scorecardresearch

La Segoviana sufre su tercera derrota

Gimnástica Segoviana
-

3
Atlético Paso
1
Gimnástica Segoviana
Finalizado
El equipo de Ramsés Gil cae contra el Atlético Paso a pesar de adelantarse con un gol de Fernando Llorente.

La Segoviana sufre su tercera derrota

La Gimnástica no pudo sacar nada positivo de su visita a La Palma donde perdió (3-1) en un partido en el que se adelantó por mediación de Fer Llorente, pero tres minutos de desconexión con un penalti en contra y un nuevo gol a la salida de un córner mandaron a los gimnásticos en desventaja al descanso. Otro gol nada más arrancar el segundo parcial terminó por descomponer al equipo azulgrana que ya no pudo reaccionar, pese a intentarlo, en el segundo periodo.

Presentó Ramsés en el Municipal del Paso a Pagola en portería; con Adrián, Javi Marcos, De Frutos y Sergio Arévalo en defensa; Manu como pivote; Hugo Díaz y Fer Llorente como interiores; Acuña y Borrego en las bandas y Gómez en punta. El equipo canario salió con dos lineas de cuatro y dos hombres en punta. Quedaron fuera de la convocatoria Hugo Marcos y Dani Arribas.

Empezó mandando el equipo local y Armiche pudo hacer el primero para los locales en el minuto cinco con un centro chut envenenado que no encontró portería. No llegó la primera opción de la Segoviana hasta el minuto quince cuando una falta peligrosa fue ejecutada por Hugo Díaz muy cerca del travesaño de la portería del Paso. Otra ocasión a balón parado, esta vez de Acuña en el minuto 22, se convirtió en la ocasión más clara hasta el momento con un disparo fortísimo que mandó Arellano a córner.  Con el viento a favor, la Segoviana fue poco a poco tomando las riendas del partido merodeando las inmediaciones del área local, aunque sin exigir a Arellano de otra manera que no fuera a balón parado.

Y así, a balón parado, llegó el primero de la tarde. Una falta provocada por Acuña y muy alejada de la portería local se convirtió en tanto gracias a la picardía de Llorente, el viento y el exceso de confianza de Arellano, que pasó de héroe en Copa para los suyos una semana atrás a culpable de la ventaja gimnástica. Con el marcador a favor sufrió la Gimnástica las arremetidas del Atlético el Paso que con más corazón que cabeza quiso marcharse al descanso al menos con el empate.  El premio le llegó a los canarios en el minuto 42 cuando Piera transformó un claro penalti cometido por Javi Marcos. La Segoviana entró en colapso y – una vez más – a balón parado, el Paso se puso por delante a la salida de un córner.

Sin cambios en el once gimnástico arrancó la segunda parte. Espoleados por el mal sabor de boca que dejó el final de la primera parte, salió mordiendo la Gimnástica generando peligro por mediación de Fer Llorente a balón parado y con el correspondiente saque de esquina.  Pero fue de nuevo el equipo de La Palma el que mostró contundencia con el tanto de Piera, que ejecutó una jugada en ataque de manera magistral. Movió Ramsés Gil el banquillo introduciendo al césped artificial del Paso a Ivo y Juan de la Mata en detrimento de Manu y Javi Marcos.

El cambio trajo consigo una defensa de tres para la Gimnástica aplicando una vocación ofensiva que empezó a plasmarse en el minuto 65 con un remate de cabeza de Juan de la Mata que Arellano repelió como pudo. Piera pudo marcar el tercera en su cuenta y cuarto para su equipo en el 70 en los mejores minutos de los canarios. Agoney marró un gol a puerta vacía en el 72 y el partido se convirtió en una lotería en el que la Gimnástica compraba boletos para salir goleada de La Palma. Finalmente la baja de Bolaños que dejó a su equipo con diez por lesión propició un último arreón de la Sego con un remate de Acuña de cabeza y otro de De Frutos que se estrelló en el larguero.

Los cambios de La Palma le otorgaron algo de calma al encuentro y el partido fue muriendo sin más incidencia ni daños para una Gimnástica que volvió de vacío de la Palma para disgusto de jugadores, cuerpo técnico y la treintena de gimnásticos que se desplazaron al partido. Ahora toca pensar en el siguiente compromiso del domingo 27 ante el Villanovense, un viejo conocido de la afición gimnástica.