Iberaval aspira a alcanzar 1.000M€ de financiación en 2022

David Alonso
-

La SGR presenta su Plan Estratégico para los próximos tres años con el objetivo de elevar un 17% su apoyo a las empresas y dar respuesta a las «incertidumbres» económicas actuales

El presidente de Iberaval, César Pontvianne, antes de comparecer en la sede de la SGR para presentar el nuevo Plan Estratégico de la entidad hasta 2022. - Foto: Miriam Chacon (Ical)

La Sociedad de Garantía Recíproca Iberaval se ha marcado como reto alcanzar los 1.000 millones de euros de financiación a pymes y empresas en 2022, así como elevar su volumen de socios hasta los 32.000. Así lo establece el Plan Estratégico 2020 - 2022 presentado por el presidente de la SGR castellana y leonesa, César Pontvianne, que reconoció que el nuevo documento marco de la entidad es «muy ambicioso» y se estructurará sobre 12 estrategias específicas cuyo objetivo es «seguir siendo útil para las pymes». El presidente de la sociedad aseguró que este plan servirá para dar respuesta a los «momentos de desconfianza e incertidumbre» que se viven actualmente, donde, tal y como apuntan los estudios económicos, los crecimientos del PIB estarán por debajo del dos por ciento, lo que «dificultará la creación de empleo neto».


Una situación que ha llevado a la SGR a establecer un crecimiento previsto en la actividad de Iberaval durante los próximos, manteniendo los criterios conservadores en el análisis del riesgo de los últimos años, «más moderado» en consonancia con las previsiones económicas. Pontvianne, que detalló el Plan Estratégico en la sede de Iberaval, certificó que las líneas maestras de la estrategia se centran en alcanzar y superar la barrera de los 1.000 millones de euros de riesgo vivo –financiación–, lo que supone un aumento del 17 por ciento respecto a 2019, cuando se cerró el ejercicio con 850 millones; así como alcanzar los 32.000 socios en Iberaval, 3.000 más que en la actualidad.


«Queremos ser los compañeros de viaje de las empresas», apuntó Pontvianne, la SGR que preside es «la mejor y más útil alternativa a la financiación tradicional», ante lo que recordó que Iberaval acapara una quinta parte de todo el sistema nacional de garantías», algo que calificó como «orgullo». Durante su intervención también se marcó como reto apoyar el crecimiento empresarial en Castilla y León, y comentó que dos tercios de las operaciones que avalan corresponden a micropymes de menos de diez empleados. «Es un objetivo clave, mejorar el acompañamiento para que aborden proyectos de crecimiento en cooperación con la Junta», indicó Pontvianne.


De igual manera, remarcó su apuesta por que las empresas se lancen a la digitalización, y avanzó que la SGR aspira a firmar nuevos convenios con la Junta de Castilla y León –con Consejerías más allá de Economía–, que permitan ampliar el abanico de proyectos que apoyar. «Queremos ser un referente en la financiación de las pymes y los autónomos en los diferentes ámbitos de mercado», apuntó.


Balance del anterior plan

El presidente de Iberaval aprovechó su intervención para hacer una balance del Plan Estratégico de la entidad 2017-2019, y reseñó que desde Iberaval apoyaron 13.155 proyectos empresariales. Pontvianne detalló que cerraron el anterior plan con una morosidad del 4% y una financiación a empresas por 850 millones, lo que supone un aumento del 34% respecto al inicio del mismo; con una cifra de socios partícipes de 29.000. En este punto, defendió que estos son el centro de su actividad, con el 60% del capital social, por lo que quieren que aumenten hasta 32.000 en Castilla y León y La Rioja, donde la entidad desarrolla el 70% de su actividad.


Nuevo gobierno

Cuestionado sobre el nuevo Ejecutivo nacional, el presidente de Iberaval les instó a actuar con «sentido común», «igual que a todo el mundo», dijo; al tiempo que mostró su disconformidad con subir el SMI porque «las retribuciones deben estar ligadas a la productividad».



Las más vistas