ahora no alcanza ni el 0,4% enSegovia.

El gerente de Asistencia Sanitaria de Segovia, Jorge Elízaga, en declaraciones a El Día, ve por todo ello que la situación está «razonablemente normalizada» en el hospital, pero no en la calle. «A nivel de incidencia la situación tampoco llega a ser problemática ni preocupante, pero sí que nos hace mantener la guardia muy alta para que los estudios de contactos no se nos escapen y poder cuarentenar a la gente, porque si los positivos salen a la calle, quieras que no la epidemia iría a más, y aún hay gente que no está vacunada», argumenta. Un 20% de la población segoviana, concretamente, incluyendo los niños. 

La mayoría de los positivos que se vienen registrando durante el último mes están además muy localizados, salvo excepciones, en los pueblos con brotes entre temporeros, que son los que dispararon las estadísticas de incidencia de una provincia que, a mediados de septiembre, aún se situaba entre las tres con menos covid del país.

No obstante, «pese a que el mayor porcentaje de positivos sigue estando relacionado con los brotes de los temporeros, ya empezamos a observar cierta transmisión de casos hacia la población en general», advierte Elízaga. Algo «normal porque los temporeros no viven aislados, tienen vida social... De hecho, está habiendo más incidencia en los pueblos que en Segovia capital», constata. No en vano, la provincia tenía activos este jueves siete brotes de temporeros sólo una más que una semana antes, pero el número total de brotes pasó de 18 a 25 en el mismo intervalo; sobre todo por los originados en el ámbito familiar, hasta derivar en contagios «con familias prácticamente al completo».

189 PUEBLOS SIN COVID O CASI. Aun así, lo cierto es que 189 de los 209 municipios de la provincia (dos más que hace una semana) presentaban este jueves una tasa de incidencia acumulada en 7 días dentro de los niveles considerados de nueva normalidad, frente a 14 en el umbral de alerta 4 o riesgo muy alto: Cantimpalos, Navas de Oro, Navalmanzano, Aguilafuente, Escarabajosa, Fuente el Olmo de Fuentidueña, Olombrada, Samboal, Sanchonuño, Villeguillo, Mozoncillo, Pinarejos, Chañe y Villaverde de Íscar.

Además, 13 de los 22 municipios de más de 1.000 habitantes que tiene Segovia no registraron ni un solo caso en los siete días previos a la actualización estadística de este jueves: Palazuelos, Torrecaballeros, Ayllón, Espirdo, Hontanares,Nava de la Asunción, San Ildefonso, San Cristóbal de Segovia, Villacastín, Cantalejo, Riaza, Trescasas y Valverde. Segovia capital, por su parte, contabilizaba 10 casos, dos menos incluso que Cuéllar y los mismos que Navas de Oro. Una muestra clara de cómo la incidencia afecta ahora más al medio rural que al urbano.