scorecardresearch

"El curso se afronta con esperanza y cierta tranquilidad"

A.M.
-

Con 42 años, el 28 de octubre de 2019, este profesor de Geografía e Historia de Secundaria tomó posesión de su cargo que, restando los meses iniciales, ha estado centrado en las medidas sanitarias contra la Covid-19 en un área muy sensible

Diego del Pozo, director provincial de Educación - Foto: Rosa Blanco

El director provincial de Educación en Segovia, Diego del Pozo de Andrés, de 44 años,  asegura en una entrevista con este periódico que el curso 2021-2022, que comienza para Infantil y Primaria, este viernes, «se afronta sobre todo con esperanza y con cierta tranquilidad que surge de la experiencia del curso anterior, que funcionó perfectamente». Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y funcionario de carrera del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria, desde 2011, añade que «los niños y los jóvenes van a estar seguros en los centros, son lugares seguros y, como se demostró el curso pasado, lo van a seguir siendo». 

¿Cómo se afronta el curso en este segundo año de pandemia,  teniendo en cuenta que se encuentran vacunados tanto los profesores como los alumnos hasta los 12 años?

Se afronta sobre todo con esperanza y con cierta tranquilidad que surge de la experiencia del curso anterior, que funcionó perfectamente, como se demostró. Si fuese otra Comunidad quizá hubiéramos abierto informativos, pero como en Castilla y León debemos ser más humildes, pasa desapercibido el mantenimiento de la presencialidad todo el curso, desde los tres años hasta la F.P., fuimos la única autonomía que lo consiguió, es un hito a destacar, revalorizar y volver a subrayar, agradeciendo al conjunto de la comunidad educativa haber afrontado todo el curso en esa circunstancia. Esa experiencia más las vacunas dan un plus de tranquilidad que no teníamos.

¿Si cada vez que se pone una barrera el virus se la salta, no cree que estarán más expuestos aquellos alumnos que no estén vacunados?

El proceso de vacunación de los mayores de 12 años va a un ritmo bastante aceptable y en Segovia muy aceptable. Aún nos tiene que pasar los datos Sanidad pero habrá un importante número de alumnos que tengan incluso la segunda dosis, pero los menos de esa edad  no tienen vacuna,. Vamos a ver en qué queda esa cuestión, que deben abordar las autoridades sanitarias, y también con los que no se quieran vacunar. El protocolo que se va a implantar en las aulas de cara a los posibles contagios y personas que deben guardar cuarentena estamos a la espera de que tomen una decisión las comunidades autónomas pero, en principio, el curso empieza el viernes y mientras no tengamos otra cosa aplicaremos el del año pasado.. 

Algunas familias optaron porque sus hijos no acudieran a clase, ¿se les ha sancionado?

El porcentaje de alumnos que dejaron de ir a clase por miedo a la Covid-19 ha sido mínimo, muy muy bajo... El derecho a la educación lo tienen todos los niños y la obligación de los padres al respecto también está claramente tasada. El alumno es absentista o no, como en este caso con el tema de la pandemia, de hecho aquellos que no acudieron a clase por miedo se les ha tratado como un abstentista más. No ha habido ningún tipo de sanción. Todos los centros tienen un plan de apoyo y recuperación, no solo para esos alumnos sino para quienes hayan tenido que guardar cuarentena.  

¿Qué mensaje puede trasladar a las familias al inicio del curso?

De tranquilidad, los niños y los jóvenes van a estar seguros en los centros, son lugares seguros, como se demostró el curso pasado, lo van a seguir siendo. La tarea, como dije en una carta, es de toda la comunidad educativa, por muchos protocolos, instrucciones y recursos materiales y humanos que ponga la Administración encima de la mesa, el trabajo tiene que ser también por parte de los profesores, de los equipos directivos, de las familias y de los alumnos, para intentar mantener las medidas de seguridad y sanitarias durante todo el curso, que no dejan de ser documentos vivos, vayan adaptándose hacia la nueva normalidad y no haya que cambiarlos a medidas más restrictivas porque empeore la situación.

Entre las medidas adoptadas, el curso pasado, hubo desdoblamientos de aulas que, si hay que ver algo positivo de esta situación, provocó acercarse a una ratio profesor/alumno mucho más baja, lo que se viene reivindicando en aras de una mayor calidad de la enseñanza, pero parece que se vuelve a la situación anterior, al menos en algunos centros…

A diferencia de lo que ocurrió el año pasado, la Consejería de Educación, con una premura importante, el 15 de junio, publicó el protocolo para el comienzo de curso que recoge todas las medidas que se van a poner en marcha, este viernes. Todas repiten un poco esquema del curso anterior, en aquel momento, cuando se publican las instrucciones, la incidencia de Covid era muy baja lo que podía parecer una cierta exageración de guardar el metro y medio de separación o el uso de mascarilla, la evolución del verano y la quinta ola, que parece que remite, nos deja claro que el virus sigue estando ahí, no sabemos si va a saltar otra barrera, si va a aparecer otra cepa, lo que nos hace estar preparados.

El tema de los desdobles, como consecuencia de la separación del metro y medio, se va a mantener durante todo el curso con las consiguientes contrataciones de profesores que van implícitas con esos desdoble. La consejera ha dejado claro que los contratos son para todo el curso, independientemente de que la pandemia avance hacia la nueva normalidad, ojalá, pero no tenemos bola de cristal. En todos los casos hay que guardar la distancia, cuando no sea posible habrá que desdoblar los grupos, teniendo en cuenta las ratio que son de 22 alumnos en Infantil y primero de Primaria,  25 en el resto de los cursos de Primaria, 30 en Secundaria y 35 en Bachillerato.  

