Se armó el Belén

Cristina Sancho
-

El PSOE de Cuéllar pide la dimisión de la concejala de Cultura, Sonia Martín (PP) por cargar al Ayuntamiento los gastos de su asistencia a uncongreso. El alcalde respalda su gestión y le felicita por el trabajo realizado en su área y en el belenism

La concejala de Cultura, Sonia Martín, durante las pasadas Navidades - Foto: C.S.

No se trata de la película que tanto éxito tuvo las Navidades de 2017, ni del clásico protagonizado por Paco Martínez Soria, sino de la situación política que en los últimos días se está viviendo en Cuéllar después de que el PSOE pidiera la dimisión de la concejala de Cultura, Sonia Martín, o en su defecto su cese por parte de la Alcaldía. Los socialistas piden la ‘cabeza’ de la edil y desde finales del pasado octubre también presidenta de la Asociación Cultural Belenistas de Cuéllar por haber cargado a las arcas municipales los gastos de un viaje «privado». En total, 327 euros en conceptos de alojamiento, peaje de autopista, parking y comida. 
Martín viajó del 12 al 15 de octubre de 2017 a Vitoria para participar en el Congreso Nacional de Belenistas. La responsable de Cultura, que en aquella fecha ya era miembro de la Asociación de Belenistas, ha explicado que participó en este congreso como representante del Ayuntamiento en el área de Cultura. 
El PSOE considera, sin embargo, que no fue así y pide que reintegre el dinero y dimita. El portavoz socialista, Carlos Fraile, ha esgrimido varios recortes de prensa de aquel evento, en los que en ningún momento se menciona al Ayuntamiento, y una fotografía publicada en la página de Facebook de la asociación donde se puede comprobar, a través de la credencial del congreso, que la entidad a la que representaba Sonia Martín era a la Asociación Cultural Belenistas de Cuéllar. Con estas pruebas para Fraile no hay duda de que «se trató de un viaje privado pagado con dinero público, lo cual es indecente y escandaloso», según apunta. Además ha recordado a la responsable de Cultura que «a la política se viene a servir y no a servirse, por lo que no puede seguir ni un minuto más como cargo público».
Las reacciones no se han hecho esperar y el alcalde de Cuéllar, Jesús García, ha salido a los medios de comunicación para defender la labor de la concejal de Cultura. «Usted solicita su dimisión y yo no la acepto, sino lo que hago es felicitarla [a Martín] por los casi cuatro años de gestión en esa área y de forma muy especial en lo referido al belenismo», ha dicho tajante el primer edil, quien ha explicado además que existe un documento firmado por el presidente nacional de la Asociación de Belenistas donde certifica que Sonia Martín asistió al congreso en calidad de concejal de Cultura del Ayuntamiento y que como tal tiene acreditación para los actos institucionales. 
Por segunda ocasión, el alcalde ha defendido la participación de la concejal en Vitoria en 2017. «Considero que la presencia de la concejal en estos congresos es necesaria y beneficiosa para el municipio y que gracias a esto y a un sinfín de viajes y reuniones con otras asociaciones ha contribuido a dotarnos de conocimiento y experiencia, lo que se ve reflejado en los distintos belenes que se montan en nuestro municipio». Garcia considera que el gasto está más que justificado y la repercusión económica en beneficio del Ayuntamiento es muy positiva. El alcalde ha dado algún detalle de los belenes que se montarán este año en espacios públicos municipales y ha incidido en que la propia concejala está realizando los trabajos en horas nocturnas y con ayuda de voluntarios de la asociación. Por este motivo, García considera desproporcionado pedir su dimisión, considera que carece de sentido porque el trabajo que está desempeñando supone un ahorro para las arcas municipales y los conocimientos adquiridos revierten en beneficio del Ayuntamiento.
En una primera defensa y antes de que el PSOE pidiera su dimisión, Martín explicó que participó en el congreso como concejala de Cultura basándose en que «en el municipio hay una asociación importante cultural de belenistas e interesa participar en la federación para que toda España conozca que Cuéllar tiene y hace belenes». «Por mediación de los belenes hemos conseguido que Cuéllar sea un punto importante a nivel de España», añadió. La edil realizó estas afirmaciones recordando que en las pasadas Navidades unas 24.000 personas pasaron por la ruta de belenes que se organizó y que sirve para atraer visitantes a los pueblos. Además, apuntó que el Ayuntamiento asumió los 280 euros del coste de la inscripción y los entre 150 y 200 euros de gastos de hotel para que asistiera al congreso y que el resto fueron desembolsados por ella misma. 
El alcalde de Cuéllar, Jesús García, ha insistido en respaldar a la concejala de Cultura y ha justificado el pago de estas cantidades aludiendo a que se desconoce el importante posicionamiento que tiene la localidad en el mundo del belenismo. «El belenismo es un arte y una tradición indistintamente de que se comparta el componente religioso o no y hay que mantenerlo porque es un atractivo turístico importante que hace cuatro años no existía y que hace que la gente se mueva en la calle y genere actividad económica en la localidad, por lo que el gasto está más que justificado», ha explicado.
Las primeras reacciones fueron calificadas por el portavoz socialista como «esperpento». «Sus declaraciones son sumamente contradictorias e irresponsables», apuntó a la par que acusó a la concejala de mentir y faltar a la verdad. Fraile ha pedido al alcalde menos lecciones y más ética pública e institucional y vigilancia sobre el dinero público, y no entiende la complicidad del primer edil para permitir el pago de este viaje privado. El portavoz socialista considera que el belenismo se puede impulsar desde la esfera privada y con apoyos puntuales del Ayuntamiento al igual que se hace con cualquier asociación local. Por su parte en el rifirrafe de acusaciones, Jesús García ha acusado a Fraile de utilizar las peores armas de la política. «Con esta actitud el PSOE no se merece que usted sea su candidato (…) Procure que la próxima dimisión que se pida no sea la suya, y esta con argumentos válidos», concluye García. 
Desde el grupo local de Ciudadanos que se está creando en la villa de cara a las próximas elecciones, también han mostrado su preocupación por la situación y piden a la concejala que dé una explicación sobre lo sucedido. Además, reclaman que de ser ciertas las acusaciones reponga el dinero de su bolsillo y creen que Martín no debería continuar en su cargo en el Ayuntamiento.