Sugerencias para cenas informales

Patricia Martín
-

'El fogón' de Cristina Valverde, Bar Ruta 66.

'El fogón' de Cristina Valverde - Foto: PABLO MARTIN

Los actuales propietarios del Metrópolis, en la calle de Los Coches, dan un paso más para dar respuesta a muchos de sus clientes que les comentaban que echaban en falta un sitio, por la misma zona de San Millán, donde poder cenar algo informal. En la misma calle se quedó libre un local de amplia trayectoria hostelera y así abrieron, para las Ferias y Fiestas de Segovia, el bar Ruta 66. «El ambiente es de taberna irlandesa», explica Cristina Valverde, con una decoración en la que destaca por encima de todo, la madera y la iluminación. 
En cuanto a la propuesta gastronómica, su oferta se basa en platos informales pero «de mucha calidad y dar un buen servicio, en el que iremos ampliando la carta poco a poco». El Ruta 66 abre todos los días, excepto los miércoles, desde las siete de la tarde hasta la hora de cierre, a las 23.30 horas. La idea es ofrecer un nuevo espacio en Segovia para cenas y ya verán, en el futuro, si se puede ampliar al horario de comidas. 
Las hamburguesas de carne de ternera llevan un filete de 250 gramos y como el resto de sus hamburguesas son «a la carta. El cliente se la prepara como quiere. El precio base es el pan con la carne que puede ser de ternera, de pollo o la vegana, que lleva arroz con lentejas». Los ingredientes son: cebolla (normal, caramelizada y crispy); rúcula; tomate natural; bacon, huevo frito; queso o queso semicurado. 
Cristina Valverde destaca que también se puede optar por «la sorpresa de la semana, que puede ser algo que añade a la hamburguesa o puede ser que sea diferente, nunca se sabe. Hay que arriesgarse», resume. 
Además preparan perritos calientes, que puede ir acompañado de varios complementos, también a elegir según el gusto del comensal: cebolla frita, bacon, jamón york, guacamole, pepinillos o queso fundado. El Ruta 66 también ofrece Tabla de patatas fritas «con tres o seis salsas», y su creación más reciente, la Pizza Ruta 66, «con una masa elaborada totalmente casera». En la cocina, Cristina Valverde cuenta con el toque maestro y experto de Iván Martín. 
El Ruta 66 funciona como bar normal, con su selección de cervezas y también de pinchos, además de otras posibilidades y combinaciones. Cuenta con una característica doble puerta de acceso. Al fondo de la planta de calle, dispone de una zona «con dardos y con una maquina de Arcade, con los juegos de toda la vida, como el Tetris o el paintball», mientras que en la planta de abajo, hay un comedor que, en un meses contará con una decoración acorde con la estética del resto del bar, «queremos que al final del año esté en pleno funcionamiento», señala Cristina Valverde. Otro o componente destacado del Ruta 66 es la música, donde suenan los grandes éxitos del pop de las décadas de los 70 y los 80. 
En breve, el Ruta 66 también contará con un servicio que tiene gran éxito entre los clientes del Metrópolis: el cargador de teléfonos móviles con «cajetines individuales que cada uno tiene su clave», para tener total seguridad.