scorecardresearch

El rodillo de los socios de Gobierno permite elegir senadores

SPC
-

La inclusión de Javier Maroto en la terna, junto a Vidal Galicia y Fran Díaz, provoca el voto en contra de toda la oposición, con la excepción de Igea que se abstuvo

El senador por designación autonómica,Javier Maroto (i), recibe la felicitación del presidente de la Junta tras el Pleno. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Los socios de Gobierno utilizaron ayer el rodillo de la mayoría absoluta que ostentan por primera vez esta legislatura para sacar adelante la propuesta de los senadores por designación autonómica, cuya aprobación no estaba definida ante la ambigüedad de Vox sobre el sentido de su voto. Finalmente, los de Santiago Abascal sumaron sus 'síes' a los delPartido Popular y el actual portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, fue reelegido senador por Castilla y León en una lista conjunta que también integran el exprocurador Vidal Galicia (PP) y el senador Fran Díaz (PSOE), con los 44 votos de los dos socios de Gobierno, frente a PSOE, UPL, Soria Ya, Unidas Podemos y Por Ávila, que votaron en contra, mientras que Cs se abstuvo. El rechazo de los partidos de la oposición volvió a estar vinculado con las críticas al PP por proponer de nuevo que Maroto repita como senador por designación de una Comunidad con la que no tenía vínculos hasta 2019, cuando se empadronó en Sotosalbos (Segovia) para cumplir con el requisito formal y poder ser elegido, con la perspectiva de convertirse en el portavoz popular en el Senado.

Tras el Pleno, que duró poco más de media hora, incluidas las tomas de posesión de dos procuradores del PP y otros dos puntos del orden del día además de la votación, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, felicitó a Maroto y Galicia en los pasillos de las Cortes. En esa breve conversación informal, Maroto le confesó al responsable autonómico que el Pleno le había parecido «cortito», a lo que Mañueco le respondió: «Más rápido y más tranquilo que hace tres años», en referencia a la polémica surgida por el empadronamiento del político vitoriano en Sotosalbos (Segovia) días antes de su elección en 2019.

Satisfecho.

Pese a las preguntas de los medios de comunicación, Maroto rechazó hacer declaraciones sobre las críticas de la oposición y el respaldo de Vox y se remitió a la rueda de prensa convocada por el portavoz del PP en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz. «Naturalmente que sí, por supuesto», fueron sus únicas palabras en relación a si se encontraba satisfecho por el nombramiento. «Basta ya de hacer demagogia si el señor Maroto nació, vivió o durmió fuera de Castilla y León», dijo más tarde el portavoz del GrupoPopular,Raúl de la Hoz, para recordar que el segoviano Óscar López, que trabaja en La Moncloa, fue candidato a la Junta residiendo en Madrid.

Por su parte, el también recién reelegido senador, el socialista Fran Díaz, defendió el voto contrario de su formación a los nombres propuestos por las Cortes, entre los que se encuentra el suyo, por ubicarse entre ellos el del senador popular Javier Maroto, que «no tiene vinculación con Castilla y León». A la salida del hemiciclo, en declaraciones a Ical, Díaz se mostró «satisfecho» con su designación por la «confianza» de su partido en él «por segunda vez» aunque reconoció que salía con una «sensación agridulce» por la designación de Javier Maroto.