scorecardresearch

Denunciado cinco veces en un minuto en el barrio de San José

Nacho Sáez
-

La Policía Local propone para sanción a un hombre de mediana edad por cinco infracciones en la calle Tomasa de la Iglesia.

Calle Tomasa de la Iglesia. - Foto: Google Street View

Un hombre de mediana edad recibió ayer cinco denuncias simultáneamente en la calle Tomasa de la Iglesia. Los hechos se produjeron en torno a las seis de la tarde en la mencionada vía del barrio de San José. El informe de servicio de la Policía Local detalla que a las 17.50 horas de este domingo se propuso para sanción a esa persona por consumir alcohol en la calle, por incumplir la obligación de usar mascarilla, por escupir en la calle, por desobeder a los agentes y por faltar al respeto también a la autoridad.

Ha sido la actuación más llamativa de un fin de semana en el que la Policía Local ha efectuado dos detenciones. Una de ellas, en colaboración con la Policía Nacional, a un hombre por violencia de género en la Carretera de Villacastín. La otra el viernes por la noche después de que, en torno a las 21.30 horas, se produjera un choque entre dos turismos en la calle Angustias, en el barrio incorporado de Hontoria. El siniestro se saldó con daños materiales, pero el conductor de uno de los vehículos fue arrestado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

También dio positivo en la prueba de alcoholemia una de las cuatro personas que fueron denunciadas en los tres controles de vehículos, conductores, alcoholemia y drogas que llevó a cabo la Policía Local durante el fin de semana en la plaza de Artillería, la avenida Padre Claret y la avenida Gerardo Diego. Las otras tres fueron propuestas para sanción por no tener pasada la ITV (dos) y por tener el permiso de conducir caducado (una).

El exceso de velocidad fue el motivo, mientras, de las 13 infracciones detectadas en la avenida Don Juan de Borbón y Battemberg y la CL-601. Durante el viernes, el sábado y el domingo, los agentes municipales formularon también dos denuncias por consumir drogas en lugares públicos (en las calles San Gabriel y Caño Grande), dos por realizar necesidades fisiológicas en la vía pública (en la confluencia de las calles Herrería y Juan Bravo y en la calle María Zambrano, una por desempeñar una actividad sin licencia comercial (Plaza Mayor) y otra por ocupar con la terraza más de un diez por ciento respeto a la superficie autorizada (Plaza Mayor).