scorecardresearch

La incidencia contiene la crecida y se sitúa en 4.369 casos

SPC
-

Más del 43% de las pruebas diagnósticas que se realizan arrojan un resultado positivo

La incidencia contiene la crecida y se sitúa en 4.369 casos - Foto: FS ICAL

La incidencia acumulada de coronavirus continúa creciendo en Castilla y León, aunque su escalada parece que comienza ralentizarse. A 14 días, la Comunidad alcanzó hoy los 4.369 casos, 182 más que ayer, pero 116 menos que el incremento registrado hace una semana. No obstante, desde el pasado día 4 de enero la incidencia se ha incrementado en la Comunidad un 21,9 por ciento.

Mientras tanto, según los datos de la Consejería de Sanidad recogidos por Ical, la ocupación de las UCI se mantiene estable en el 31 por ciento, un punto y medio por debajo de los niveles de hace una semana, mientras que el porcentaje de pruebas diagnósticas se situó por segunda jornada consecutiva en el 43,40 por ciento.

Las nueve provincias continúan en riesgo extremo y subiendo, Palencia, con 5.171 casos (+166), se mantiene en cabeza, lejos de los 3.233 de Zamora (+192) y los 3.710 de León (+218), que son las provincias que presentan los niveles más bajos. El resto de las provincias superan ya la barrera de los 4.000. Segovia registra 4.841 (+131), seguida de Valladolid, con 4.636, que es la provincia que menos suben con 32 casos más que ayer. Por el contrario, Burgos es la que anota un mayor incremento, hasta los 284 casos por cada 100.000 habitantes, lo que deja la tasa en 4.837. Soria registra 4.725 (+251), Ávila, 4.352 (+233), y Salamanca 4.241 (+240).

La tasa a siete días también se encuentra en riesgo muy alto y con relación al lunes la media regional se apunta una subida de 111 casos para situarse en los 2.301. Burgos presenta la tasa más alta con 2.805 casos, seguida de Segovia (2.628), Palencia (2.592) y Soria (2.551). La mejor situación también corresponde a Zamora, con 1.701 casos, por detrás de León (2.064), Salamanca (2.140), Valladolid (2.227) y Ávila (2.322).

Por su parte, la ocupación de las UCI se encuentra en riesgo muy alto en todas la provincias a excepción de Segovia (12,90 por ciento) y Salamanca (25 por ciento). El nivel más alto lo presenta Palencia (43,48 por ciento), seguida de León (37,97 por ciento), Soria (35,71 por ciento), Valladolid (32 por ciento), Burgos (31,91 por ciento), Ávila (28,57 por ciento) y Zamora (26,32 por ciento).

Mientras tanto, la ocupación de camas de hospitalización por casos de COVID se incrementa cuatro décimas, hasta el 12,68 por ciento. En riesgo medio solo se encuentra Soria (7,35 por ciento), mientras Zamora alcanza el nivel muy alto con un 15,57 por ciento. En riesgo alto permanecen León, con el 14,23 por ciento, Valladolid (13,90 por ciento), Salamanca (12,33 por ciento), Palencia (12,22 por ciento), Segovia (11,38 por ciento), Burgos (10,67 por ciento) y Ávila (10,38 por ciento).

Por último, el número reproductivo básico se incrementa hasta el 1,09. León se sitúa en cabeza con el 1,18, por delante de Burgos (1,15), Soria (1,13), Zamora (1,12), Ávila (1,11), Segovia (1,07), Salamanca (1,02) y Valladolid y Palencia, ambas con 1,01.