scorecardresearch

La reurbanización de Daoiz empezará este año

Nacho Sáez
-

El Ayuntamiento tiene previsto licitar ya las obras, que también afectarán a la calle Marqués del Arco.

La reurbanización de Daoiz empezará este año - Foto: Rosa Blanco

Junto a la repavimentación de la avenida Padre Claret es la última gran obra viaria que tiene intención de realizar el Ayuntamiento de Segovia antes de que en mayo del próximo año finalice el actual mandato corporativo. No hay tiempo que perder y la alcaldesa de Segovia, Clara Martín, ha asegurado que la reurbanización del eje Catedral-Alcázar comenzará antes de que acabe 2022.

El anuncio de la licitación de los trabajos es inminente para gozo de los vecinos de esta zona y también para alivio del resto de los segovianos, avergonzados de la imagen que muestran las calles Daoiz y Marqués del Arco, dos de las más concurridas por los turistas cuando visitan un casco histórico que está declarado Patrimonio de la Humanidad. Enjambres de cables desplegados a lo largo y ancho de los edificios que en ocasiones incluso cruzan de una acera a otra por el aire. A veces mal sujetos pero siempre afeando un paisaje que se supone que cuenta con los más altos niveles de protección.

El proyecto de reurbanización del eje Catedral-Alcázar contempla una renovación integral de tuberías, la supresión de cables de las fachadas, la eliminación de tramos de aceras estrechas... No obstante, con el objetivo de perjudicar lo menos posible a los establecimientos de la zona, las obras se van a ejecutar en dos fases para que una de ellas se encuentre terminada antes, en unos siete meses desde el inicio. El total previsto son 15 meses, aunque podría alargarse debido a los numerosos puntos calientes arqueológicos que hay en la zona.

La reurbanización de este eje contaba con tres proyectos ya redactados por separado desde 2013 con un coste global que entonces era de algo más de 600.000 euros, pero no llegaron a ejecutarse por la pérdida de parte de la financiación pública de Gobierno y de Junta de Castilla y León y por la baja implicación de los particulares con reformas de sus viviendas a través de los planes de rehabilitación como el que se llevó a cabo en las Canonjías.

Ahora cuenta con un presupuesto de 896.940,63 euros (IVA incluido), de los cuales algo más de 600.000 euros proceden de fondos de la Unión Europea. El Ayuntamiento aprobó el pasado 7 de abril en Junta de Gobierno Local el proyecto y ahora falta que saque a licitación las obras y que las adjudique a una empresa, que no se descarta que pueda rebajar los plazos previstos.