El CETA abre el primer conflicto deportivo del mandato

Nacho Sáez
-

El Ayuntamiento de Segovia y el CAS chocan por los cambios en el modelo de ayudas a atletas jóvenes

El CETA abre el primer conflicto deportivo del mandato

Se había convertido ya en casi una tradición que la alcaldesa, Clara Luquero, –y antes su predecesor, Pedro Arahuetes– se hiciera una fotografía en algún momento del año con los atletas becados dentro del Centro de Especialización Técnica de Atletismo (CETA). Era una forma de bendecir el respaldo municipal a un programa que ha estado ligado a 72 medallas nacionales y 368 autonómicas que han logrado a lo largo de los últimos años las promesas segovianas de la velocidad, el medio fondo, el fondo, los saltos y los lanzamientos. Sin embargo, esa imagen de unidad se acaba de romper. 
El Ayuntamiento ha decidido cambiar el modelo de ayudas a los jóvenes atletas al mismo tiempo que el Club de Atletismo Segovia (CAS) –que se encargaba de gestionar el CETA– ha decidido volver a convocar veinte becas a pesar de la falta de apoyo municipal. En el aire planean dos cuestiones acerca de las razones de este desencuentro. Por un lado, la gestión realizada por el CAS de este programa desde sus comienzos: una gran mayoría de los atletas que resultaban becados pertenecían al propio CAS y el resto de clubes segovianos  se habían quedado al margen de estas ayudas (por decisión propia o no). El otro motivo que puede estar detrás de este enfrentamiento es que el director técnico del CAS, José Antonio Manrique, se presentó a las pasadas elecciones municipales en la lista de Centrados y no dudó en criticar a la concejala de Deportes, Marian Rueda, hasta el punto de calificar su labor como «un auténtico fiasco».
Entre medias el PP no ha salido en defensa del viejo CETA, pero ha criticado que el Ayuntamiento «no haya contado con los clubes para elaborar la propuesta de colaboración con los atletas segovianos». «Lo ideal sería que se creara un Centro de Tecnificación del Atletismo de Segovia, coordinado por el Ayuntamiento y la federación de atletismo, en el que tengan cabida todos los clubes y se convierta en un nexo de unión entre ellos», ha señalado. De momento la herida continúa abierta, al menos hasta que la edil de Deportes lleve su nuevo propuesta a la Junta Rectora del Instituto Municipal de Deportes.