El velódromo de Madrona, al borde de la demolición

D. Aso/ N. Sáez
-

El Ayuntamiento buscará fórmulas para su eliminación y la construcción de una pista en otro punto de la ciudad.

El entonces alcalde, Pedro Arahuetes (centro), inaugura en septiembre de 2013 el campo de fútbol 7 que se creó en el Velódromo. - Foto: DS

Ha constituido una reivindicación histórica del ciclismo segoviano, pero los sucesivos equipos de Gobierno en el Ayuntamiento no han encontrado fórmulas para rehabilitar y volver a poner en funcionamiento una pista que vio dar las primeras pedaladas de numerosos corredores locales, algunos años antes de dar el salto incluso al profesionalismo. El Velódromo de Madrona –no confundir con los terrenos conocidos como del Velódromo, en el barrio de San Millán– ha languidecido hasta hoy, cuando se sitúa al borde de la demolición de acuerdo a los planes  que maneja el Ayuntamiento. 
La Concejalía de Deportes estudiará fórmulas para su eliminación. Así lo reconoce su titular, Marian Rueda, que quiere evitar «la ruina total» de una instalación que hace años que se encuentra en un estado impracticable. En 2013, el entonces Gobierno de Pedro Arahuetes acondicionó la zona central para habilitar un campo de fútbol 7 que actualmente continúa activo. La intención municipal ahora no es suprimirlo, sino vaciar el hormigón que da forma al Velódromo para despejar la zona o construir una grada, en función de los estudios que realicen más adelante los técnicos.
Los plazos no están definidos, pero este antiguo espacio de entrenamientos para ciclistas seguirá el mismo camino que otros muchos de este tipo por toda España. En Burgos, el PSOE ha propuesto recientemente que el Velódromo de San Cristóbal, donde avanza el óxido y la maleza de forma inexorable, sea transformado en un área multideportiva  que formaría un todo con unos campos de fútbol anexos y que contaría incluso con piscinas quizás, ya que el proyecto no está cerrado.
Mérida y Novelda (Alicante) encarnan otras de las ciudades donde el paso del tiempo y su infrautilización han atropellado a los velódromos. Por contra el concejo asturiano de Grado inauguró uno hace poco menos de un año –con una inversión de 180.000 euros– dotado de una cuerda de 200 metros y pistas de baloncesto, bádminton y  voleibol. La concejala de Deportes no habla de construir un velódromo en Segovia pero sí una pista peraltada. Es uno de los compromisos que aparecían en el programa electoral socialista y ya ha comenzado a dar pasos en esa dirección.
«Hemos hablado con las escuelas y sobre todo con Antonio Barrio y es lo que quieren», asegura Rueda, que también ha empezado a testar las posibles ubicaciones de esa pista. El actual recinto ferial o el futuro parque del Valle de Tejadilla son las primeras que han salido, pero el proyecto aún transita por su fase embrionaria. De momento sí que se ha alcanzado un consenso con los clubes para que las carreras de los más pequeños que tengan como escenario Segovia se celebren en el barrio de Comunidad de Ciudad y Tierra. «Hay zonas que están muy poco transitadas que se pueden cerrar y hacer ahí las competiciones», apunta la propia edil de Deportes.
Casi diez kilómetros separan ese punto del Velódromo de Madrona, que tiene echada su suerte. «Cuesta más arreglarlo que hacer uno nuevo. Para la pista estamos buscando un lugar en la ciudad para que las escuelas no tengan que ir hasta allí entre otras cosas por el desnivel que hay», concluye Rueda.