Con una previsión de 23.862 alumnos frente a 23.662 del curso pasado, un 0,85% más, ¿cómo va a quedar definitivamente la plantilla de profesores?

Hemos tenido un aumento de población estudiantil y los desdobles van acordes con la evolución de los cursos, también los institutos y la F.P., con las optativas, provoca la contratación de más profesores. Nos vamos a mover en número similares a los del curso pasado, hay que ver cómo cerramos el proceso de FP, aún con matrícula abierta… Se van a contratar tantos profesores como sean necesarios para garantizar las medidas de seguridad en las aulas, ese es el compromiso.   

Los sindicatos han criticado que hay falta de previsión y transparencia en la contratación de personal, porque se está llevando a cabo ahora en vez de haberlo hecho en junio, ¿cuál ha sido la causa?

La transparencia está garantizada en un sistema público como el que tenemos. Cada uno tenemos nuestro papel pero los sindicatos tienen que saber, y lo saben, cuando se produce la organización de los centros: después de los exámenes de septiembre, para saber cuántos alumnos pasan al curso siguiente, si se supera la ratio y hay que desdoblar. Por ejemplo, podemos tener un grupo con 30 alumnos en primero de la ESO, en junio, aprueban dos más y hay que hacer el desdoble, pero eso no ocurre hasta después de los exámenes de septiembre. 

En relación con el curso pasado, éste desaparece una unidad con tres alumnos y se mantienen dos con cuatro, ¿cómo esta la situación en la provincia?

En Segovia solo vamos a tener una escuela con cuatro alumnos, en Veganzones, hemos tenido más, Nieva, San Pedro de Gaíllos y Cerezo de Abajo, han dejado el grupo porque aumenta el número de alumnos que garantiza tener abierto el centro. Como aspecto negativo, se cierran las aulas de Lastras de Cuéllar, donde había tres alumnos y los padres han decidido trasladarlos a Fuentepelayo, y las de Valseca, donde había dos alumnos, que son trasladados a Valverde. Estas dos son las que se cierran, una por la voluntad de los padres y la otra por falta de niños.

¿Qué resultado dio la enseñanza online, sustituyendo la presencial, debido a la pandemia, con familias sin medios y sin preparar?.

Eso nos pilló con el pie cambiado a todos, tomé posesión el 28 de octubre de 2019 y, cinco meses después se produjo el confinamiento y hubo que acometer el curso con los medios que teníamos. Creo que se hizo razonablemente bien y todos los centros pusieron a disposición de los alumnos todos los medios telemáticos, sobre todo a aquellos que tenían especial dificultad, de hecho la Consejería facilitó tarjetas SIM para que pudieran conectarse. Hemos tenido un reciclaje exprés en la materia, que unido también a la dotación de material por la Consejería, nos permite afrontar un futuro mucho más optimista. 

¿Cuando se regresó a lo presencial, había alumnos con carencias de conocimientos?

Una clase presencial no puede sustituirse nunca por una virtual, pasa lo mismo con las reuniones que tenemos, el trato personal y el cara a cara no puede ser sustituido nunca por una pantalla. El final de aquel curso [2019-2020] fue totalmente anómalo y, evidentemente, esas carencias se intentaron suplir con los planes de refuerzo que tenían implementados todos los centros desde el primer día de curso.  

Para el instituto de San Lorenzo hay una partida de 6.650.000 para licitación de las obras, que deberían estar concluidas, ¿para cuando se aprobará esta asignatura pendiente? 

La última visita que hizo a Segovia, a El Espinar, la consejera Rocío Lucas ya anunció que todo el proceso administrativo, que es muy garantista, alarga cualquier tipo de incidencia en una obra de esta envergadura. Surgieron imprevistos que incrementaron el proyecto inicial en más de un millón de euros e hizo que comenzara a tener problemas la empresa adjudicataria, dando inicio a una batalla legal que acaba de concluir. 

Las obras de los dos edificios, tanto el de la ESO como el de FP, se reanudarán a comienzos del año que viene. Es evidente el compromiso de la Consejería con ese instituto, que es una demanda tanto del barrio de San Lorenzo como de la ciudad de Segovia. El Instituto ‘Ezequiel González’ es un edificio antiguo y hay que sacar de ahí a los alumnos, sobre todo para dar alas, además de a la Secundaria, a las familias profesionales de madera y especialmente la rama sanitaria, que tiene una demanda de contratación y de estudiantes que quieren cursas auxiliar de enfermería o técnico de emergencias. Una vez implantada esta rama, el instituto de San Lorenzo, unido a la Escuela de Enfermería, son dos noticias importantes. 

¿Qué novedades formativas se van a implantar en Segovia?

Aparte del Grado Superior en Arte Textil en la ‘Casa de los Picos’,  se van a implantar varias novedades, como tres ciclos nuevos: Construcciones Metálicas, en La Albuera, y Actividades Ecuestres y Ganadería y Asistencia en Sanidad Animal, en la Escuela de Capacitación Agraria, y también una enseñanza profesional de instrumentos de púa – bandurria y laúd – en el Conservatorio Profesional de Música.  Estos ciclos vienen a potenciar la FP  que es uno de los valuartes de la educación, tanto desde el punto de vista del número de alumnos que la cursan como de las salidas profesionales.